Cirsa a Bolsa este verano

09 de diciembre de 2021

Blackstone tiene todo preparado para lanzar la salida a Bolsa de Cirsa antes de verano. Ha fichado a Lazard como asesor financiero de la operación, al tiempo que encomienda a Deutsche Bank y Barclays el rol de coordinadores de la operación.

Compartir en:

El gigante norteamericano del capital riesgo se hizo con la compañía española de juego en 2018. Blackstone se impuso a otros fondos como Apollo y desembolsó 2.000 millones a Manuel Lao por la compañía española. Cuatro años después, el fondo busca la desinversión.
En este tiempo, Cirsa ha pasado por un momento crítico, como fue el cierre total de sus locales por el confinamiento por el Covid-19. Y debió de vivir meses con severas restricciones que afectaban a su actividad. Pero una vez que parece que los momentos más duros de la pandemia quedan atrás, Blackstone –que en 2020 respaldó a la compañía con una inyección de 120 millones– ha decidido apretar el botón de venta.
La idea del fondo es tratar de convencer a los inversores con las cuentas de 2021, que espera muestren claramente que Cirsa se ha recuperado de la debacle de la pandemia. Solo dos sombras se ciernen sobre este plan. Una es que las nuevas olas de la pandemia, pese a lo avanzado de la vacunación, fuercen a los Gobiernos a tomar de nuevo medidas como confinamientos o limitaciones horarias o de aforo a bares o locales de apuestas. Y la otra es que esas cifras no muestren la solidez suficiente para convencer a los inversores de que vuelvan a confiar en un sector muy penalizado durante los últimos meses.
En 2020 registró pérdidas de 250 millones, con unos ingresos reducidos a la mitad. En el segundo trimestre de este año sus operaciones han dado muestras de una mayor recuperación, elevando la facturación al 65% de los niveles pre Covid, el mejor porcentaje desde que empezó la crisis sanitaria.
Blackstone, además, pretende maximizar el valor. Frente a los 2.000 millones que pagó hace cuatro años, ahora pretende obtener, al menos, 1.000 millones más. En estos años, Cirsa se ha reforzado en el segmento online con la toma del 50% de Sportium que no controlaba y también en máquinas tragaperras con la compra de Gigas Games.
Por el momento, el fondo ha decidido encargar a Lazard, que ya asesoró a Manuel Lao en la operación de 2018, el papel de asesor financiero de la operación. Deutsche Bank y Barclays, que han trabajo últimamente en las emisiones de bonos, serán los bancos coordinadores de la colocación.
El calendario que maneja Blackstone pasa por lanzar la operación en torno al mes de abril del año que viene, durante la primera ventana para los debuts en el mercado. Y mantener asi la oportunidad de volverlo a intentar en otoño.
Si bien la situación de Codere es mucho más complicada que la de Cirsa, tras haber completado una reestructuración en la que los bonistas se han hecho con el control de la empresa, su principal competidor en España no le deja un buen precedente. Las acciones de su filial online cayeron más de un 3% en su salida a Bolsa en Wall Street, que realizó a través de la fusión con una SPAC.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda