Las emisiones de deuda se desmelenan

16 de marzo de 2021

BBVA ha salido al mercado este martes con una emisión de deuda senior preferente de hasta 1.000 millones de euros con un plazo de vencimiento de seis años, en marzo de 2027. Le han seguido IAG y la CC AA de Madrid.

Compartir en:

La emisión ha salido con un precio inicial de entre 70 y 75 puntos básicos sobre midswap, el tipo de referencia para las emisiones de renta fija, si bien el apetito de mercado determinará el precio final de la operación. Este lanzamiento se enmarca dentro del plan de emisiones del año de BBVA, con el que busca reforzar los pasivos elegibles para el cumplimiento del requerimiento MREL en marzo. Asimismo, pretende paliar el efecto de algunas emisiones de 2017 que entran en su último año de vida y dejarán de computar para MREL.

El pasado mes de enero perdió el cómputo de una emisión de 1.000 millones colocada en enero de 2017 y, este mes de abril, perderá el de otra de 1.500 millones de euros. El próximo mes de septiembre ocurrirá lo mismo con otra de 1.500 millones de euros. Esta operación es la primera emisión de deuda de BBVA en 2021 y
BBVA, BNP Paribas, Mediobanca, Natixis, UBS y Unicredit son los bancos colocadores de una emisiónn que se realiza bajo legislación 

Dentro del plano corporativo el protagonismo de la jornada recae sobre IAG. La aerolínea ha dado mandato a BBVA, Goldman Sach, Morgan Stanley y Santander para sondear el mercado y efectuar una emisión de deuda de doble tramo, una con vencimiento entre tres y cuatro años y otra con una duración de entre siete y ocho año.
En la esfera pública es el turno de Comunidad de Madrid que una semana después de que el País Vasco vendiera 200 millones en deuda a 50 años al 1,375%, la región prueba suerte en el mercado de capitales con una emisión de deuda a 10 años con la etiqueta sostenible. La Comunidad de Madrid, en el punto de mira por la convocatoria de elecciones, ha captado 1.000 millones. El interés por el papel de la región se ha reflejado en la demanda que ha superado los 3.700 millones y ha permitido rebajar el coste. La operación que partía con un diferencia de 14 puntos básicos sobre la referencia del Tesoro al mismo plazo se ha cerrado con un spread de 12 puntos básicos. BBVA, CaixaBank, HSBC, JP Morgan, Sabadell y Santander actúan como bancos colocadores.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda