¿Qué pasará la próxima semana en los mercados? (22-26 marzo de 2021)

21 de marzo de 2021

Ramón Forcada, Director de Análisis de Bankinter, explica las claves que moverán los mercados la próxima semana.

Compartir en:

IGLESIAS TENSA SUS RELACIONES CON SANCHEZ
 
Asegura que ganara la batalla del alquiler
 
El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha pronosticado que van a ganar el debate para regular los precios del alquiler ante el PSOE, dado que la correlación de fuerzas en el Congreso les favorece.
 
Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención telemática en el acto 'La vivienda: ¿derecho o bien de mercado?', que ha protagonizado junto a la coportavoz estatal de Podemos, Serra, la secretaria de Estado para Agenda 2030 y futura ministra de Derechos Sociales,
Nada mas empezar el mitin , el todavía vicepresidente se ha referido a las discrepancia entre PSOE y Unidas Podemos en la negociación de la nueva Ley de Vivienda y en el modelo para controlar los precios del alquiler. Concretamente, el PSOE ha planteado un modelo de incentivos fiscales que el ala morada del Ejecutivo rechaza por incumplir el pacto de coalición y reivindica un sistema de control de precios y obligaciones para grandes propietarios de cara a destinar parte de sus viviendas vacías a alquiler social.
 
Para Iglesias, la cuestión de la vivienda va "mucho más allá" del debate abierto en el seno del Ejecutivo, si bien ha advertido a su socio de coalición de que lo firmado ante la ciudadanía es "ley". "Pacta sunt servanda", ha enfatizado Iglesias para recordar que el presidente del Gobierno, y él mismo rubricaron ese compromiso. En consecuencia, ha augurado que finalmente se regularán los alquileres no solo porque tengan "razón" en esta cuestión sino también porque existe una correlación de fuerzas, como son los socios del bloque de investidura, que les van a apoyar en la Ley de Vivienda.
 
Además, ha explicado que la regulación del alquiler no responde solo a un momento "puntual" dentro de la coalición sino que es una cuestión nuclear del país, con una "oligarquía" económica que se "atrinchera" para "defender sus privilegios".
Y es que el futuro candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid ha resaltado que la vivienda refleja la "historia de la corrupción" en España, ilustrada en prácticas mafiosas como los 'papeles de Bárcenas' que recogen las presuntas aportaciones de constructoras al PP, anotadas por el antiguo tesorero popular Luis Bárcenas. Por todo ello, Iglesias ha relatado que en la regulación del alquiler está en juego "quién manda" en España y es la ocasión de demostrar que la democracia no es solo un conjunto de "buenas intenciones" sino también el compromiso con la ley.
 
De hecho, ha dicho que está en juego una "transición en España" que es acabar con la economía "rentista" y "especulativa", que es ineficiente para el modelo productivo de España. Además, ha defendido que la regulación del alquiler permitirá cumplir el artículo 47 de la Constitución, que pauta la vivienda como un derecho. Y es que a juicio de Iglesias, sectores económicos y dirigentes políticos creen que esa disposición de la Carta Magna es "comunista".
 
 
 
 
La regulación del alquiler destruye la oferta y no afecta al precio
 
Ante las diferencias entre partidos, distintos expertos del sector apuntan que la regulación del precio del alquiler provoca una caída en la oferta. "Ha provocado una caída importante en la oferta en mercados como el de Berlín, donde se ha reducido más de un 30% la vivienda de alquiler disponible", señala Font, director de Estudios de pisos.com.
 
Hace apenas medio año, Cataluña aprobó la Ley autonómica que regula los precios del alquiler en Barcelona y otros 60 municipios de la comunidad. Las primeras consecuencias se observan afectando a la caída de la oferta en los municipios regulados, mientras que los precios han caído de manera similar a los de Madrid. Según un estudio de Idealista, publicado en el Economista, en la comparativa entre Barcelona y Madrid, la ciudad catalana ha visto reducir la oferta de pisos en alquiler de manera significativa, con un descenso del 10,2% desde septiembre, mientas que en Madrid el stock se ha incrementado en un 1,7%. "El efecto que se ha producido era el esperado", señala Bermúdez, subdirector general de donpiso, quién añade que "los profesionales del sector llegamos a la conclusión de que la intervención de los precios en el mercado del alquiler iba a provocar una retracción de la oferta".
 
Mientras tanto, los precios -comparando rentas desde que se puso en marcha la medida hasta la última semana de febrero- se ajustan en ambos mercados, aunque más en Madrid frente a Barcelona (-3,4% y -3%, respectivamente). "El aumento de oferta con origen alquiler vacacional, sumado a la incertidumbre que existe en el sector, y la posible reducción de la capacidad económica inciden mucho más en una evolución del precio, que sigue más las propias dinámicas del mercado, que no a los cambios legislativos producidos", Font.
El análisis de Idealista indica que el stock de casas en alquiler ha descendido casi un 12% en los municipios regulados de Cataluña, mientras que en la comparativa con un mercado semejante por volumen de viviendas como el de la Comunidad de Madrid, en esta región el stock ha aumentado hasta un 2%. En este sentido, el ajuste de los precios ha sido más pronunciado en la provincia de Madrid, con una caída del 3% que en el conjunto de los municipios regulados de Cataluña, dónde descendió un 2%.
 
Las rentas bajas no serían las principales beneficiarias de la medida de la limitación del precio del alquiler. Así lo indica el estudio Regular el precio de alquiler: ideas ineficientes, elaborado por la escuela de negocio Esade. El análisis revela que si el límite se establece con un criterio de precio, las zonas con alquileres más elevados se sitúan en zonas de rentas más altas que la media. En consecuencia, "una intervención en el mercado para limitar los precios en las zonas más caras de Madrid y Barcelona no beneficiaría a inquilinos de rentas bajas sino más bien a hogares de rentas medias-altas", señala. La otra forma de limitación que analiza el estudio de Esade se basa en la tasa de esfuerzo de los hogares. Teniendo en cuenta esta fórmula, aunque las más afectadas sí serán las zonas con renta más baja, la intervención se daría en "zonas con alquileres asequibles en la mayoría de los casos". La falta de coincidencia entre éstas y las que se verían afectadas por una limitación simple basada en precios extremos indica que el problema, en este caso, no es de alquileres altos, sino de rentas bajas. Es decir, "se intenta resolver un problema de renta, que no tiene su origen en el funcionamiento mercado del alquiler, mediante políticas que comprometen la eficiencia a medio y largo plazo en ese mercado en vez de hacer uso de las herramientas menos distorsionantes, de las que ya dispone el sistema fiscal", señala el informe.
 
 
 
El consenso de PwC rebaja al 5,5% la subida del PIB
El consenso económico elaborado por PwC del primer trimestre de este año ha rebajado medio punto su previsión de crecimiento para el PIB español de 2021. Así, el panel de expertos, empresarios y directivos consultados para el consenso sitúan el incremento del PIB casi en el 5,5% (5,48%), frente a una estimación del 5,95% arrojada hace tres meses.
 
De esta manera, el pronóstico del consenso de PwC se coloca como el más bajo entre los grandes servicios de estudios nacionales e internacionales, como el FMI, y se aleja ostensiblemente de la estimación del Gobierno –realizada en octubre del año pasado para los Presupuestos Generales del Estado– de una subida de 7,2% sin contabilizar el impacto de los fondos comunitarios y el 9,8% contabilizándolo.
Sin embargo, el mal comportamiento del cuarto trimestre que apenas mantuvo el tono positivo –con un escueto crecimiento del 0,4%–, el efecto de la tercera pandemia sobre el primer trimestre del año y la evidencia de que hasta verano no se habrá alcanzado la inmunidad de rebaño con la vacunación han provocado que las previsiones del Gobierno de otoño de 2020 hayan quedado muy desfasadas.
 
Y según se suceden las previsiones, van a la baja. El consenso de PwC rebaja una décima la estimación de la Comisión Europea de febrero que pronostica un aumento del PIB del 5,6% para este año. Y se coloca a cuatro décimas del panel de Funcas que redujo en marzo cuatro décimas sus previsiones de enero. No obstante, dentro del panel hay dos servicios de estudios, el IEE y Meteyis, que hablan ya de un crecimiento del 4,5% para 2021.
Fuentes de PwC destacan que detrás de esta rebaja de las expectativas de crecimiento de la economía española subyacen las restricciones a la movilidad en todo el país como consecuencia de las sucesivas olas de la pandemia y el ritmo de la campaña de vacunación.
 
 
El 83,4% de los panelistas que han participado en el Consenso Económica de la consultora coinciden en calificar como "mala o muy mala" la situación actual de la economía española, aunque el 71,4% espera que mejore en el segundo trimestre del año, y el 87,5% que lo haga dentro de doce meses. Pero cuando se les pregunta sobre el crecimiento medio de la economía para el conjunto de 2021 se observa una rebaja de las estimaciones.
En el anterior Consenso de PwC, correspondiente al cuarto trimestre de 2020 y publicado el pasado diciembre, un 44% esperaba que el PIB español creciera por encima del 6% en 2021. En la actualidad, este porcentaje ha caído más de veinte puntos, hasta el 13,9%. Pero tan significativo como la caída de los panelistas que ven ya difícil superar el 6% de crecimiento, cabe destacar los que consideran que la economía española no superará un crecimiento del 4%. En concreto, opina así el 17,5% de los consultados por PwC, cuando en las anteriores oleadas del Consenso Económica del cuarto y el tercer trimestre, nadie pensaba que el PIB se quedaría por debajo del 4%.
 
Los expertos siguen calificando la situación financiera de las familias (51,8%) y de las empresas (58,8%) como mala. Sin embargo, aumentan hasta el 60,5% (+14 puntos) los que esperan que el consumo de las familias aumente en los próximos seis meses y hasta el 55,3% (+8 puntos) los que creen que la demanda de vivienda permanecerá estable. Por el lado de las empresas, aumentan hasta el 62,2% los que esperan un aumento de las exportaciones, y hasta el 51,4% los que piensan que la inversión productiva de las compañías permanecerá estable en los próximos seis meses. En relación con la creación de empleo, la opinión está dividida entre un 35% que asegura que aumentará, un 30,6% que permanecerá estable y un 34,2% que disminuirá.
 
Los encuestados esperan un ligero repunte de la inflación este año con un incremento de los precios del 1,2%. Aunque dado el contexto económico, no atisban un cambio ni en la evolución de los tipos de interés ni en la política de compra de activos del Banco Central Europeo. Así, el 73,9% espera que siga estable en los próximos seis meses y el 50,5% en los próximos doce.
 
El Consenso refleja una mejoría en la opinión de los panelistas sobre la situación de la coyuntura internacional, caen los que piensan que es "mala o muy mala" y suben (55,3%) los que la consideran "regular". En positivo, destaca la buena percepción sobre la economía china de la mayoría de los encuestados (58,6%) y en negativo, la opinión menos favorable sobre situación de la actividad en la Unión Europea, cuya recuperación se mantiene un poco a la zaga respecto a otros países, como EEUU y Japón. No obstante, un abrumador 83,6% los panelistas considera que la UE se habrá recuperado de esta situación a finales del presente año.
 
 
 
 
 
Los cierres dejan una Semana Santa con  un 30% de ocupación
 
Los cierres autonómicos adelantan una Semana Santa de turismo local con menos de un tercio de ocupación y más de la mitad de la plazas hoteleras cerradas.
 
A poco más de diez días del Miércoles Santo, el sector no se atreve a realizar previsiones por la falta de visibilidad aunque sí que coincide en dar la Semana Santa "por perdida" y esperar que sean los propios vecinos los que animen un poco la demanda de los hoteles, restaurantes, teatros, museos o spas. "Los cierres perimetrales de las comunidades autónomas van a determinar un escenario peculiar, con un turismo estrictamente interno y esto va a suponer que las reservas turísticas estarán en niveles muy reducidos o nulos. No obstante habrá zonas rurales y de costa donde ese turismo interno dinamice la hostelería local", señala Abella, secretario general de la Mesa del Turismo.
 
En este sentido, desde la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid reconocen que el 85% de sus pocos clientes son locales, porcentaje que se mantendrá en Semana Santa ante el cierre decretado por el Gobierno. Es decir, que serán los vecinos de los pueblos los que vengan a la capital a pasar unos días mientras que los urbanitas buscarán descansar en las casas rurales de la Sierra Norte, donde la demanda se ha disparado y es difícil encontrar habitación. "No podemos hacer estimaciones porque la situación es muy peculiar. Las reservas se realizan sobre la marcha, como mucho dos días antes", explican fuentes de la asociación que reconocen que en Madrid está abierta en torno al 50-60% de la planta hotelera, pero que las ocupaciones medias rondan el 15-20%. En este punto, se han visto repuntes algunos fines de semanas con ocupaciones del 28% de media que se podrían repetir en Semana Santa.
 
En Cataluña, el levantamiento del cierre perimetral comarcal ha hecho despegar las reservas del turismo interno de cara a Semana Santa aunque ni mucho menos se puede hablar de una recuperación debido a la falta de turistas extranjeros y del resto de España (los británicos no podrán viajar hasta finales junio). Los campings y las casas rurales son las que más se están viendo beneficiadas. No en vano, el 40% de los miembros de la Asociación de Campings de Girona tiene previsto abrir en Semana Santa y la marca Costa Brava Hotels tendrá abiertos 22 de sus 31 establecimientos asociados al confían en que "la movilidad dentro de Cataluña dará oxígeno al sector".
Por su parte, el Gremio de Hoteles de Barcelona habla de una Semana Santa "inexistente", y los apartamentos todavía no han recopilado datos actualizados, pero están en un nivel "muy flojo". En la Ciudad Condal prevén que antes de fin de mes estén abiertos 122 hoteles, el 27,85% del total.
 
En cuanto a Baleares, aunque el final de algunas de las restricciones para viajar desde Alemania y el incremento de los vuelos ha creado expectativas, desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca no quieren lanzar las campanas al vuelo y prefieren hablar del inicio de "una recuperación con cautela". "Se trata de un repunte muy concreto", señala la patronal, que además recuerda que en la isla hay abiertos 50 hoteles, apenas el 4% del total, con tasas de ocupación de entre el 30% y el 40%. Así, apuntan a que todavía es muy pronto para avanzar previsiones de ocupación aunque ya han anunciado que estará el 11% de la planta hotelera abierta y recuerdan que el grueso de los alemanes vendrán a sus segundas residencias.
 
"Tradicionalmente Semana Santa no representa mucha actividad en Ibiza ya que la mayoría de los hoteles no abren hasta que está más próximo el verano", señala Manuel Sendino, gerente de la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera. "Ahora mismo yo calculo que menos del 1% de la planta hotelera está abierta", apunta el directivo de la patronal.
 
En Canarias tampoco se mira con optimismo a la Semana Santa. Desde la patronal Ashotel señalan que a finales de mes estará abierta un 35% de la planta hotelera y aunque se esperaba que las ocupaciones rondaran el 30-40% ya se están empezando a registran cancelaciones en Tenerife, Palma o La Gomera debido a la decisión del gobierno de regional de aumentar las restricciones a la movilidad e imponer un test negativo para cambiar de isla.
 
Y es que, a falta de turistas peninsulares y extranjeros (no es temporada alta), el turismo interislas era el único que se esperaba. En esta línea, la patronal hotelera Asofuer explica que está abierta un 15% de la planta hotelera de Fuerteventura y que se espera como máximo un 40% de ocupación por la demanda local, aunque hay mucho temor a las cancelaciones. "No hay mucha confianza. Hay reservas pero también mucho miedo a que no aparezcan los clientes, que empieza a ser común", explican desde Asofuer."No hay mucha confianza. Hay reservas pero también mucho miedo a que no aparezcan los clientes, que empieza a ser común", dice Asofuer
 
Los hoteles de la Comunidad Valenciana vivirán otra Semana Santa atípica, con una actividad muy por debajo de la habitual. De hecho, apenas un 30% de la planta hotelera regional tiene previsto abrir, según explica Nuria Montes, secretaria general de la patronal autonómica Hosbec. En estos momentos los establecimientos operativos no llegan al 20%. La inmensa mayoría de los clientes esperados procederán de la propia Comunidad Valenciana, por el cierre perimetral, una situación que hará que la mayoría de la demanda sea de última hora y muy condicionada al tiempo. Las previsiones sitúan la ocupación de los hoteles abiertos en el 50%.
En Castilla y León, con ocupaciones en torno al 10%, y la Costa del Sol la situación es dramática, mientras que en Asturias todo sigue cerrado y en el País Vasco sólo están llenas las casas rurales. "No hay reservas para Semana Santa. No existe desde el punto de vista turístico", señalan desde Castilla y León
 
"No hay reservas para Semana Santa. Al principio hubo algo de movimiento pero se ha cancelado todo. La Semana Santa no existe desde el punto de vista turístico. En enero y febrero tuvimos ocupaciones medias del 10%, que en algunas provincias baja al 6-7%. No hay nadie, no viene nadie, salvo algún cliente de empresa entre semana, pero esporádico. El cliente de dentro de la comunidad autónoma no supera el 3-4% por lo que al no haber turismo interior, no venir de Madrid y no haber extranjeros, no hay nada", explica Carlos Díaz, presidente de la Asociación Hotelera de Castilla y León.
En este punto, el representante de los hoteleros castellanoleoneses, que critica la mala gestión de la Junta, adelanta que "no hay perspectivas positivas para los próximos meses que no se piensa en una recuperación hasta 2022". En Valladolid, donde tradicionalmente se ha colgado el cartel de lleno desde Jueves Santo, se espera un leve repunte de la ocupación hasta el 15-20% con el 70% de las plazas hotelera abiertas y unos precios entre un 60 y un 70% inferiores a 2019.
 
Euskadi estará cerrada perimetralmente en Semana Santa con movilidad, en principio, entre las diferentes provincias y por eso su oferta se dirige a fomen9tar el turismo interno ( las pernoctaciones y visitas han caído un 70%. los alojamientos rurales de Euskadi alcanzan ya un 84% de ocupación a quince días para Semana Santa, según la asociación de alojamientos rurales Nekatur.
 
"Las casas rurales de los entornos de Madrid y Barcelona tienen una demanda fuera de lo normal. En el resto de las regiones se registran ocupaciones medias del 30%"
 
En cuanto al supuesto boom del turismo rural, Ventura García, presidente de Asetur (Asociación de Turismo Rural), deja claro que el auge de la demanda va por barrios, por lo que se pueden encontrar regiones con todo lleno, como en Madrid o los Pirineos mientras que en otras zonas la ocupación no llega al 30% y hay muchas casa cerradas. "No nos gusta que se considere que el turismo rural sale beneficiado porque no es cierto. Las casas rurales de los entornos de Madrid y Barcelona tienen una demanda fuera de lo normal, y más de cara a Semana Santa, pero es coyuntural. En el resto de las regiones se registran ocupaciones medias del 30%, pero el dato hay que corregirlo a la baja porque hay un 30% de los establecimientos que han decidido no abrir esta temporada. Damos el primer semestre de 2021 por perdido, salvo algunas excepciones. Ya empezamos a tener peticiones de reservas para el verano y después del verano pero hay mucha incertidumbre", explica García a este diario.
 
La actividad que están registrado las agencias de viajes son una prueba más de que esta Semana Santa estará marcada en España por el turismo local de última hora que optará principalmente por viajar en su vehículo privado. "Para esta semana santa tenemos un nivel nulo de reservas a través de agencias de viajes tanto para emisor como para receptivo. No se van a reactivar las reservas por este canal hasta que se vayan levantando los cierres perimetrales y nos acerquemos a la temporada de verano. Los desplazamientos que puedan realizarse estos días serán viajes individuales autogestionados", señala Acave, la asociación española de agencias de viaje.
 
 
 
Y DEL EMPLEO ¿QUE SE SABE?
 
Los jóvenes, los peor parados
 
La reducción de la población joven, una formación inadecuada y el excesivo peso de la contratación temporal son los principales problemas del empleo juvenil en España, según los panelistas del Consenso Económico del primer trimestre de 2021 elaborado por PwC que dedica un apartado monográfico sobre los jóvenes, la formación y el empleo en España.
 
Los expertos, empresarios y directivos consultados por la consultora para el Consenso Económico creen que los jóvenes serán los grandes perjudicados por la crisis económica provocada por la Covid-19 y reclaman cambios en la formación y reformas para acabar con la excesiva temporalidad del empleo juvenil. A la pregunta de si considera que los jóvenes son los grandes perdedores de ambas crisis (en referencia a esta provocada por la pandemia y la anterior de 2008-2013) el 55,1% contesta que "en gran medida", en 4,7% que "en absoluto" y el 40,2% restante que "se han visto afectados en la misma medida que otros colectivos", como por ejemplo lo mayores de 55 años, las mujeres o las personas peor cualificadas.
 
La tasa de paro de los jóvenes en España volvió a repuntar en 2020 y se situó en el 38%, muy superior a la de la mayoría de los países europeos. Los encuestados afirman que la reducción de la población joven, una incorrecta formación –inadecuada para las necesidades productivas– y la excesiva proliferación de la contratación temporal son los principales ejes sobre los que se debería actuar para mejorar la situación de los jóvenes en el mercado laboral. Los panelistas, sin embargo, no ven un problema importante en la baja movilidad regional de los jóvenes en España.
 
Respecto a la temporalidad, que llega al 48% en los jóvenes (el 24% de media), opinan que lo sitúa en primera línea de los ajustes laborales en tiempos de crisis. El 67% de lo encuestados considera que debe reducirse el porcentaje de temporalidad. Para ello, el 66,1% apuesta por reducir la brecha entre los costes del despido para los contratos temporales y fijos, y el 41% cree que se debería penalizar la concatenación de contratos temporales.
 
Es urgente penalizar la temporalidad y reforzar la FP
 
Los expertos creen que los jóvenes serán los grandes perjudicados por la crisis económica provocada por el Covid-19 y reclaman cambios en la formación y reformas para acabar con la excesiva temporalidad del empleo juvenil, como reforzar la Formación Profesional (FP) y reducir la brecha entre los costes del despido para los contratos temporales y fijo, entre otros.
 
Esta es una de las principales conclusiones del Consenso Económico, correspondiente al primer trimestre de 2021, que elabora PwC a partir de la opinión de un panel de más de 400 expertos, directivos y empresarios. Los expertos coinciden (en un 93,3%) en considerar como extraordinariamente preocupante o muy preocupante la intensa contracción del número de jóvenes entre 16 y 34 años, así como su baja participación en el mercado de trabajo, muy por debajo de los países europeos. Para fomentar su incorporación al mercado de laboral, los panelistas proponen en primer lugar modificar la formación que reciben, vinculándola más directamente a las necesidades productivas. En segundo lugar, creen que es necesario cambiar los mecanismos de entrada en el empleo, poniendo mayor énfasis en el aprendizaje.
 
En esta línea, los encuestados (67%) consideran que debe reducirse la proporción de los contratos temporales entre los jóvenes, por encima del 48% en 2020. Para hacerlo, el 66,1% apuesta por reducir la brecha entre los costes del despido para los contratos temporales y fijos, y el 41% cree que se debería penalizar la concatenación de contratos temporales.
 
En cuanto a la formación, los consultados consideran que existe un desequilibrio, con una manifiesta insuficiencia de los estudios secundarios no obligatorios y un excesivo peso de los primarios y, especialmente, de los superiores, donde existe una sobrecapacitación de los universitarios, que acaban compitiendo en el mercado por trabajos de inferior cualificación. Para corregir estos desequilibrios, el 96,3% apuesta por incentivar e invertir en la FP, el 56,5% por reformar la formación universitaria, reforzando los estudios científicos, y el 54,6% por potenciar la formación básica.
 
Para mejorar las tasas de escolarización postobligatorias –alejadas de países como Suecia, Bélgica, Países Bajos, Irlanda, Polonia o Finlandia– y su incidencia en el empleo juvenil, los panelistas proponen una vez más incentivar la FP (88,9%), así como reforzar la orientación profesional que reciben los jóvenes (81,6%) y reforzar el sistema educativo en los territorios con mayor fracaso escolar (53,21%). También creen que habría que aumentar la oferta de trabajo juvenil con formacióntecnológica y ponen sobre la mesa dos medidas adicionales: por un lado, reforzar los estudios secundarios y superiores con una mayor oferta técnico-matemática (73,2%) y, por el otro, incrementar la participación femenina en este tipo de ramas (46,3%).
 
 
 
 
 
 
 
QUITAS ICO: La banca podría asumir 1.300M€
 
 
La agencia de calificación crediticia S&P no cree que la nueva línea de 3.000 millones para la reestructuración de la deuda financiera de empresas prevista en el paquete de ayudas aprobado por el Gobierno sea perturbadora para el sector bancario español.
 
La agencia ha señalado en un análisis sobre el plan de ayudas de 11.000 millones para pymes y autónomos que los bancos tendrían que asumir 1.300 millones de euros en quitas en los créditos con aval del ICO, suponiendo que el Gobierno asuma el 70% y los bancos el 30%. "Esto es perfectamente asequible para los bancos gracias a las provisiones que realizaron el año pasado (8.000 millones de euros hasta septiembre de 2020), y al hecho de que es probable que sigan provisionando en 2021", ha señalado la agencia en su informe.
La parte del paquete de 3.000 millones de euros que el Gobierno ha destinado a ayudar a las empresas a reestructurar sus préstamos existentes garantizados por el Instituto de Crédito Oficial es la parte "menos relevante del paquete", según han apuntado los responsables del informe.
 
Sin embargo, han destacado que esta partida del plan recibió mucha atención y suscitó un intenso debate en el mercado en las semanas previas al lanzamiento del paquete, debido a la preocupación por los posibles efectos en el sistema bancario.
La agencia ha asegurado que el paquete de ayudas de 11.000 millones para pymes y autónomos ayudará a algunas empresas a sobrevivir a la pandemia y se contendrán en última instancia las pérdidas crediticias de los bancos. Ha remarcado así el cambio de prioridad del Gobierno, con el nuevo paquete de 11.000 millones de euros para pymes y autónomos, garantizando que se mantengan a flote, en particular aquellas cuyas actividades siguen estando perturbadas por las medidas de confinamiento social. "Era necesario un nuevo enfoque, entre otras cosas porque contar con un sector empresarial viable y con capacidad de inversión es clave para la recuperación económica", ha resaltado la agencia de calificación en un informe.
 
Aunque desde la agencia han apuntado que es "demasiado pronto" para saber a cuántas pequeñas y medianas empresas españolas salvarán del colapso, la agencia ha resaltado que se trata de una ayuda bienvenida para muchas compañías que tienen más deuda de la que pueden pagar de forma realista debido a la disminución de sus ingresos.
La mayoría de estas empresas operan en sectores en los que las medidas de restricción social han afectado más a los ingresos, como el caso del turismo, la hostelería o el comercio minorista, como confirmó un reciente estudio del Banco de España.
 
 
Un tercio de las empresas espera mejorar ventas en el segundo trimestre
 
 
Un tercio de las empresas, en concreto el 32,6%, espera mejorar su facturación en el segundo trimestre del año, mientras que el 23,2% cree que sus ingresos sufrirán un nuevo retroceso, según recoge la segunda edición de la Encuesta del Banco de España sobre la Actividad Empresarial (EBAE) realizada a una muestra de 13.000 sociedades.
 
De este modo, por primera vez desde finales de 2020, las empresas que esperan a corto plazo una mejora de su facturación superan a las que prevén un deterioro adicional. La mejora de las expectativas para el periodo abril-junio es bastante generalizada, haciéndose extensiva de manera "muy significativa" a las ramas de actividad que han presentado una evolución reciente más desfavorable, apunta la institución.
Según los resultados de esta encuesta, el 45,4% de las empresas estima que recortará su facturación en el primer trimestre de este año y sólo el 13,3% espera una mejora de sus ventas. En opinión del Banco de España, estos datos reflejan los efectos adversos de la tercera ola de contagios de Covid tras las Navidades y de las restricciones aprobadas por las autoridades para contenerla.
 
En comparación con la encuesta de noviembre, las respuestas de las empresas suponen un empeoramiento respecto a la valoración del último trimestre de 2020 que hicieron en aquel momento, así como de las perspectivas esperadas entonces para el primer trimestre. Los factores que, según las empresas, están impactando de manera más negativa en su facturación son la elevada incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y sobre la política económica, y la menor demanda.
Por ramas de actividad, la percepción más desfavorable de la evolución en el primer trimestre se concentra en los servicios más afectados por las restricciones frente al Covid, como la hostelería y el ocio y entretenimiento.En cuanto a sus expectativas sobre el empleo, las empresas describen un panorama similar al de la facturación, con un primer trimestre algo más negativo de lo que declaraban estar esperando a finales del año pasado y con una mejora para el segundo trimestre.
 
En este sentido, el Banco de España subraya que las empresas tienden a trasladar de forma incompleta las fluctuaciones de sus ventas a su demanda de empleo. La institución resalta que el tamaño de la empresa se mantiene como uno de los factores clave para explicar la evolución reciente tanto de la facturación como del empleo. Así, las empresas de menor dimensión declaran una peor evolución en el primer trimestre y unas expectativas también menos favorables para el segundo trimestre.
En el caso de los precios, las empresas encuestadas aseguran que han tenido que afrontar un aumento del coste de sus consumos intermedios, "probablemente relacionado con el encarecimiento de las materias primas", según el Banco de España, que añade que este incremento es mayor que el observado a finales de 2020 y que el esperado entonces para el comienzo de 2021.
 
En esta segunda edición de la EBAE, el Banco de España preguntó a las empresas sobre la probabilidad de que pongan en marcha a lo largo del primer semestre del año distintas medidas para adaptarse al impacto del Covid. En este sentido, las actuaciones que una mayor proporción de empresas españolas tienen intención de acometer en el futuro próximo como respuesta a los cambios ocasionados por la crisis consisten en inversiones en nuevas tecnologías y en el recurso al teletrabajo.
Las empresas de menor tamaño muestran una predisposición más reducida a llevar a cabo estas medidas y prevén tener más dificultades para poder recuperar a trabajadores de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) o abrir nuevos mercados.
 
Por el contrario, las empresas de menor tamaño prevén recurrir más que las grandes y las medianas a reducir inversiones ya planificadas, pedir nuevas líneas de financiación al ICO, ajustar la jornada o el salario de sus trabajadores y, en último extremo, cesar su actividad. Finalmente, con respecto a las intenciones de acudir a las convocatorias de proyectos financiados con el plan de recuperación Next Generation EU (NGEU), un 19,7% de las empresas encuestadas declara su intención de hacerlo, siendo este porcentaje ligeramente superior entre las empresas grandes (22,2% para las que tienen más de 250 trabajadores).
 
En este caso, las diferencias por ámbito de actividad son más pronunciadas, observándose una mayor intención de optar a estos concursos en las ramas industriales, la hostelería y los servicios de información y comunicaciones.
 
 
 
 
 
 
Una treintena de empresas ha pedido más de 3.000 M€ al Fondo de la SEPI
 
 
En torno a una treintena de empresas ha pedido ayuda al Fondo SEPI de apoyo a la solvencia por un volumen total de entre 3.000 y 3.300 millones de euros, que se suman a los 968 millones que ya han sido aprobados en el Consejo de Ministros para cuatro compañías: Air Europa, Ávoris, Duro Felguera y Plus Ultra Líneas Aéreas.
 
 
La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha prorrogado el plazo para pedir las ayudas de este Fondo de Apoyo a la Solvencia de compañías estratégicas afectadas por la pandemia de la covid, creado en julio y dotado con 10.000 millones de euros, hasta el 31 de diciembre próximo, aunque no se descarta ampliarlo de nuevo si la evolución de la pandemia y de la crisis económica asociada lo requieren. No obstante, en el mundo corporativo se cree que el grueso de las solicitudes se producirá esta primavera, una vez que las empresas vayan cerrando sus cuentas de 2020 y constatando el impacto de la covid en sus cifras.
 
Hasta el momento la petición más elevada es la de Celsa, la mayor siderúrgica española, que ha duplicado la cifra inicial, hasta 700 millones de euros, aunque fuentes del mercado financiero consideran que el rescate final será algo menor. Entre las empresas solicitantes de la ayuda hay algunas cotizadas, como Duro Felguera, a la que ya se le han concedido 120 millones; Tubos Reunidos, que ha pedido cerca de 115 millones, y Abengoa, que demanda 249 millones de euros a través de Abenewco 1, la filial a la que se han traspasado los activos más valiosos y la actividad de la matriz, según han confirmado las propias empresas.
 
Además de Air Europa, Ávoris y Plus Ultra, la gran mayoría de las empresas que aspira al rescate se concentra en el sector turístico. Están avanzados los procesos en el grupo Wamos, que solicita 75 millones; en la cadena hotelera Room Mate, que ha pedido 52; en el grupo de autobuses y trenes turísticos y transporte de viajeros Juliá (37), y en la cadena Serhs (con hoteles en Cataluña, Andorra y Brasil) que demanda 35. Entre los peticionarios figuran también las hoteleras Hotusa, que habría solicitado en torno a 200 millones; Hesperia (55); Naviera Armas (el grupo en el que se integra Trasmediterránea), y Hotelatelier (propietario de los Petit Palace y los Icon, con establecimientos en siete ciudades españolas).
 
También Abades, una empresa con 63 establecimientos entre hoteles -sobre todo en Andalucía- restaurantes, servicios de cáterin y áreas de servicio, ha recurrido a la sociedad estatal. Fuera del sector turístico, además de Tubos Reunidos y Abengoa, están la tecnológica Airtificial, que fabrica y diseña componentes para sectores de automoción, aeronáutica y obra civil, al tiempo que el grupo audiovisual Mediapro también sondea la posibilidad de pedir ayuda.
Aunque la normativa que regula el fondo establece que a partir de 250 millones la ayuda debe ser aprobada por la Comisión Europea, solo se remitirán las que superen esa cuantía en préstamos participativos, una especie de híbrido entre capital y préstamo a largo plazo, cuya remuneración, además de con los intereses, está ligada a la evolución de la compañía. Por ello, por el momento ninguna de las operaciones aprobadas, que tienen una parte de préstamo participativo y otra de ordinario, ha superado los 250 millones mediante el primero.
 
La primera, y la más cuantiosa de todas las ayudas concedidas hasta ahora, fue la destinada a Air Europa, por 475 millones, de los que 240 tomaron forma de préstamo participativo y 235, ordinario. Este rescate facilitó la compra por parte de Iberia de la compañía aérea de la familia Hidalgo por 500 millones, la mitad de lo acordado en noviembre de 2019, cuando se anunció la operación. Cuatro meses después, el 9 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó el rescate del grupo de ingeniería y bienes de equipo Duro Felguera con 120 millones, de los que 70 se canalizan mediante un préstamo participativo, 20 con otro ordinario y 30 a través de una aportación de capital.
 
Ese mismo día el Gobierno autorizó también el rescate de Plus Ultra Líneas Aéreas con 53 millones (34 en préstamo participativo y 19 en ordinario), una ayuda que PP y Vox han criticado en el Congreso por entender que algunos de los accionistas tienen relación con el régimen "chavista" de Venezuela. La compañía lo ha negado. El pasado martes 16 el Consejo de Ministros aprobó el rescate de Ávoris, con 320 millones (163 por préstamo participativo y 157 ordinario), lo que permitirá acelerar la fusión de las divisiones de viajes de los grupos Barceló (se llamaba también Ávoris) y Globalia (Halcón-Travelplan)
 
 
 
 
 
 
AUTOMOVIL 2021: las ventas por debajo del millón
 
La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones  ha revisado a la baja, con motivo de las fuertes caídas de ventas experimentadas en los dos primeros meses del año, su previsión de matriculaciones para el conjunto de 2021, que ahora estima que se sitúen por debajo del millón de turismos y todoterrenos vendidos.
 
El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, López-Tafall, ha señalado que el inicio poco positivo de año ha motivado que desde la organización hayan revisado la previsión de mercado, que contemplaba anteriormente superar el millón de unidades. De esta forma, el directivo indicó que la estimación es "estar por debajo del millón de unidades", entre las 900.000 y un millón de vehículos. "No son buenas noticias, teniendo en cuenta que en 2019 se vendieron casi 1,3 millones de turismos y todoterrenos", subrayó. En cuanto a la recuperación del mercado automovilístico nacional a niveles anteriores a la pandemia de Covid-19, el directivo indicó que esta peor evolución de lo previsto en lo que va de año ha motivado que no contemple que hasta 2023 se retomen las cifras similares a antes de la crisis.
 
López-Tafall explicó que una de las principales causas de la caída del 44% de las matriculaciones en los dos primeros meses de 2021 es la subida "de facto" del impuesto de matriculación con la entrada en vigor del ciclo WLTP, lo que ha provocado un incremento medio del precio de los coches de un 5%. Así, el directivo señaló que el efecto negativo de esta no adaptación del impuesto al nuevo ciclo de homologación, como sí han hecho otros países del entorno, motivará que se dejen de vender este año entre 110.000 y 120.000 automóviles en España. "Tenemos un problema diferencial respecto a los países del entorno, como es una crisis algo mayor y también que, a diferencia de lo que han hecho Francia, Italia o Portugal, en España no se modificó el impuesto de matriculación para que tuviese un efecto neutral el WLTP".
 
El director general de Anfac señaló que la lógica económica actual "no lleva" a que se registre una subida de los tramos del impuesto de matriculación y aseguró que desde Anfac no tienen conocimiento de que el Gobierno tenga intención de llevar a cabo alguna adaptación para aligerar el impacto sobre el precio de los coches.
Por otro lado, López-Tafall subrayó que desde Anfac defienden, en lugar del impuesto de matriculación, la creación de un impuesto verde sobre el uso del vehículo, como una fórmula más en línea de lo que marca la Comisión Europea y más eficaz que la penalización de la compra. Así, señaló que la propuesta fiscal de la asociación para el sector en España está orientada a la favorecer la electrificacióny en paralelo no penalizar la renovación del parque automovilístico español.
 
Según el directivo, la propuesta de crear un impuesto verde por uso no tendría un impacto negativo sobre la recaudación de las arcas públicas, sino todo lo contrario. "Tenemos claro que se puede hacer una modificación sobre fiscalidad verde, orientada al uso, que no suponga una pérdida de recaudación y también una modificación fiscal para incentivar el vehículo electrificado a través de la reducción del IVA", afirmó.
Por otra parte, el director general de la patronal de fabricantes, que celebrará el próximo miércoles el 'Foro Anfac: La Movilidad del Futuro', ha instado a España a "no dormirse en los laureles", como han hecho otros países, para continuar siendo uno de los diez mayores productores mundiales de vehículos y el segundo de Europa. Para lograr este objetivo, explicó que las plantas tienen que ser flexibles, no ser las más baratas, así como tener fiabilidad y una buena calidad de producción para atraer inversiones y la adjudicación de nuevos modelos, a pesar de que las casas matrices no tengan su sede en España.
 
"Las cosas, desde el punto de vista del sector, se están haciendo bien y es lo que ha permitido atraer inversión de vehículos de combustión y está permitiendo traer vehículos electrificados a España. Es importante que la política hacia el sector sea 'friendly' y también tener un mercado automovilístico sano", subrayó.
Además, López-Tafall explicó que el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Automóvil, dotado con 3.750 millones de euros, se canalizó principalmente en 2020 a través de los planes Moves y Renove y de alguna convocatoria de política industrial determinada. Por ello, indicó que el plan "se ha parado de facto", ya que se está esperando la recepción de los fondos europeos, aunque destacó que hay iniciativas como el Renove que se han parado, a pesar de que no se agotaron los fondos.
 
"El plan empezó con buen ímpetu, pero a partir de enero de 2021 se ha quedado cojo de contenido, porque no hay fondos y los que había se ha decidido que no se gastaban y tampoco ha habido nuevas medidas", apuntó el directivo.
 
 
 
 
 
El renting de vehículos prevé un crecimiento de la flota del 4%
 
La Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) prevé para el sector una recuperación sostenida a lo largo de todo este año tras dejar atrás un 2020 marcado por el Covid-19, que provocó una caída de la facturación del 5,5% respecto al ejercicio precedente, hasta 5.964 millones de euros, y una bajada de las matriculaciones del 31%, hasta 209.272 unidades.
 
 
En una entrevista con CincoDías, el presidente de la patronal, José-Martín Castro, se muestra optimista y considera que, “si todo va según lo previsto”, para finales de curso se alcanzarán niveles pre-Covid. “Las expectativas para 2021 son razonablemente buenas en el sentido de que parece que hemos conseguido que el producto goce del interés de los clientes, que para mí es la variable fundamental”, subraya. De hecho, el renting de vehículos registró un aumento de 30.240 clientes el año pasado, un 15,77% más en la comparativa interanual. En total, se situaron en 221.936, incluyendo personas físicas y jurídicas, lo que supone multiplicar por cuatro los números de 2015. En este sentido, Castro piensa que el sector continuará ganando clientes porque “el producto se está popularizando y democratizando”. Esto se debe, principalmente, a que muchos clientes han pospuesto sus planes de compra por la incertidumbre económica que ha generado la pandemia de coronavirus y están optando por el alquiler a “tres o cuatro años”.
 
Asimismo, resalta que lo más importante para el renting en 2020 fue que consiguió “mantener su flota viva” con un crecimiento del 4,4% frente al año anterior, hasta 743.388 vehículos. “Es un dato muy reseñable porque, aunque cayeron las matriculaciones, vivimos sobre todo de la flota viva, que es lo que nos da la estabilidad”, argumenta, subrayando que para este ejercicio se estima un incremento de entre un 3% y un 4%. También calcula una subida de las matriculaciones de “al menos” un 20%. Castro pone así en valor el papel del renting en un “escenario de incertidumbre” a causa de la crisis sanitaria y económica y en el que la industria de la automoción se dirige hacia la electrificación. “Hoy en día hay incertidumbre tecnológica, los coches que están llegando ahora son de transición, ya que llegará la tecnología eléctrica a un precio que todo el mundo espera”, apunta.
 
El presidente de la AER califica de positivo el hecho de que muchas marcas ofrezcan soluciones de renting aparte de la venta tradicional. “El producto se ha consolidado y nos encontramos con que hay diversidad de operadores en el mercado, desde las marcas, especialistas puros, hasta otros que vienen del entorno financiero”, defiende.
 
Castro “saca pecho” y reivindica que el renting es el producto que más está invirtiendo en vehículos electrificados, ya sean 100% eléctricos, híbridos o híbridos enchufables. Una de cada de tres matriculaciones del sector corresponde a un modelo eléctrico.
 
 
 
 
 
Luca de Meo presenta al rey los detalles del plan estratégico
Renault
 
Felipe VI recibirá este lunes en el Palacio de La Zarzuela al consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, así como al presidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Jean Dominique Senard, y al vicepresidente de Fabricaciones y Logística Grupo Renault y del presidente director general de Renault España, José Vicente de los Mozos.
 
En el encuentro, los directivos informarán al jefe del Estado español sobre los detalles del plan estratégico 'Renaulution' para los próximos años que afectará también a las factorías que la compañía francesa tiene en España. En este sentido, la estrategia de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi se centra ahora en la repartición de los mercados mundiales entre sus marcas. Renault será la "marca de referencia" en Europa de cara a la producción de vehículos y desarrollo de tecnologías.
 
En España, Renault cuenta con hasta cuatro factorías de producción. Así, en Palencia y Valladolid dispone de plantas de ensamblaje de vehículos, mientras que en Sevilla construye cajas de cambios y una segunda instalación en Valladolid monta motores. Un día después, el martes 23 de marzo, el Rey Felipe VI se desplazará a la factoría que Renault tiene en Palencia para acudir al acto de presentación del plan estratégico de la empresa, en el que también participará el presidente del Gobierno, Sánchez.
Este plan se centra en reorientar la carrera desde el volumen de ventas hacia el valor, además de que buscará una desaparición paulatina del diésel, que queda relegado a los vehículos comerciales, y la electrificación pasa a jugar un papel protagonista con 13 nuevos modelos 100% eléctricos en los próximos años, incluyendo el anunciado regreso del Renault 5 'cero emisiones'.
 
El nuevo plan de Renault cubre la estrategia del grupo al menos para los próximos cuatro años. Para esa fecha, el consorcio galo ofrecerá un catálogo en el que se incluyen 13 nuevos modelos completamente eléctricos distribuidos entre cuatro marcas completamente diferenciadas. A ellos se sumarán variantes con mayor o menor grado de electrificación: microhíbridos, híbridos completos e híbridos enchufables.
 
Esta visita a España de los máximos mandatarios del grupo Renault se produce días después del anuncio, por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, de que Luca de Meo recibirá la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, una condecoración que tiene el objetivo de reconocer aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas o extranjeras, que aporten un beneficio a España o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de España con el resto de la comunidad internacional.
 
El actual consejero delegado del grupo Renault fue, hasta enero de 2020, el presidente de la compañía automovilística Seat durante casi cinco años, así como el máximo representante del grupo Volkswagen en España, por lo que conoce la geografía nacional.
 
 
 
 
 
 
S&P ve posible la vacunación del 70% de la población en agosto
 
La agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) considera que el objetivo marcado por el Gobierno español de haber vacunado al 70% de la población a finales del mes de agosto es "alcanzable" en función de la capacidad de los sistemas regionales de salud pública.
 
Así lo sostiene S&P en su informe sobre la economía española en el que argumenta su decisión de mantener el 'rating' financiero del país, aunque con perspectiva negativa.
A este respecto, S&P defiende que el objetivo de vacunación es asumible aunque los países europeos, incluida España, no han igualado el ritmo de vacunación de los Estados Unidos o de Reino Unido. " Todavía creemos que las autoridades lograrán su objetivo de inocular al 70% de la población adulta a finales de agosto", afirma S&P en su informe, en el que destaca que este hito permitirá acelerar la economía en los últimos meses del año, algo que continuará en 2022. De hecho, según la agencia de calificación, la evolución de la pandemia sigue siendo el determinante clave del crecimiento y las finanzas públicas en España por lo que valora el previsible incremento de la llegada de vacunas previsto para los meses de abril y mayo. Sin embargo, advierte de que las nuevas cepas de Covid-19 en Europa y en el extranjero, y el lento lanzamiento de la vacunación, mantienen en riesgo a sectores clave para la economía española como el turismo, que, antes de la pandemia, representaba cerca del 13% del empleo y aportaba el 4,8% del PIB gracias solo a sus exportaciones.
 
Por ello, proyecta una recuperación "relativamente pujante" del país, con una expansión del PIB del 5,7% en 2021 y del 6,6% en 2022, lo que permitiría que el PIB vuelva a las cifras de 2019 a mediados del próximo año. Además, destaca que existe un potencial al alza para el crecimiento económico durante los próximos siete años, ante la posibilidad de que España pueda recibir una cuantía equivalente al 13% de su PIB a través de las ayudas europeas, contando los préstamos y las transferencias.
 
Solo en 2021, S&P estima que los fondos europeos permitirán agregar alrededor de 2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, basándose en una estimación muy conservadora del efecto multiplicador de estas ayudas.
 
 
 
Pimec  dispuesta a fabricar la vacuna rusa
 
La patronal de la micro, pequeña y mediana empresa de Cataluña Pimec ha abierto conversaciones con el fondo RDIF, propietario de la vacuna rusa contra el covid-19, para "explorar vías para favorecer la autorización, distribución y fabricación de la vacuna Sputnik V en Cataluña".
 
La patronal Pimec ha informado de que su presidente, Antonio Cañete, está en conversaciones con el fondo ruso propietario de la Sputnik V, vacuna que se está inoculando con éxito en 55 países, que tiene una eficacia del 92% según la revista científica The Lancet y que permite una vacunación masiva, ya que su conservación es sencilla -a una temperatura de entre 2 y 4 grados-. "No es el momento de priorizar la geopolítica, sino de admitir todas las vacunas posibles y seguras para salvar vidas y recuperar la economía", ha señalado el presidente de Pimec.
 
La patronal ha pedido a las administraciones que "se acelere urgentemente el ritmo de vacunación", una vez superadas las dudas sobre la vacuna AstraZeneca, ya que considera que unos niveles bajos de inoculación a las puertas del verano "podrían comprometer toda la temporada turística". En el caso catalán, aunque reconoce el esfuerzo de la Generalitat para agilizar la vacunación, considera que se están produciendo "embudos" en el suministro de las vacunas y que no se están utilizando todas las opciones posibles para acelerar el proceso.
 
En este sentido, la patronal ha reiterado su ofrecimiento para que las mismas empresas se utilicen como centros de vacunación y ha reclamado que se aprueben con urgencia la distribución de vacunas alternativas.
 
 
 
La inmunidad de rebaño de covid-19 objetivo imposible
 
Con varias vacunas ya en el mercado internacional, planes de inoculación en marcha y tres olas de covid-19 sufridas en Europa -en España, este fin de semana se han confirmado signos de un nuevo repunte que conduce a la cuarta ola de cara a la Semana Santa-, la idea de lograr una inmunidad de rebaño en un tiempo inmediato se disipa como un espejismo.
 
Pese al optimismo generado por la vacunación, un artículo publicado en la revista Nature recuerda por qué es necesario valorar más factores del escenario actual, y aplacar la euforia una vez los hayamos entendido.
La inmunidad de rebaño o de grupo, ese tótem deseado por Boris Johnson y Stefan Lövnen -primeros ministros de Reino Unido y Suecia, respectivamente- durante el estallido de la pandemia de coronavirus, queda lejos de convertirse en una realidad, aún con las campañas de vacunación en marcha en el mundo desarrollado. El fenómeno consiste en que la mayoría de la población, entre un 60 o 70%, haya alcanzado la inmunidad contra un virus, ya sea a través de una vacuna o por generación de anticuerpos tras haber superado la enfermedad.
 
El enorme beneficio de esta inmunidad grupal es que fuerza al patógeno a su desaparición, ante su imposibilidad de seguir infectando y transmitiéndose de unos organismos a otros. ¿No es este el objetivo de las vacunas que ya están en el mercado -Pfizer-BionTech, Moderna, Janssen, AstraZeneca, Sputnik V-? La respuesta es afirmativa, sin embargo, el análisis de todos los condicionantes de la realidad actual de la pandemia conducen a una conclusión que requiere más templanza y menos euforia.
 
1. Se desconoce si las vacunas previenen la transmisión
La clave de la inmunidad de rebaño es que el virus carezca de posibilidades de seguir saltando de un huésped a otro, incluso cuando logra desarrollarse en un organismo. Esto solo es posible si está rodeado de personas vacunadas o inmunizadas tras pasar la enfermedad que impidan al patógeno infectarlas e infectar a otras personas. Sin embargo, las vacunas disponibles, pese a tener una alta efectividad en la prevención de los síntomas del covid-19, no evitan la infección. Todavía no hay evidencias suficientes de que puedan prevenir la transmisión del virus que habita en un vacunado a otra persona. Por tanto, con los datos que tenemos hoy, la infección es capaz de persistir y las cadenas de transmisión continuarían intactas.
El único modo de que esta transmisión no lograra el objetivo del virus es que el 100% de la población estuviera vacunada, cualquiera podría alojar el virus, pero nadie desarrollaría síntomas ni enfermaría.
 
2. La vacunación es desigual en todos los territorios del mundo
Enfrascados en el plan de vacunación nacional, tendemos a olvidar la esencia global de la pandemia de SARS-CoV-2. El epidemiólogo Matt Ferrari, del Centro de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Pennsylvania, apunta a que la destrucción del virus, de modo teórico, sólo sería posible con un plan de vacunación a nivel global. Los estados, preocupados por inmunizar y proteger a sus propias poblaciones, están muy lejos de plantear una estrategia que vaya más allá de sus fronteras.
Así, mientras Israel tiene a más de la mitad de su población ya vacunada, las vecinas Líbano, Egipto o Siria no alcanzan un 1% de población inmune al covid-19.
 
Ni siquiera existe un ritmo homogéneo dentro de los países. En Estados Unidos, cita el artículo de Nature, hay estados como Georgia o Utah que ha vacunado a menos del 10% de sus habitantes, y otros como Nuevo México o Alaska, donde las cifras superan holgadamente el 16%. Este factor es relevante. Salvo los territorios que constituyen islas, y sólo cuando se trata de países completos que pueden cerrarse al exterior, como Australia, la mayoría de las naciones conviven en confluencia con poblaciones de otros territorios. La economía globalizada y de interacción internacional obliga a considerar que los países colindantes tengan un ritmo de vacunación parecido si no quieren acabar perjudicándose con brotes a un lado y a otro.
Moratalla, profesor de Filosofía y miembro de la Comisión Científica de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica, insiste en la necesidad de una estrategia global de vacunación. "O nos salvamos todos, o no nos salvamos. Si no, va a haber rebrotes... Desde el punto de vista egoísta, si no lo hacemos para todos, nos vamos a resentir todos", considera ante la aceleración de cuestiones como el certificado de vacunación.
 
3. No hay vacunas para menores de 18 años
La escasez de vacunas provoca también la segmentación por grupos preferentes de edad, siendo los mayores los primeros en recibir los antídotos por su mayor vulnerabilidad. Pero es que todavía no se han desarrollado vacunas para su inoculación en la población menor de 18 años, pese a que los laboratorios más adelantados ya están en proceso de nuevos realizar ensayos en los grupos más jóvenes.  Con meses aún por delante para lograr una inyección que sea segura en niños y adolescentes, la biomatemática Shweta Bansal, de la Universidad de Georgetown en Washington, recuerda que será necesario vacunar a muchos más adultos, muchos más del 70% al que aspira tener la UE inmunizado al final del verano.
Es cuestión de números. En España, por ejemplo, según datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística, viven 9.219.654 menores de 19 años, un 19,5% de la población. Si ellos no van a poder recibir la vacuna en los próximos meses, para llegar a una inmunidad de rebaño de un 70% se necesitará vacunar al 90% de todos los adultos del país. De momento, menos de un 4% de ellos ha recibido la doble dosis del antídoto, y las previsiones de recepción de estos sueros continúan menguando por problemas técnicos en algunos laboratorios -el caso de AstraZeneca es el más relevante-.
 
Algo similar sucede en EEUU, donde el porcentaje de menores de 18 años se eleva hasta el 24% de sus habitantes, por lo que el 100% de sus adultos tendrán que estar inmunizados para que la inmunidad de rebaño llegue al 76%.
 
4. La irrupción de las nuevas cepas
Durante todo su primer año de vida, al coronavirus SARS-CoV-2 le ha ido bastante bien. Tanto, que no ha necesitado mutar para sobrevivir. Sin embargo, los obstáculos que los humanos logramos interponer entre el virus y nuestro organismo en el segundo semestre de 2020, con mascarillas, distancia e higiene de manos, provocó un cambio de estrategia. La aparición de una nueva cepa en Reino Unido disparó las alarmas semanas después de contar con la primera vacuna contra el covid. Más contagiosa y agresiva, a esta le están siguiendo nuevas variantes que se descubren casi de manera quincenal desde el inicio de 2021. La cepa sudafricana, la brasileña, la de California, la de Bretaña, se van acumulando en una lista cada vez más larga.
Nature remite al caso estudiado de Manaos, la capital del estado del Amazonas en Brasil. Entre mayo y octubre, la caída en picado de los contagios en esta zona fue atribuido al logro de una inmunidad de rebaño. Investigaciones de la Universidad de Sao Paolo, citadas en una publicación de Science, revelaron que el 60% de la población de Manaos había sufrido la enfermedad del covid-19 en la primera ola. Sin embargo, a partir de enero de 2021, este territorio ha vuelto a sufrir un repunte de contagios por la nueva variante del coronavirus, lo que prueba que la inmunidad lograda no ha sido suficiente para frenar la nueva cepa.
Además, avisa el epidemiólogo Matt Ferrari, la extensión en la inmunización de las personas tendrá un efecto perverso: la propia selección natural forzará al coronavirus a mutar en nuevas cepas capaces de infectar organismos de vacunados. Cuanto más lento sea el proceso de vacunación en los países, más tiempo tiene el SARS-CoV-2 para seguir reaccionando con nuevas variantes más adaptadas al nuevo escenario de inmunización.
 
5. La inmunidad no durará para siempre
La falta de evidencias sobre la duración del efecto inmunizador de la vacuna distorsiona todos los cálculos matemáticos y aleja un escenario de desaparición del SARS-CoV-2. De los estudios realizados con los infectados en la primera ola, y la experiencia con coronavirus respiratorios anteriores, se deduce que los anticuerpos que protegen contra el covid-19 duran unos meses, que difieren según cada persona. Lo que también se deduce es que la inmunidad no dura para siempre.
La lentitud en la vacunación deja poco margen a los retrasos. Podría suceder que, cuando el 80% de la población haya recibido la vacuna, una parte de este porcentaje, los primeros en ser inoculados, ya hayan perdido el efecto inmune por los meses transcurridos. Sería necesaria una nueva vacunación y volveríamos a la casilla de salida.
 
6. Las vacunas cambiarán el comportamiento humano
Otro escollo para lograr la inmunidad de rebaño es el efecto psicológico que provocarán las vacunas. Vendidas como la solución final contra el coronavirus nacido en Wuhan, y después de más de un año de restricciones a todos los niveles, se espera que las personas vacunadas cambien su comportamiento.
La distancia, las reuniones limitadas y el uso de las mascarillas podrían relajarse entre los que han recibido la inyección, que se sentirán a salvo. De hecho, en algunos estados de EEUU ya plantean eximir el uso de mascarilla en algunos casos y abrir las reuniones sin límite entre personas vacunadas. Los científicos recuerdan que, ni ninguna vacuna proporciona un 100% de efectividad, ni hay suficientes ciudadanos con inmunidad que no puedan ser perjudicados por la relajación del comportamiento del otro grupo.
 
Expertos en enfermedades infecciosas, como Samuel Scarpino, de la Northeastern University de Boston, recuerdan que será necesario continuar con las medidas de prevención ya conocidas mientras la vacunación no se extiende a la mayoría de la población. El antídoto es sólo una medida más, que será plenamente efectiva si no se relajan las demás en el objetivo de romper las cadenas de transmisión. "Las vacunas no significan que estemos a salvo, sino que estamos más a salvo", puntualiza Scarpino.
La dinámica, concluyen los científicos, será similar a la de la gripe. Este año se ha conseguido mantenerla a raya por la existencia de tres factores combinados: un porcentaje de vacunados, un porcentaje de personas con anticuerpos tras haberla pasado en años anteriores y medidas de prevención de contagios en la mayor parte de la población.
 
 
 
 
 
 
 
España o como invertir  5.000 M€ en infraestructuras de agua
 
 
España requiere de una inversión superior a los 5.000 millones de euros para mejorar el cumplimiento de las directivas y recomendaciones europeas en materia de agua y evitar sanciones millonarias por no contar en varias poblaciones con sistemas de tratamiento de aguas residuales.
 
Así lo ha trasladado la asociación de empresas constructoras y concesionarias de infraestructuras Seopan, con motivo de la celebración este lunes 22 de marzo del Día Mundial del Agua y coincidiendo con los objetivos de la ONU de reducir en un 50% las aguas residuales sin tratar para 2030.Sin embargo, solo el 32% de los municipios españoles de más de 10.000 habitantes disponen de sistemas de depuración terciarios, incumpliendo así por más de 30 años las directivas que marca la Comisión Europea e incurriendo en la imposición de multas.
Asimismo, España es el país europeo en el que más varían las tarifas dependiendo del territorio, pudiendo incrementarse hasta en cinco veces el precio por metro cúbico de agua dependiendo de dónde se viva, ya que algunas Comunidades Autónomas repercuten el 100% de los costes del ciclo integral del agua a los consumidores y otras no lo hacen, a pesar de que la directiva lo impone.
 
Otro dato más en contra de España es la inversión pública en protección de medio ambiente, en torno a 24 euros por habitante, un importe un 47% inferior a la media de la Unión Europea, lo que ha hecho que el país ya supere a Grecia en número de expedientes de infracción abiertos por este bajo nivel de inversión.
 
Según las estimaciones de Seopan, la solución a todos estos problemas requiere destinar 1.600 millones para la gestión integral de recursos hídricos, con nuevas presas de reutilización de aguas residuales o estanques de tormentas, y otros 3.500 millones en medidas estructurales, destinadas a más de 190 actuaciones en depuración. Además de cumplir la normativa europea, estas actuaciones permitirían que más de 2,1 millones de personas, en torno a 900.000 viviendas, se beneficien de esta depuración del agua, proporcionando un beneficio social medido por la mejora de la calidad ambiental del agua de 52,5 millones de euros cada año.
 
Aun con todo, España seguiría requiriendo de otras actuaciones clave para mejorar su infraestructura de agua, como la reposición de redes de distribución (depósitos y estaciones de bombeo y potabilización), que se calcula en 2.900 millones, o para prevenir la desertificación, sequía o inundaciones por otros 5.109 millones hasta 2033.
 
 
 
Repsol a la espera de aprobar un dividendo de 0,3 €
 
Repsol celebrará este viernes, 26 de marzo, su junta general de accionistas, en la que se someterá a votación el pago de un dividendo de 0,3 euros brutos por acción y el nombramiento como consejera de Aurora Catá.
 
Ante el contexto excepcional originado por la Covid-19, la compañía recomienda a los accionistas que ejerzan sus derechos de voto y delegación de forma previa a la celebración de la Junta General por los medios de comunicación a distancia, o que asistan telemáticamente.
Sin embargo, mantiene de momento abierta la posibilidad de acudir presencialmente al evento, aunque todavía está a tiempo de determinar que su celebración sea exclusivamente telemática. En todo caso, el aforo del Campus Repsol se ha reducido significativamente por lo que el acceso será por estricto orden de llegada hasta alcanzar el máximo permitido y, una vez alcanzado este, ya no se permitirá la entrada. Tampoco se servirá aperitivo, ni se entregará ningún obsequio.
 
El dividendo de 0,3 euros será abonado a cargo de los resultados del ejercicio 2020 y su pago tendrá lugar a partir del 7 de julio de 2021. La energética también ha acordado proponer el reparto de otro dividendo, asimilable al tradicional pago a cuenta del ejercicio 2021, de 0,30 euros brutos por acción, cuya distribución se hará efectiva a lo largo del mes de enero de 2022.
 
Por otro lado, los accionistas deben dar su visto bueno a las cuentas de 2020, ejercicio en que Repsol registró unas pérdidas de 3.289 millones de euros que se explican por el impacto del coronavirus tanto en la valoración de sus inventarios, que se redujo en 978 millones, como de sus activos de producción, cuyo valor descendió en 2.911 millones. En términos ajustados, la compañía ganó 600 millones de euros, un 70% menos que en 2019. En el cuarto trimestre el resultado neto ajustado se situó en 404 millones, similar al del mismo periodo de 2019.
La junta votará además la puesta en marcha de un Programa de Recompra de acciones propias por un máximo de 40.494.510 acciones, representativas del 2,58% del capital social, aproximadamente, con el único propósito de adquirir las acciones correspondientes al dividendo flexible de enero de 2021, las cuales se amortizarán.
 
Junto al nombramiento de Catá, que sustituye a Maite Ballester, se someterá también a votación la reelección como consejeros de Manuel Manrique, Mariano Marzo, Isabel Torremocha, Luis Suárez de Lezo y la ratificación del nombramiento por cooptación y reelección como consejero de Rene Dahan.
Catá es consejera independiente y presidenta de la Comisión de Auditoría de Atresmedia, y consejera independiente y presidenta de las comisiones de Nombramientos y de Retribuciones de Banco Sabadell. También es presidenta de Barcelona Global y miembro del Comité Ejecutivo de la Agrupación de Antiguos Alumnos de IESE. Desde 2008 a 2020 fue socia de Seeliger y Conde, donde realizó trabajos de consultoría.
 
 
 
El Corte Ingles: continúan las conversaciones sobre el ERE
 
 
Corte Inglés y los sindicatos con representación en la compañía -Fasga, Fetico, CCOO y UGT- volverán a reunirse mañana lunes en la comisión negociadora del plan de ajuste de hasta 3.500 trabajadores que la compañía quiere hacer en su plantilla, después de que en la anterior reunión, celebrada el pasado jueves, ambas partes mostraran posturas alejadas en lo referente a las condiciones económicas del proceso.
 
Tras la reunión del jueves los sindicatos emitieron un comunicado conjunto en el que aseguraron que la propuesta de la empresa "está muy alejada" de sus pretensiones, ya que, pese a que la intención de ambas partes es que el proceso de ajuste se haga de manera voluntaria, a juicio de los representantes de los trabajadores la propuesta de la compañía "se acerca mucho a lo mínimo que establece la ley".
En concreto, la propuesta realizada por El Corte Inglés el pasado jueves contempla una indemnización de 25 días por año trabajado, con un límite de 15 mensualidades, en el caso de los voluntarios, y advierte que, si no se alcanza su objetivo de ajuste con bajas voluntarios -de entre 3.000 y 3.500 trabajadores-, precederá a un proceso de despidos forzosos con indemnizaciones de 20 días con 12 mensualidades.
 
Por el contrario, los sindicatos reclaman 36 días por año y con un máximo de 24 mensualidades tanto para el personal que se adscriba al proceso de manera voluntaria como al que se vea afectado de manera forzosa. Por ello, los cuatro sindicatos que conforman la comisión negociadora tildaron la propuesta de la compañía como "ridícula y fuera de mercado". Además, los sindicatos señalaron a la compañía que el hecho de que el proceso sea voluntario "no es justificación para convertirlo en una negociación de menor cantidad indemnizatoria para las personas trabajadoras, dado que, de no ser suficientemente atractivo, se apuntaría poca plantilla a dicho proceso, llevando, desgraciadamente, a procesos forzosos posteriores".
 
Por otro lado, El Corte Inglés aboga por que solamente el colectivo de las áreas y centros que sufran procesos de reorganización serán los que puedan acogerse al proceso de voluntariedad, para el que propone un plazo de un mes desde que se cierre el acuerdo para adherirse de manera voluntaria, seguido de otro mes para que la empresa conteste a la solicitud.
 
Por su parte, los sindicatos piden que la preferencia de adscripción voluntaria se aplique a todo el personal de El Corte Inglés, independientemente de su área o centro y, en caso de no cubrirse el objetivo de forma voluntaria, solicitan que el número de afectados sea menor a 3.000 personas.
Por último, las organizaciones sindicales criticaron que "el camino que hoy ha escogido la empresa ha sido radicalmente el opuesto a lo que, desde la parte social, consideramos justo para los intereses de los trabajadores".
 
En reuniones anteriores la compañía ya trasladó a los sindicatos su intención de que el ajuste se realice de forma voluntaria, y aseguró que no afectará ni a los trabajadores mayores de 50 años, ni a los eventuales ni a quienes tienen contrato de relevo, ni tampoco a aquellos que trabajan días sueltos. El Corte Inglés prevé que su plan de ajuste para reducir la plantilla alcance a entre 3.000 y 3.500 trabajadores, por lo que afectaría a entre el 5% y el 6% del total de los 63.000 trabajadores con los que cuenta El Corte Inglés S.A. y algo más del 3% respecto a la plantilla total de todo el grupo empresarial.
 
 
 
 
 
El beneficio neto de Aramco se desplomó un 44,43%
 
La petrolera estatal saudí Aramco ganó 49.003 millones de dólares (41.023 millones de euros) el año pasado, un 44,43% menos que en 2019, cuando obtuvo 88.185 millones de dólares (73.824 millones de euros) de beneficio neto, informó hoy la compañía al ofrecer sus resultados anuales.
 
Pese al importante retroceso, debido a la crisis económica provocada por la pandemia de covid-19, el resultado anual muestra una cierta recuperación durante el cuarto trimestre y una atenuación de los descensos del segundo y tercer trimestre, en los que las caídas en los beneficios habían sido del 73 % y el 48,66 %, respectivamente. "En uno de los años más difíciles en la historia reciente, Aramco ha demostrado su oferta de valor única mediante su considerable agilidad financiera y operacional", indicó en un comunicado el presidente ejecutivo de la compañía, Amin Nasser, que destacó que a lo largo de 2020 ha ofrecido unos dividendos de 75.000 millones de dólares (62.785 millones de euros).
 
"Mientras el enorme impacto de la covid-19 se sintió en toda la economía global, nosotros intensificamos nuestro énfasis en la eficiencia de capital y operacional. Como resultado, nuestra posición financiera se mantuvo sólida", agregó. El presidente ejecutivo atribuyó esta "resiliencia" a su magnitud, su "baja dependencia en la intensidad de carbono y los bajos costes de producción".
Asimismo, indicó que los gastos de capital durante el año pasado fueron de 27.000 millones de dólares (22.600 millones de euros), frente a los 40.000-45.000 millones (33.500-37.700 millones de euros) que había previsto "debido a la implementación de programas de optimización y eficiencia".
 
Para 2021, previó que estos gastos ascenderán a 35.000 millones de dólares (unos 29.300 millones de euros).
 
 
 
 
 
Agenda semanal del 22 al 26 de marzo
 
 
 
 
Entre el 22 y el 26 marzo, el foco de atención del mercado en el plano macroeconómico se situará en las publicaciones preliminares del mes de marzo de los PMIs de la Eurozona. Asimismo, también se darán a conocer las encuestas de sentimiento empresarial alemanas de marzo del instituto IFO.
 
Datos macroeconómicos a destacar
Europa
Todo ello en un contexto en el que en marzo el indicador de sentimiento económico ZEW en Alemania registró un repunte de 5,4 puntos hasta 76,6 puntos, mostrando así la mejora de la situación epidemiológica por sus implicaciones sobre la economía. Por su parte, el indicador de valoración de la situación económica actual de Alemania registró un mayor avance de 6,2 puntos a -61,0 puntos.
El miércoles 26 se publicarán los datos preliminares de los PMIs de IHS Markit de marzo. En este sentido, el consenso de analistas prevé una negativa lectura de los indicadores, estimándose caídas en todas sus variantes. En concreto, se espera un retroceso más acusado en el caso del sector manufacturero de 3,6 puntos hasta 54,3puntos, si bien manteniéndose en fase de expansión (> 50 puntos). Por su parte, se proyecta que el PMI servicios de la Eurozona se sitúe por debajo de 50 puntos por séptimo mes consecutivo (desde agosto de 2020), registrando una contracción de en torno a 2,6 puntos hasta 45,9 puntos.
EEUU
Tras reiterar la Reserva Federal su posición de cautela y estimar que no se producirá una subida de los tipos de interés oficiales hasta 2023, el punto de mira de los inversores se situará, como en la Eurozona, en la lectura preliminar de los PMIs de marzo.
En contraste a la zona monetaria europea, los indicadores adelantados PMIs mostrarán un mayor dinamismo, situándose todas sus variantes en fase de expansión. Al mismo tiempo, en un contexto marcado por el nuevo plan de estímulos y un mayor progreso de los planes de vacunación con más de 100 de millones de dosis suministradas, el consenso de analistas mantiene el optimismo sobre la lectura de los PMIs. En concreto, sitúa el PMI servicios de EEUU en 60,0 puntos, 0,2 puntos más que en febrero, lo que representaría su mayor registro desde 2014. Asimismo, se estima que el indicador PMI del sector manufacturero avance 1,1 puntos hasta 59,5 puntos (+0,9 puntos respecto lectura anterior).
 
Región Asia-Pacífico
En la región Asia-Pacífico, tras conocerse los elevados repuntes en febrero de las ventas minoristas (+33,8% interanual) y de la producción industrial (+35,1% interanual) de China, fundamentalmente por el efecto base tras sus fuertes en febrero de 2020 por la pandemia, el foco de atención de los analistas se mantendrá en la potencia asiática. En concreto, el PBOC actualizará su tasa de préstamos tanto a vencimientos a 1 años como a 5 años.
En este sentido, la decisión del PBOC se conocerá el lunes 22 de marzo (02:30h hora peninsular). Así, a pesar de que los datos macroeconómicos muestran un mayor dinamismo del sector manufacturero y exportador, que contrasta con la evolución de la demanda interna, el consenso de analistas prevé que el PBOC no realizará ninguna modificación a su política actual. En concreto, se estima que la tasa de préstamos a 1 años se mantenga en un 3,85% y la de 5 años en un 4,65%.
 
Datos empresariales a destacar
Junta General de Accionistas: Bankia, Banco Sabadell, Repsol, Banco Santander, Ence
Resultados Europa: E.ON
Resultados EEUU: IHS Markit, General Mills, Darden Restaurants.
 
 
 
 
S&P mantiene el raiting de la deuda “perspectiva negativa”
 
La agencia de calificación S&P Global Rating mantiene en negativa la perspectiva de la deuda de España debido a los "desafíos fiscales y estructurales". En un comunicado, la firma señala que la crisis del Covid-19 ha afectado duramente a la economía española y prevé que el PIB  no volverá a los niveles prepandemia (2019) hasta 2022. La calificación, igualmente, se mantiene en 'A / A-1'.
 
 
"La perspectiva negativa refleja nuestra opinión de que las consecuencias de la pandemia en los hogares y las empresas españolas han agudizado las debilidades económicas estructurales existentes. A medida que el gobierno elimine gradualmente las medidas de apoyo extraordinarias, algunas pequeñas y medianas empresas (pymes) podrían enfrentarse a la insolvencia, lo que aumentaría los pasivos contingentes de España", indica S&P.
 
Además, la agencia prevé que el déficit de la seguridad social se eleve aún más debido a la falta de consenso político para aumentar la edad de jubilación o ampliar la duración de las cotizaciones obligatorias. "Creemos que los persistentes déficits de la seguridad social en España reducen la probabilidad de que el presupuesto de las administraciones públicas genere superávits primarios operativos en el horizonte de proyección", afirma.
 
Al igual que en informes anteriores, S&P señala el déficit fiscal como el mayor riesgo de España. En ese sentido, proyecta un déficit presupuestario de España del 4,2% del PIB en 2022 desde un 11,8% estimado el año pasado, ya que "la recuperación de la demanda beneficia los ingresos y el apoyo económico extraordinario se elimina gradualmente", aunque advierte de que  "es probable que la consolidación después de 2022 resulte más desafiante".
 
La firma explica que muchos de los riesgos para la estabilidad fiscal de España son anteriores a la pandemia. Para finales de 2021, calcula que la deuda bruta de las administraciones públicas será de un 121,2% del PIB.
 
A pesar de ello, la agencia calificadora estima que España tendrá una recuperación "relativamente optimista", con un crecimiento del PIB del 5,7% en 2021 y del 6,6% en 2022. Además, destaca "un potencial alza" para el crecimiento económico debido a que España opta a recibir durante los próximos siete años cerca del 13% del PIB en préstamos del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la UE.
 
 
 
 

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda