Del Rivero pide al juez que testifique Torres en el caso de BBVA y Villarejo

18 de abril de 2022

El expresidente de Sacyr Luis del Rivero ha pedido al juez que investiga la relación del BBVA con empresas vinculadas al excomisario José Manuel Villarejo la declaración como testigo del presidente de la entidad, Carlos Torres Vila, para esclarecer su grado de conocimiento sobre las contrataciones.

Compartir en:

En un escrito, Del Rivero cree relevante que se dilucide si Torres Vila estaba al tanto del contenido de una carpeta "drive" en la que el banco comenzó a recopilar documentación sobre los encargos a Villarejo, coincidiendo con las primeras publicaciones en prensa, carpeta que habría abierto el director de comunicación del BBVA, Paul Tobin.

Según relató al juez la responsable de seguridad física del BBVA, Díaz Ochagavia, Tobin abrió la citada carpeta para reconstruir la relación con Villarejo desde el primer contrato para valorar si la actuación había sido legal. Con la declaración de Torres Vila, señala el escrito, se podrá averiguar si éste conocía dicha información "y decidió no reflejar parte de su contenido" o por el contrario la desconocía. Asimismo, los representantes legales de Del Rivero instan al titular del juzgado central de instrucción nº 6, Manuel García Castellón, a que vuelva a tomar declaración al exdirector de Comunicación del banco, Javier Ayuso, que ya testificó en noviembre de 2019.

Entonces, Ayuso explicó lo que sabía de los trabajos de Villarejo dada su labor de investigación hacia 2015 como periodista del diario El País, por la que presuntamente fue amenazado por el excomisario, conocimientos que aportó a la investigación interna del BBVA, que fue impulsada por el entonces presidente, Francisco González, y ampliada con la llegada de Torres Vila a la presidencia de la entidad en 2019.

La "operación Trampa", novena pieza separada del caso Villarejo, gira en torno a los supuestos servicios de espionaje a políticos, empresarios y periodistas que el banco habría encargado al excomisario desde 2004, cuando la constructora Sacyr inició, sin éxito, un movimiento para tratar de tomar el control de la entidad. A mediados de 2019, el juez acordó la imputación tanto del BBVA como de su expresidente Francisco González en una causa en la que ya figuraban como investigados otros antiguos directivos del banco, como el exjefe de seguridad Julio Corrochano, o el ex consejero delegado Ángel Cano.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda