Los europeos exigen que el euro digital sea seguro y útil

14 de abril de 2021

El 43% de los europeos quieren que el euro digital garantice la privacidad de los datos, pero solamente uno de cada diez apoya el anonimato total. El resto reclama que se implementen medidas para evitar "actividades ilícitas".

Compartir en:





Los ciudadanos europeos reclaman que el futuro euro digital sea seguro, no genere costes adicionales y sirva para realizar pagos en cualquier país de la Eurozona, según la consulta pública realizada por el Banco Central Europeo (BCE) en octubre de 2020. El 43% de los europeos quieren que el euro digital sea privado, pero solamente uno de cada diez apoya el anonimato total. El resto reclama que se implementen medidas para evitar «actividades ilícitas».
El 18% pone el foco en la seguridad%. En tercer lugar se sitúa la exigencia de que se pueda usar para realizar pagos en todo el área del euro (11%), así como que sea gratuito (9%) y tenga «usabilidad offline» (8%). El 66% reclama al BCE que el euro digital se integre dentro de los sistemas y aplicaciones de los bancos y de pago que existen ya en la actualidad.

De las más de 8.200 respuestas recibidas en la encuesta del BCE, el 94% procedía de ciudadanos particulares, y el 6% restante se reparte entre profesionales, bancos, proveedores de servicios de pagos, empresas tecnológicas y comercios. Por nacionalidades, Alemania acaparó el 47% de las respuestas, seguida de Italia, con un 15% y Francia, con un 11%.

«El euro digital solo puede tener éxito si cumple con las necesidades de los europeos. Vamos a hacerlo lo mejor que podamos para asegurar que el euro digital cumple con las expectativas que los ciudadanos han expresado en la consulta pública», asegura el miembro del Comité Ejecutivo del BCE, Panetta. A mediados de 2021 las autoridades europeas aprobarán que el BCE realice una investigación formal sobre el euro digital, que comenzará previsiblemente tras las vacaciones de verano. Una vez realizada, se tendrá que volver a decidir si finalmente se implementa.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda