El shock inflacionista hace que el dólar y las divisas de los mercados emergentes se disparen

16 de noviembre de 2021

Ebury, la institución financiera especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, subraya en su análisis semanal la inusual respuesta del mercado de divisas al sorprendente informe de inflación de EE.UU. Esta vez, el dólar no tuvo problemas para apreciarse frente a sus pares del G10.

Compartir en:

Sin embargo, las verdaderas estrellas de la semana fueron las
divisas de los mercados emergentes, con el real brasileño a la cabeza. Una posible explicación a esta dicotomía es la división en las respuestas a las presiones inflacionistas a nivel mundial. Mientras los bancos centrales del G10 están, por lo general, conformes con permitir que la inflación se dispare, manteniendo los tipos de interés reales en niveles extremadamente negativos, las autoridades de los mercados emergentes han sido mucho menos
optimistas y comenzaron a subir los tipos de manera agresiva hace varios meses. El proceso de normalización de la política monetaria se encuentra en fases tempranas, pero los movimientos de la semana pasada son interesantes, explica el equipo de análisis de Ebury.

La respuesta del mercado al sorprendente informe de inflación de EE.UU. fue inusual. Esta vez, el dólar no tuvo problemas para apreciarse frente a sus pares del G10. Sin embargo, las verdaderas estrellas de la semana fueron las divisas de los mercados emergentes, con el real brasileño a la cabeza. Una posible explicación a esta dicotomía es la división en las respuestas a las
presiones inflacionistas a nivel mundial. Mientras los bancos centrales del G10 están, por lo general, conformes con permitir que la inflación se dispare, manteniendo los tipos de interés reales en niveles extremadamente negativos, las autoridades de los mercados emergentes han sido mucho menos optimistas y comenzaron a subir los tipos de manera agresiva hace varios meses. El proceso de normalización de la política monetaria se encuentra en fases tempranas, pero los movimientos de la semana pasada son interesantes.

Esperamos que los mercados de divisas sigan moviéndose impulsados sobre todo por las noticias sobre la inflación y la diferente velocidad a la que los bancos centrales normalizan su política monetaria. Esta semana es particularmente rica en lo primero, con publicaciones de inflación en la Eurozona, Reino Unido, Canadá y Japón. También serán importantes las declaraciones de los miembros de la Reserva Federal (ocho de ellos como mínimo), y dos comparecencias de la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

EUR

La semana pasada fue tranquila en la Eurozona en cuanto a datos, y por tanto, el euro se movió sobre todo en función de las noticias de otros lugares (como el informe de inflación y al aumento de los rendimientos de EE.UU.).
Esta semana los datos macroeconómicos también son bastante escasos y la atención se centrará en las comunicaciones del banco central. Además, Lagarde llevará a cabo una comparecencia que lleva por título "from Recovery to Strength", a la que se le prestará especial atención para ver si el BCE continúa yendo en contra de las expectativas del mercado respecto a las futuras subidas de tipos del BCE. 

USD

No hay manera de endulzar el informe de inflación de octubre en EE.UU. Tanto la tasa general como la subyacente se situaron por encima de las expectativas (ya de por sí elevadas). La inflación se encuentra en máximos de cuatro décadas y pocos predicen un retroceso a corto plazo. Los bonos se vendieron bruscamente y, por ahora, el patrón de menor resistencia para los rendimientos es mayor.
Esta vez, el dólar se benefició plenamente de la sorpresa de la inflación y de los movimientos en los tipos, al menos en comparación con otras divisas de países desarrollados. Si los miembros de la Reserva Federal que hablarán esta semana no se oponen a los últimos movimientos de las expectativas de subida, el repunte del dólar podría durar todavía un tiempo.

GBP

Reino Unido creció a un ritmo del 6.6% en el tercer trimestre, un dato sólido, aunque ligeramente por debajo de las expectativas. La libra perdió terreno frente al dólar estadounidense, pero superó al resto de divisas europeas, ya que los mercados recuperaron las expectativas de una primera subida de tipos en la reunión de diciembre del Banco de Inglaterra con una probabilidad del 50%.

Esta semana se publicarán una serie de datos clave relativos al mercado laboral y a la inflación. El informe laboral será el primero que se publique desde el final del furlough scheme (el equivalente a los ERTEs españoles).Los mercados se están preparando para otro gran aumento de la inflación, con la posibilidad de que el índice general supere el 4%, lo que en nuestra opinión debería prácticamente garantizar un alza de tipos en diciembre y servir de apoyo para la libra.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda