La familia Martin

14 de noviembre de 2021

El comienzo de la novela no puede ser más sorprendente: un escritor que se ha quedado sin inspiración decide salir de casa y, una vez en la calle, abordar a la primera persona que encuentre y escribir una novela sobre ella. Y a quien se encuentra es a una persona mayor, viuda, que, no solo accede a su petición, sino que le sube a su casa, le ofrece un té y comienza el relato de su vida.

Compartir en:

Cuando están en medio de la conversación llega una de sus hijas y, tras la sorpresa y la desconfianza inicial, no solo accede al proyecto, sino que invita al escritor a cenar a su casa, para que conozca el entorno de su madre. Así va a comenzar un relato sobre una familia compuesta por la abuela, una hija que vive en el extranjero, la que vive cerca de ella y que es profesora en una escuela, su marido que trabaja en una empresa aseguradora, y dos hijos adolescentes, chica, y chico, ambos estudiantes de secundaria. Es decir, una familia de las que se pueden encontrar muchas, y que va a ser el expositor de las personas actuales, de su visión de la vida, preocupaciones, su mundo interior, los temores y los deseos.

Aunque todos interactúan, cada personaje va a ser estudiado independientemente, dando lugar a una descripción de temperamentos y situaciones, que se pueden aplicar a muchas personas de esas mismas condiciones. Quizá los que menos están tratados son los dos adolescentes, pero con la profundidad suficiente para dar una visión, con cuatro pinceladas, de esa etapa de la vida y de la diferencia entre el chico y la chica.

La idea de fondo es que todos deseamos ser felices, cada uno de una manera, pero lo que puede obstaculizar ese anhelo, es la perdida de la ilusión por la vida, el trabajo y sobre todo por las personas que nos rodean. El vivir pendiente de uno mismo nos puede llevar a perder la perspectiva, a no valorar lo que somos y donde estamos, a caer en la inmadurez de pensar que hay que cambiar y romper con lo que tenemos para ser felices. Un factor importante es recuperar la ilusión sacar brillo, volver a ilusionarse con el otro y esto es especialmente importante en la vida matrimonial, donde el amor si no se cuida se degasta y vemos al otro como a un extraño; pero siempre es posible la reconstrucción. La incomunicabilidad en la pareja y la perdida de intimidad y confianza son factores destructivos

Pero la novela da para más, las envidias, los rencores, la falta de capacidad de perdonar, son otros factores que destrozan la convivencia y nos hacen infelices. El mundo laboral insatisfactorio, el despotismo y la humillación, como fuente de infelicidad y de crispación personal y familiar, están tratados desde el papel del padre.

Todavía le da tiempo a hablar del primer amor, el oficio de escritor y de pequeños temas colaterales, y siempre con una frescura y un sentido positivo que hacen de Foenkinos, un escritor desengrasante, que aporta y que da satisfacción al lector. Si a esto se junta un buen oficio y una escritura culta, podemos hacernos a la idea de que estamos ante una buena novela, de las que no abundan.

La familia Martin
David Foenkinos
Alfaguara, Barcelona, 2021, ISBN: 978-84-204-6054-3, Págs. 205. TO. La famille Martin. Trad. María Teresa Gallego Urrutia, y Amaya García Gallego.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda