La debilidad del dólar persiste mientras la inflación estadounidense alcanza el 7%

17 de enero de 2022

En una situación un tanto desconcertante, el dólar está experimentando dificultades en lo que llevamos de 2022, incluso cuando los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. aumentan y el mercado valora un ciclo de subidas de tipos de interés más rápido por parte de la Reserva Federal.

Compartir en:

La semana pasada el dólar se depreció frente a todas las principales divisas, a excepción del rublo ruso, que se vio perjudicado por la escalada de tensión en torno a Ucrania. El dólar logró recuperar parte de las pérdidas el viernes, debido a la venta de bonos del Tesoro, pero es demasiado pronto para saber si la tradicional relación entre el aumento de los rendimientos de los bonos estadounidenses y el fortalecimiento del dólar está empezando a reafirmarse.

Las noticias sobre la inflación siguen marcando el ambiente y los titulares en los mercados financieros, incluidos los datos de Reino Unido (miércoles) y Japón (viernes). También hay varias reuniones de bancos centrales. El flujo de datos de EE.UU. y la eurozona es bastante ligero esta semana, pero el mercado estará atento a un discurso clave el viernes de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, sobre las perspectivas económicas mundiales, en el que se espera que aborde las dudas del mercado sobre la capacidad del BCE para esperar hasta 2023 antes de subir los tipos mientras la inflación aumenta en todo el mundo.

EUR
En una semana sin muchos datos económicos significativos, el euro subió frente al dólar en línea con las demás monedas del G10.
La agenda de esta semana también parece ligera, con una importante excepción: el discurso de la presidenta Lagarde sobre las perspectivas mundiales el viernes. La brecha entre la postura moderada de Lagarde, por un lado, y las cifras de inflación y las expectativas del mercado, por otro, crece cada semana, y esperamos que aproveche esta oportunidad para abordarla y aclarar la postura del BCE sobre futuras subidas de tipos. Esperamos un trading volátil en torno a la emisión del discurso.

USD
Aunque las expectativas de inflación en EE.UU. aumentan, los datos reales suben aún más rápido. La inflación general de diciembre fue del 7%, la más alta en décadas, y la inflación subyacente no se quedó atrás, con un 5,5%.

Esta semana el calendario también se presenta ligero en EE.UU., ya que la Fed entra en su periodo de tranquilidad antes de la reunión del 26 de enero. La noticia principal en lo que va de 2022 ha sido la disociación entre las expectativas de subida de tipos, donde el mercado espera ahora más subidas en 2022, y el dólar, que sigue luchando contra todos sus principales pares.

GBP
Los mercados, por lo general, han pasado de largo la agitación política en torno a la fiesta del personal de Boris Johnson durante la cuarentena, y sin embargo se han centrado en los buenos datos del PIB de noviembre. Los mercados de futuros ya prevén 4 subidas adicionales de tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra durante 2022, lo que explica en gran medida el fulgurante repunte de la libra esterlina en lo que va de año.

En una semana repleta de publicaciones de datos clave en Reino Unido, la atención del mercado se centrará en los datos de inflación, donde se espera otra cifra por encima del 5,0%. El informe sobre el mercado laboral también será objeto de atención, pero se verá empañado por el impacto a corto plazo de las restricciones relacionadas con ómicron.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda