La diagonal Alekhine

19 de febrero de 2022

La novela es la biografía del campeón mundial de Ajedrez de 1937. El título lo consiguió en Argentina derrotando al campeón en seis partidas, Capablanca. Alexander Alekhine (1892-1946), nacido ruso, nacionalizado francés, no le concedió la revancha, tal como era lo habitual y nunca más se enfrentaron. Para Alekhine según la novela, Capablanca siempre fue una obsesión.

Compartir en:

En su conjunto muestra a un hombre atormentado por su ego, tremendamente infeliz, despótico, mal educado (comía con las manos, por ejemplo), alcoholizado, buscando el aplauso contantemente, amante del lujo, perezoso, indolente y con fuertes ataques de depresión y de ira. Unido a una mujer de la que vive, que acaba por abandonarle. Pero todo esto anida en una cabeza prodigiosa capaz de jugar y ganar varias partidas simultáneas y ciegas. Con los otros ajedrecistas se muestra siempre arrogante y despreciativo.

La novela se fija solo en una época de su vida. Después de una gira por América del Sur, vuelve en barco a Europa desde Argentina y llega a Lisboa, donde es esperado y aclamado y se encuentra con uno de sus pocos amigos, ya que admiradores tiene muchos, pero amigos prácticamente ninguno. De Portugal pasará a París, ya que Francia le concedió la nacionalidad y lo hace en el momento de la ocupación alemana. Contactan con él y lo convierten en una máquina propagandista con su consentimiento como modo de vivir y medrar. Comienza su vida de colaboracionista con los nazis, dedicándose a escribir contra los judíos y denigrándoles como ajedrecistas, lo que le va a llevar al desprecio del resto de sus colegas y a no ser invitado al campeonato mundial que se celebró en Londres en 1946, poco antes de su muerte. De vuelta a Portugal, solo y abandonado, reside en Estoril donde morirá, fue enterrado en Lisboa y solo pasados los años el gobierno francés accedió a que fuera enterrado en Paris y sufragó los gastos.

El autor va a mostrar el lado más feo de los nazis, sobre todo de las SS, procurando dejarles mal en todo momento. De hecho, hay unos episodios sexuales degradantes que enturbian la lectura del libro y unas conversaciones soeces también de corte sexual entre unos soldados groseros, queriendo mostrar la perversión moral de algunos de ellos.

La novela está bien escrita y tiene un buen ritmo, pero al ser el personaje tan poco agradable posiblemente solo interesará a los amantes de este juego.

La diagonal Alekhine

Arthur Larrue
Alfaguara (2022)
277 págs. €
ISBN: 978-84-204-6093-2
Traducción: José Antonio Soriano Marco

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda