Bobby March vivirá para siempre

26 de marzo de 2022

Alan Parks es un escritor de novela negra en el más puro de los sentidos, como lo ha demostrado en las ya publicadas y lo reafirma en ésta.

Compartir en:

El protagonista de la serie es un policía veterano, Harry McCoy, con una conducta a veces poco moral, pero sin llegar nunca a ser un policía corrupto. El autor que ha nacido en Glasgow coloca la acción de su novela allí y es todo un despliegue de localizaciones variadas de un lugar que conoce bien. En sus novelas el tiempo es importante -seguramente como le pasa a todo el mundo en Glasgow- y en este caso la acción transcurre en pleno mes de julio con unas temperaturas muy altas para esa ciudad, detalle que se repite con frecuencia y contribuye a dar una sensación de malestar y dramatismo al relato.

Como ha caído en desgracia de Raeburn, su jefe, cuando se ha producido la desaparición de una niña de trece años, es apartado del importante caso y relegado a otro de atraco y robó de dinero de menor importancia y a la vez el jefe máximo le encarga que localíce a su sobrina, también una adolescente de quince años, que ha desaparecido de casa de sus padres. Junto con esto, hay una historia vieja que recorre todo el relato: la de un cantante de rock, Bobby March, que aparece muerto por sobredosis y en el que también se ve involucrado McCoy. Esta variedad de casos supone una riqueza de historias que el lector tiene que ir encajando para no perderse, ya que todas ellas tienen su relación.

McCoy funciona con su ayudante Wattie aunque el jefe le ha separado de él para fastidiarle, pero le mantiene al día en el caso más importante de la niña desaparecida a espaldas del jefe; Wattie le es muy leal y está casado con una periodista que también tiene su espacio en la novela. Cooper es un mafioso amigo de la infancia de McCoy y que también entra en escena de una manera tremenda porque ha caído en una situación límite con las drogas, pero sale adelante gracias a la fuerza y determinación de McCoy.

Todo en la novela se desarrolla minuciosamente y así se tiene ocasión de penetrar en el submundo de los delincuentes que está brillantemente descrito, con gran realismo y verosimilitud. Un pequeño paseo por el Ulster, conecta con el IRÁ y la situación política de esos momentos, ya que la novela se desarrolla en los años setenta del siglo pasado. Al final todo se acabará resolviendo gracias a McCoy, pero de una forma muy natural: no hay saltos, ni personajes que aparecen de repente, sino actuaciones lógicas que explican todo el embrollo.

Como es lógico se suceden episodios de violencia y de depravación moral, pero el autor sabe entrar en ellos sin caer en un dramatismo o en descripciones sangrientas y desagradables. El lenguaje es fuerte en todo momento y soez en algunas ocasiones, pero empleado con medida. En conjunto una buena novela policiaca que se sale del ámbito puramente comercial que a veces se da en el género.


Bobby March vivirá para siempre

Alan Parks
Tusquets (2022)
423 págs. €
ISBN: 978-84-11070591
T.o.: Bobby March Will Live Forever
Traducción: Juan Trejo Alvarez

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda