El Ibex por debajo de 7.450

10 de octubre de 2022

Jornada de descensos en los principales índices mundiales tras constatarse la solidez del mercado laboral de EEUU y la persistencia de las tensiones salariales, y con los inversores a la espera de conocer el dato de inflación de la economía estadounidense este jueves.

Compartir en:

Renta Variable

En EEUU, el viernes se conoció que la tasa de paro se redujo hasta el 3,5%, apoyando el escenario hawkish de la Fed, que en caso de que no vaya acompañado de una clara moderación de la inflación en septiembre, referencia que se publicará este jueves, aumentará aún más la probabilidad de que la Reserva Federal realice otra subida de 75 pb en su próxima reunión de noviembre, lo que continuaría lastrando la evolución de las bolsas.
Todo ello en un contexto en el que siguen aumentando las incertidumbres entorno a la guerra de Ucrania ante la escalada militar de de Rusia tras el sabotaje este fin de semana del puente que comunica a Crimea con el territorio ruso. En concreto, esta mañana se han producido dos explosiones en Kiev, resultado de ataques con misiles, después de que ayer el presidente ruso, Vladimir Putin, acusara a Ucrania de llevar a cabo el ataque sobre esta infraestructura clave tras la anexión de Crimea en 2014.
En la región Asia-Pacífico, todos los índices han tenido un comportamiento negativo. El mercado vuelve a poner en precio el temor a nuevos confinamientos en Shanghái al repuntar los contagios de covid-19 a máximos de 2 meses, antes de que se inicie el Congreso del Partido Nacional chino. Todo ello en un contexto en el que la economía de la potencia asiática sigue mostrando signos de debilidad, registrando el PMI composite de Caixin su tercer retroceso consecutivo hasta 48,5 puntos (vs 53,0 puntos en agosto), volviendo a la zona de contracción y tocando mínimos desde mayo. Paralelamente, cabe destacar que las tecnológicas chinas han sufrido las mayores caídas, tras las nuevas reglas para la exportación impuestas desde EEUU ante el recelo que generan los avances tecnológicos y militares de la potencia asiática. Entre estas, se incluye una medida para impedir el acceso de China a determinados chips de semiconductores fabricados en cualquier parte del mundo con equipos estadounidenses. Ante esta coyuntura, el Hang Seng hondokés ha caído 2,95% y el Shanghai Composite un 1,66%.
Por otro lado, el consenso de estimaciones forward a 12 meses de BPA (beneficios por acción) en 2023 ha retrocedido 0,6% para el IBEX 35 hasta 1,5% YTD. En el caso del S&P 500, ha avanzado 0,5% desde el 0,0% YTD. Para el MSCI World avanza 0,3% hasta 1,2% YTD y para el Euro Stoxx 600 un 0,1% hasta 11,9%.
En Europa, el Eurostoxx 50 ha perdido un 0,55%, y encadena una semana a la baja. Así, el FTSE MIB ha destacado hoy con un avance de un 0,05%.
En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de 7.450 puntos tras caer un 0,31%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Arcelor (2,86%), Acerinox (2,62%) y Cellnex (2,49%). En contraste, los mayores descensos se han registrado en Pharma Mar (-2,72%), Acciona (-2,29%) y Colonial (-2,09%)
Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un retroceso de 0,80% y el índice tecnológico Nasdaq de un 0,82%.

Renta fija

Nueva jornada de aumentos generalizados de las Tires de los bonos soberanos en la Eurozona y EEUU, con los mercados apostando por la persistencia de las elevadas tasas de inflación y sus implicaciones sobre el proceso de subidas de tipos, mientras hoy destacan las medidas de emergencia del Banco de Inglaterra (BoE) para continuar respaldando el mercado de bonos.
En EEUU, si el dato de inflación del jueves es superior al esperado, se sumaría a la fortaleza reflejada en la evolución del mercado laboral conocida la semana pasada, por lo que aumentaría la probabilidad de que la Fed volviera a optar por otra subida de los tipos de interés oficiales de 75 pb en su próxima reunión de noviembre.
En Reino Unido, el BoE ha anunciado que aumentará el volumen máximo de sus subastas diarias de gilts durante la última semana prevista de su existencia, para garantizar que cualquier fondo de pensiones que siga teniendo problemas de liquidez (como consecuencia de la caída de los bonos) y pueda seguir haciendo frente a su ajuste de márgenes. El BoE también ha asegurado que tiene como objetivo mantener un límite en la oferta de dinero y, en consecuencia, las presiones inflacionarias derivadas de las medidas del Gobierno.
En este contexto, las TIRes de los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con subidas. El bono de referencia en Europa, el bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un ascenso de 14 pb hasta un 2,32%. Por su parte, el bono soberano español a 10 años ha repuntado 6 pb hasta 3,46%.
Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de Reino Unido ha avanzado en torno a 23 pb hasta un 4,45% y su referencia a 2 años 19 pb hasta 4,25%.
En EEUU, el mercado de bonos permanece cerrado por la festividad del Columbus day.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de escasas variaciones en los precios del petróleo y del gas, con los inversores ponderando entre la menor demanda por la situación económica y la menor oferta por los recortes de producción y problemas de suminstro.
Los precios del petróleo caen ligeramente dada la preocupación por la ralentización de la demanda global y específicamente en China (el mayor importador de crudo del mundo), donde además de las señales de desaceleración observada en las últimas semanas, recientemente se han detectado casos de covid-19 que podrían llevar a nuevos confinamientos. Por el contrario, la decisión de la OPEP+ de la semana pasada de reducir la producción ha seguido proporcionando cierto apoyo a las cotizaciones.

En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 97 dólares, con una caída de un 0,8%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) cae un 0,5% hasta 92 dólares por barril.

Respecto al gas, el índice de referencia en Europa, el Dutch TTF a 1 mes, registra una subida de 87% desde el 10 de octubre de 2021.

Así, la crisis energética sigue centrando los focos de atención, especialmente ante la proximidad de la temporada invernal. La Comisión Independiente para el Gas Natural y la Calefacción ha señalado al Gobierno alemán que, para contener la crisis energética, debería destinar casi 100.000 millones de euros a subvencionar el consumo de gas natural. Este grupo de expertos ha sugerido subvencionar hasta el 80% de la demanda de gas para los hogares y las pequeñas empresas y el 70% para la industria. La financiación provendría del plan de rescate de 200.000 millones de euros que el Ejecutivo del canciller Olaf Scholz anunció recientemente. El Gobierno estudiará la propuesta y comentará su conclusión en las próximas semanas.
Por otro lado, los principales metales preciosos muestran una tendencia a la baja. Especialmente ha destacado la plata que cae hasta 19,6 dólares (-2,5%).
En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar continúa la tendencia bajista, y hoy, a cierre de sesión europea ha retrocedido un 0,47% a 0,970. Así, el Dollar Index cotiza en 113,1 con avance de un 0,44%. Por último, el BCE y el Banco Popular de China han decidido ampliar por tres años más el acuerdo bilateral de intercambio de divisas euro-renminbi con el objetivo de evitar problemas de liquidez asociados a perturbaciones en el mercado de la divisa china.

Macro

Índice Sentix de confianza del inversor
En octubre, el índice Sentix ha mostrado una nueva significativa caída de la confianza del inversor de la Eurozona, retrocediendo 6,5 puntos hasta -38,3 puntos (vs. -31,8 puntos en septiembre), su mínimo nivel desde mayo de 2020. Todo ello en un contexto marcado por la incertidumbre sobre el suministro del gas y la evolución de los precios de la energía, cuya incertidumbre ha incrementado a continuado a raíz del ataque al gaseoducto Nord Stream y los riesgos de una posible escalada en el conflicto militar en Ucrania, dando lugar a pocos motivos para la esperanza.
La encuesta ha reflejado una contracción tanto del subíndice de situación actual (-9,0 puntos respecto al mes anterior hasta -235,5) como de las expectativas (-4,0 puntos a -41,0 puntos, su menor lectura desde diciembre de 2020).
Fuera de la zona monetaria europea, el resto de principales índices han mostrado una evolución similar con excepción de China. En EEUU el indicador Sentix ha disminuido 1,8 puntos hasta -12,6 puntos en octubre. En contraste, el valor del índice de confianza del inversor de Asia (excluyendo Japón) se ha situado en -112,9 puntos, 0,1 puntos por encima de su nivel de septiembre ante la reactivación de la actividad de China.

Empresarial

Vidrala (Hoy: -1,47%; YTD: -30,37%)
La compañía de envases de vidrio española Vidrala ha decidido utilizar diésel en sus hornos de España en lugar de gas. Todo ello en un contexto de elevada inflación, donde el precio del gas acumula una subida superior al 80% en el último año.
Esto ocasionó un impacto en la caída de márgenes en el primer trimestre de 2022 donde no fue capaz de traspasar el alza de los costes. Si bien, en el segundo trimestre, comenzó a realizar un recargo energético por la subida de precios de gas y luz con revisión quincenal y aun así sus márgenes se vieron deteriorados en 300pb ante la dificultad de traspasar el aumento de costes por completo. De esta manera, esta decisión que la compañía denomina como temporal y agresiva, podría verse también tomada también en sus centros de Portugal e Italia.
Vidrala es uno de los cinco principales competidores de Europa en su sector y el principal de España (45% cuota de mercado), goza de un balance muy saneado, un bajo apalancamiento de 0,9x deuda neta Ebitda de los últimos 12 meses, con una gestión familiar, prudente y responsable y una mayor concentración geográfica que le hace obtener mejores márgenes y generación de caja el resto. Adicionalmente, se trata de un negocio con grandes barreras de entrada por su gran demanda en capital y unos altos costes de sustitución y reputacionales.
La valoración actual parece razonablemente atractiva. Con unas ventas de 1.400 millones de € para 2023, márgenes ebitda en torno al 23% y una conversión de un 45% FCF, estaría generando 135 millones de € para entonces, lo que nos supondría un free cash flow yield ajustado de deuda de un 6,5%, frente al 4,5% histórico.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda