Piedras en el bolsillo

28 de agosto de 2021

Una mujer y dos países enmarcados en culturas opuestas se encuentran en Piedras en el bolsillo de la mano de Kaouther Adimi (Argel, 1986), residente en París. La novela, traducida al castellano por Aloma Rodríguez, da voz en primera persona a la vida de una joven argelina con ganas de encontrar su lugar en el mundo.

Compartir en:

La obra relata cómo su joven protagonista decide encauzar su vida, rebelarse contra lo establecido y conseguir la independencia que tanto desea. Para ello embarca desde Argel hacia París con el objetivo de un nuevo horizonte cargado de una ansiada libertad personal. Paradójicamente su vida en la capital francesa provoca en sí misma una añoranza hacia el pasado relativamente cercano. Pero no todo es nostalgia: entre sus recuerdos también aparece la opresión social que sentía en Argel para que encontrara un marido que fuera su sustento de futuro. Esto último -acudir al matrimonio de su hermana- acaba siendo el motivo de su vuelta a Argel, donde debe enfrentarse a las ansias por parte de su madre de que el próximo matrimonio sea el de la protagonista.
La escritora presenta su historia personal con una escritura fresca y un tono melancólico a la par que humorístico. Tras esta vivacidad estilística se esconde la cercanía con la que Kaouther Adimi acompaña la lectura de esta obra. Su vida es antagónica, su vuelta a Argel no está dentro de sus objetivos, pero París es un lugar gélido donde su protagonista no consigue encontrarse. Bajo esta contraposición se encuentra la reflexión más profunda acerca de esta historia. Las piedras que cargó en un pasado son los recuerdos que ahora su autora narra y que le ponen en tela de juicio cómo debe o no debe ser su futuro. 
Piedras en el bolsillo refleja una lucha social contra la mochila que determinadas culturas deben cargar. Las condiciones sociales son realidades innatas, las que personas -en especial las mujeres- como Kaouther pretenden disolver. Pero el peso de la balanza se eleva cuando eres extranjero en un país en el que sorprende dicha condición. El matrimonio por decreto es la piedra más pesada para el personaje de esta novela. Las conversaciones telefónicas con su madre son el reflejo de lo que ella escapa. Una madre que, a su vez, carga con las lecciones patriarcales. Un marido, un buen futuro, en definitiva, un hombre al que cuidar. Una madre que es ensombrecida por la valentía de una hija que marca su propio camino. 
La valentía que transmite la autora bajo esta historia narrada en primera persona es el símbolo de aquello que anheló en un momento de su vida. El deseo y la razón de ser lo que ella quiere sin temor al qué dirán y, en especial, sin seguir los patrones establecidos. Es un relato audaz y libre de sumisiones que, a su vez, están presentes como rocas que apisonan sus deseos. 
Piedras en el bolsillo
Kaouther Adimi
Libros del Asteroide, 2021. 





 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda