Hacienda tendrá que pagar unos 1.000 M€ a Telefónica

20 de noviembre de 2021

La Audiencia Nacional ha estimado un recurso de Telefónica contra Hacienda y ha declarado la nulidad de las liquidaciones del impuesto sobre sociedades de los ejercicios 2009 y 2010, reconociendo a la operadora el derecho a obtener las devoluciones de las cantidades ingresadas en exceso en esos ejercicios 2009 y 2010.

Compartir en:

De esta forma, la compañía tendrá derecho a recibir más de 1.000 millones adicionales a los 903 millones (702 millones de principal y 201 millones de intereses de demora) que ya le reconocieron los tribunales anteriormente por este mismo pleito, en parte gracias a que la Abogacía del Estado desautorizó a Hacienda y se puso del lado de la compañía, al dar la razón a su petición. Así consta en una sentencia del pasado 29 de octubre a la que ha tenido acceso el rotativo, en la que se reconoce a Telefónica el derecho a “obtener las pertinentes devoluciones (adicionales a las ya obtenidas) de las cantidades ingresadas en exceso en los ejercicios 2009 y 2010″.
Aunque el fallo no cuantifica esa cantidad, el recurso de la compañía de telecomunicaciones fijaba en al menos 1.588 millones de euros el principal del impuesto pagado de más a Hacienda. Restados los 702 millones que ya reconoció Hacienda, quedan más de 800 millones, que con los correspondientes intereses de demora sumarán más de 1.000 millones.

El fallo de la sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional amplía por tanto la devolución que Hacienda tuvo que realizar en 2019 tras la resolución del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC), que estimaba el recurso de Telefónica, por las cantidades pagadas en exceso por el Impuesto sobre Sociedades entre 2008 y 2011. El importe total de los pagos fraccionados realizados por Telefónica por el impuesto sobre sociedades en los ejercicios 2009 y 2010 ascendió, respectivamente, a 1.295,6 y 729,4 millones de euros, con lo que la cifra podría ser incluso superior.
El origen de este largo contencioso fue la adquisición del buscador Lycos por la filial Terra en mayo de 2000 por más de 8.000 millones de euros (12.500 millones de dólares) y su venta cuatro años después por 90 millones. La compra, realizada mediante canje de acciones, fue la mayor macrooperacion llevada a cabo hasta entonces por la compañía, que en ese momento presidía Villalonga.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda