Un Amor

20 de junio de 2021

Sara Mesa (Madrid, 1976) tiene la capacidad de convertir lo cotidiano en extraordinario. De cocinar la monotonía a fuego lento y que esto dé como resultado una novela que deja con un sabor agridulce en los labios. 

Compartir en:

Ya lo hizo con Cara de Pan, su anterior novela que fue publicada el pasado 2018, y lo ha vuelto a conseguir con Un Amor, de 2020.
En este libro Mesa narra la llegada de Nat, una joven traductora, a La Escapa, un pueblo perdido en no se sabe qué punto exacto de la geografía española. Aunque tampoco es necesario saber dónde está Nat, ni dónde se desarrolla la historia, porque ella está tratando de huir de un pasado que no quiere ni siquiera recordar, y cuando se trata de huir ¿Qué más da donde sea? Sin embargo, Sara Mesa no deja que esta incógnita sobre el pasado de Nat se sitúe en el centro de la historia, porque este es un libro sobre monotonía, sobre el día a día, sobre el calor sofocante del campo y sobre el daño que puede causar el pasado en el presente. 
También, como su propio nombre indica, es un libro sobre amor. Un amor que la autora sitúa en una balanza, haciendo equilibrios casi circenses entre la relación más nimia e insignificante y el amor más obsesivo y tórrido que pueda existir. Una relación que, de nuevo, gira en la espiral de lo cotidiano al son que dicta el entorno rural en el que se desarrolla la novela. Este amor que narra la autora es más que la relación entre dos personas, es la historia de cómo el entorno se apodera del día a día, de cómo esa espiral de monotonía se adueña de las vidas, incluso de las relaciones, de cada uno de los habitantes de La Escapa sin dejarles escapatoria posible, y de cómo estos se tienen que adaptar a la llegada de una extraña, al igual que la extraña se tiene que adaptar a ellos, a sus costumbres y a sus rarezas. 
Un Amor es la cotidianidad hecha novela. Una amalgama de tierra, costumbres, valentía, casticidad, amor y obsesión en pequeñas dosis que parecen estallar en las manos de aquel que posee el libro y lee sus páginas. Y, como siempre, tras una explosión solo queda aturdimiento. Exactamente eso ocurre con Un Amor. Este es un libro que deja que su protagonista y su historia te calen en lo más hondo, para que luego, tras el estallido, ambos se desvanezcan como si nada hubiese pasado. Y el lector se queda ahí, con el libro entre las manos, aturdido, sin saber muy bien qué acaba de ocurrir.  
Sara Mesa hace de Un Amor una gran reflexión. A lo largo del libro plantea posibilidades, misterios, incógnitas, que quedan abiertas, como grandes puertas en la mente del lector. Y aunque el libro se cierre estas se siguen abatiendo furiosamente, en un aviso ruidoso de que siguen ahí, esperando la reflexión que permita cerrarlas. 

Un Amor
Sara Mesa
Editorial: Anagrama
Páginas: 192
Fecha de publicación: septiembre de 2020


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda