El libro del sepulturero. Misterio, venganza y muerte en la Viena de 1893

24 de septiembre de 2022

La novela, aunque tenga un trasfondo histórico es pura invención, como el mismo autor refiere en la nota final del libro. Por ella discurren lugares y nombres de personas que realmente existieron como son los dos jefes de policía y los nombres de los compositores y otros que son invención.

Compartir en:

A la vez, como la acción corre al final del siglo XIX, es una ocasión para describir una sociedad en cambio, donde está comenzando a utilizarse el teléfono, los automóviles que comparten espacio con los carruajes, las máquinas fotográficas y sobre todo la transformación de la policía con la nueva criminalística y la forma de tratar los delitos de sangre. Las clases sociales están también cambiando: los nobles muy numerosos todavía, no quedan bien parados inmersos en fiestas, mientras que la masa de la población vive en una situación de pobreza y miseria. En este sentido no aparece casi nada de la clase media emergente en esos momentos, cada vez con más fuerza. El autor quiere detenerse en el ambiente antisemita y cosmopolita de un Viena, capital de un imperio, donde se mezclan razas y lenguas.

El caso que se plantea es el del asesinato en serie de chicas jóvenes que aparecen degolladas y empaladas y que tiene conmocionada a la policía, porque además, hay muy pocas pistas. Los dos policías veteranos que se enfrentan al caso tienen que compartir su trabajo con un policía novato y con otro -Leo- el auténtico protagonista, que representa el nuevo tipo de policía. Junto a ellos una telefonista que permanece rodeada de misterio y un sepulturero del cementerio de Viena, autor de un tratado sobre la muerte. Oliver Potzsch quiere reivindicar la naturalidad de la muerte y de los cementerios, en contra de una sociedad como la actual que margina a la muerte.

La investigación está bien llevada, con calma, superando contratiempos y atentos a un posible topo en la policía que siempre va por delante en la acción. Se aprovecha de tópicos, como es el de la aparente aversión de los policías veteranos con el joven y sus métodos, pero es uno más de los lugares comunes que aparecen en la novela y que es frecuente encontrarlos.

De fácil y agradable lectura, entretenida.


El libro del sepulturero
Misterio, venganza y muerte en la Viena de 1893

Oliver Potzsch
Planeta, (2022)
526 págs.
ISBN: 978-84-08-26250-3
T.o.: Das Buch des Totengräbers: Eir Fall für Leopold von Herzfeldt
Traducción: Hector Piquer Minguijón

Compartir en:

Crónica económica te recomienda