Solo alguien con verdadero compás podría lanzarse hacia las entrañas del flamenco

Un tablao en otro mundo

11 de abril de 2021

El flamenco no entiende de fronteras. Si su compás te atrapa, estás perdido. O te has encontrado. Eso es algo que entiende a la perfección David López Canales (Madrid, 1980). El periodista y escritor va en busca de historias, las mismas que le han llevado a escribir libros como El Traficante (La Esfera de los Libros, 2019) o que le hacen escribir columnas en Vanity Fair. 

Compartir en:

Pero esta historia es diferente. En este libro, López Canales muestra un poco de su alma flamenca, porque hay que tenerla para atreverse a desempolvar la memoria de tantos flamencos legendarios, de uno y de otro lado del mundo. Solo alguien con verdadero compás podría lanzarse hacia las entrañas del flamenco, a traspasar fronteras geográficas, temporales e imaginables, y plasmarlo todo en un libro que, tan solo con abrirlo, ya parece estar susurrándote un palmeo y una guitarra de fondo.
Un tablao en otro mundo es un libro de historias. Las historias de aquellos flamencos que, sin saber muy bien dónde ir, se fueron al lejano y desconocido Japón. También es un libro de pasión, porque ¿qué es si no el flamenco? Pasión desbordada por los cuatro costados del escenario, que traspasa las páginas de este libro de la misma forma que traspasó fronteras, primero de su originaria Andalucía, y luego, de España para ir extendiéndose como una fiebre imparable por todo el mundo.

El flamenco es un lenguaje universal. Por eso mismo, aquellos flamencos − como Pepe Habichuela, Manolete o Cristina Hoyos − que volaron por primera vez al país del sol naciente, aunque no entendiesen “ni papa” de japonés, no tuvieron problemas para hacerse entender, bailando, tocando, o cantando. Del mismo modo, López Canales habla del flamenco y de sus historias: de alegrías, seguiriyas, fandangos o compases, sin necesidad de que el lector sea un gran erudito. Porque con tan solo dos frases y una pataíta por bulerías el flamenco se hace entender.
Pero este no es solo el libro de aquellos flamencos españoles que dejaron España y se fueron a Japón a comenzar una aventura, sino también el de aquellos japoneses que sintieron el pellizco. La llamada del flamenco. Aquellos que comenzaron como alumnos y se convirtieron en maestros. Los que se encontraron con ellos mismos gracias a la pasión desbordada de partirse la camisa en el escenario. Y es, por supuesto, un libro de culturas enfrentadas, de países diferentes, pero con un idioma común: el flamenco. El mismo que permitió que surgiera la amistad −incluso el amor− entre gitanos del Sacromonte, madrileños de Madriz y japoneses y japonesas de pleno centro de Tokio.

Este es un libro que guarda el alma de cada uno de los que pusieron parte de su pellizco flamenco en él. Un libro que une dos mundos, a priori opuestos, pero con un puente tendido, donde el compás se lleva dentro, sin importar de dónde se sea, donde se ha descubierto que “el duende” no es solo del Sacromonte y donde ya todos chanelan.

Un tablao en otro mundo 
David López Canales. 
Alianza Editorial. 2021.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda