Hamnet

11 de septiembre de 2021

Maggie O´Farrell deslumbró al mundo con su anterior novela "Tiene que ser aquí"; en esta ocasión Libros del Asteroide presenta su siguiente obra, "Hamnet", en la que se ofrece un sugerente retrato, en forma de novela, de la vida más ordinaria de Shakespeare

Compartir en:

Sobre Shakespeare se ha escrito mucho. No faltan novelas y películas que traten sobre la vida y la obra del gran dramaturgo inglés y que muestran su genialidad; algunas, incluso, imaginan la hipotética vida amorosa del genio, aquella que le habría inspirado a escribir sus grandes dramas. Pero lo que hace Maggie O´Farrell en esta novela supera con creces aquello que hayamos podido ver antes.

O´Farrell, ya reconocida en el mundo literario por su anterior libro, Tiene que ser aquí (2016), deja atrás la majestuosidad, la grandilocuencia, de la que se ha ido ataviando a Shakespeare a lo largo de los siglos para dejarlo al desnudo, entregando en estas páginas no al gran literato, sino al preceptor de latín. Tanto es así que la autora no necesita ponerle nombre propio. En las páginas de este libro no aparece el nombre “William” ni una sola vez, mucho menos su apellido. Porque lo que no se nombra no existe, y si el genio no existe, si Shakespeare no existe ¿qué queda entonces? Tan solo el “marido”, el “hijo” o el “padre”. O´Farrell nos muestra con ello la faceta más anodina del gran escritor, porque ella sabe que esta no es la historia de William, sobre el que ya se ha escrito en innumerables ocasiones, no, esta es una historia que va más allá. Esta es una historia sobre la cotidianidad, sobre lo excéntrico del día a día, sobre el dolor, la muerte, y el amor en todas sus expresiones. Y para ello, no hace falta invocar a Shakespeare, sirve con un preceptor de latín, su familia, y su dolor.

Esta novela es una oda a la cotidianidad, donde a la vez se plasman sutiles elementos mágicos o excéntricos, que se posan suavemente sobre Agnes, la mujer del preceptor, la madre de Hamnet, la verdadera protagonista de la historia. Agnes es en esa sociedad de varios siglos atrás lo que podría considerarse una “mujer peculiar”, que conoce la naturaleza y la emplea a su gusto, incluso, según algunos, que puede descifrar el futuro. Por menos llevaron a muchas a la hoguera. Sin embargo, O´Farrell hace que la excentricidad que envuelve a Agnes quede recogida en un ambiente tan doméstico, que apenas pasa de puntillas por los ojos del lector, quien al ver a Agnes ve a una mujer fuerte, diferente, sí, pero llena de dolor desde el instante en el que su madre muere hasta el momento en el que su hijo pequeño, Hamnet, corre la misma suerte.
Y es que el título que Maggie O´Farrell escoge para su novela no es casual. Si bien la protagonista es Agnes, el detonante de la historia es su hijo menor: Hamnet. O, mejor dicho, su muerte. La autora utiliza la muerte del niño para hacer ver que el dolor es también un canal de expresión del amor: en el momento en el que el pequeño Hamnet fallece O´Farrell muestra cómo el amor es capaz de transformarse en dolor en un solo instante, y cómo este puede manifestarse de todas las maneras posibles, ofreciéndonos una gran variedad de perspectivas de la pérdida: desde la madre que ha perdido a su hijo pequeño, el padre, en apariencia fuerte, e incluso distante, y, por último, y más descorazonadora: la hermana melliza que pierde a su hermano: “Cómo se dice, pregunta Judith, cuando una persona tenía un gemelo y ya no lo tiene? (…) Si estás casada  y tu marido se muere, eres viuda. Y si a un niño se le mueren los padres se convierte en huérfano. Pero ¿cómo se dice lo que me pasa a mí?” O´Farrell pone palabras a lo imposible, a la desolación más absoluta, sin perder por el camino ni una sola pizca de sensibilidad.

La autora reconoce que no sabe de qué murió exactamente Hamnet Shakespeare, puesto que, si bien su muerte sí está registrada, la causa de esta no. Sea cual sea la realidad, O´Farrell hace que la leyenda cobre vida, que el dolor se palpe, y no solo a través de las palabras, sino del propio lamento que recogió el autor británico en su obra maestra (Hamlet) y del que sin duda esta novela se hace un eco que tardará mucho en desaparecer.
 
Hamnet
Maggie O´Farrell
Traductora: Concha Cardeñoso
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 352
Fecha de publicación: Febrero de 2021


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda