ACUERDO PESQUERO: sin sorpresas y con muchas limitaciones

24 de junio de 2021

El sector pesquero español ha acogido sin grandes sorpresas el acuerdo bilateral alcanzado entre la Unión Europea y Reino Unido sobre posibilidades de pesca de stocks compartidos y especies profundas y valora el trabajo desarrollado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en su consecución. 

Compartir en:

El sector lamenta que los aspectos socioeconómicos de la pesca no hayan tenido un mayor peso específico en el acuerdo y cree que, con las cifras de capturas hechas públicas por el ministerio, “en algunas especies podremos acabar el año sin grandes sobresaltos, pero no así en otras, debido a las reducciones provocadas por la cesión de la UE al RU tras el Brexit y por las reducciones de los TAC”, apunta Garat, secretario general de CEPESCA.
Según los datos provisionales aportados por la Secretaría General de Pesca y los cálculos realizados por las propias organizaciones pesqueras, el sector considera que la mayoría de los recortes están sujetos, exclusivamente, al acuerdo del Brexit y a las recomendaciones científicas hechas públicas por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), y valora que no se haya acordado TAC 0 para el besugo y el bacalao. En el primero de los casos, España mantiene unas capturas de 84 toneladas para los dos próximos años.

Por lo que se refiere al bacalao de las zonas Oeste de Escocia (zona 6) y del Mar Céltico (zona 7), nuestro país contará con unas capturas accesorias provenientes del intercambio entre Estados miembros en base a la bolsa de especies necesarias para evitar las situaciones de estrangulamiento causadas por la obligación de desembarque, ya que España no dispone de cuotas de esta especie. El acuerdo alcanzado deberá ahora transponerse a la legislación comunitaria mediante la modificación del Reglamento anual de TAC y cuotas que había establecido cifras provisionales hasta el próximo 31 de julio.
Por lo que respecta a las especies con mayor interés para los barcos españoles, en el caso de la merluza, ha sufrido una reducción del 14,43% en el stock norte (zonas 6 y 7), pasando de las 18.667 toneladas de 2020 a las 15.974 de 2021; y una reducción del 12,62% en el stock sur (Golfo de Vizcaya) pasando de 12.995 toneladas en 2020 a 11.355 en 2021.
 
Por lo que se refiere al gallo, el del Mar Céltico (zona 7), se ha reducido en un 8,27%, pasando de 5.620 toneladas en 2020 a 5.155 en 2021. El de la zona 6, Oeste de Escocia, las cuotas para España se reducen en un 21,46%, pasando de 671 toneladas a 527. Por lo que se refiere al gallo de las zonas 8abde (Golfo de Vizcaya), las cuotas se han incrementado un 3,22% hasta las 1.025 toneladas.
 
En el caso del rape, el del Mar Céltico (zona 7), las cuotas para España se han incrementado un 3,70% hasta las 1.344 toneladas. En el del Golfo de Vizcaya (zona 8abde), crece un 13,41% hasta las 1.556 toneladas y, por último, el rape de la zona 6 ha bajado un 29,64%, situándose en 216 toneladas para España.
 
Por último, la cigala de la zona 7 baja un 1,59%, pasando de 1.009 a 993 toneladas. Por lo que se refiera a la cigala del banco de Porcupine, crece un 24,78%, pasando de 795 a 992 toneladas.

Una vez que se apruebe el Reglamento de la UE antes de que finalice el mes, Cepesca confía en que se aceleren los tradicionales intercambios de cuotas entre España y el resto de los países de la UE y que se faciliten los intercambios entre las empresas. Así mismo, confía en que el papel de España en el Comité Especializado en Pesca, creado tras la firma del Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la UE y el RU, sea muy activo en la defensa de los intereses del sector pesquero español, informando asiduamente al mismo del desarrollo de todas las negociaciones que se vayan produciendo. Según Garat, “la Secretaría General de Pesca podrá contar, como siempre, con nuestra colaboración para poder defender de la mejor manera posible los intereses de las empresas pesqueras españolas”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda