El IBEX 35, avanza, desmarcándose del resto de índices bursátiles

27 de abril de 2021

Tono generalmente bajista entre los mercados de renta variable en Europa y EEUU, en un contexto marcado por la temporada de resultados del 1T de este año.

Compartir en:

No obstante, consolidando la tendencia de las últimas jornadas, los movimientos tanto al alza como a la baja no son especialmente significativo, lo que permite que los índices de volatilidad (VIX) se mantengan en niveles mínimos desde el inicio de la pandemia en Europa (EuroStoxx 50) y EEUU (S&P 500). Por su parte, entre los principales índices bursátiles de la región Asia-Pacífico ha predominado el tono mixto.
Renta variable
En este sentido, los inversores analizan los resultados corporativos del 1T para justificar el nivel de valoración actual de la renta variable. En concreto, en términos generales los resultados presentados están siendo positivos, estimándose que 3 de cada 4 compañías del S&P 500 han superado las estimaciones previas del consenso de analistas.
Adicionalmente, el punto de mira no sólo se sitúa en la publicación de los resultados, si no también en el mensaje de la dirección de las empresas respecto a la evolución del negocio en próximos trimestres. Así, en términos generales aunque con diferencias sectoriales, los directivos se muestran optimistas respecto a la actividad y volumen de negocio en el próximo trimestres ante el progreso de los planes de vacunación, sobre todo en las economías avanzas, si bien algunos de ellos han remarcado los riesgos a la baja que presenta la situación epidemiológica a corto plazo.
Paralelamente, hoy se inicia la reunión de tipos de interés de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de EEUU (FOMC), a la espera que mañana publiquen el tradicional comunicado de prensa sobre la política monetaria de la Reserva Federal. Prácticamente ningún analista prevé que realicen ninguna modificación de sus tipos de interés, si bien el foco de interés en cuándo iniciarán el proceso de reducción del ritmo de compras de activos (tapering) una vez se estabilice la situación epidemiológica y se consolide la recuperación económica. En este sentido, se espera que Jerome Powell, presidente de la Fed, ponga especial énfasis en los riesgos sobre la recuperación asimétrica de la economía y la necesidad de no retirar los estímulos de forma anticipada, si bien también podría anticipar que el proceso de tapering, si las previsiones macroeconómicas se cumplen, se inicie a partir del 4T de 2021.
Por otro lado, en Europa, en una sesión en la que han presentado resultados compañía como BP, Schneider Electric, HSBC o Novartis, la atención se ha situado en Alemania tras la revisión al alza de las previsiones de crecimiento de su Gobierno hasta un 3,5% anual en 2021 (vs. 3,0% anual anterior). En concreto, esta mejora de las expectativas se apoya en el avance esperado de la actividad industrial y de su sector exterior. A pesar de ello, el escenario del ejecutivo alemán proyecta una recuperación de la actividad económica divergente, que en su conjunto no recuperará sus niveles previos de producción hasta el primer semestre de 2022. En esta coyuntura, la evolución hoy del DAX 30 alemán ha estado ligeramente por debajo del resto de sus homólogos europeos, contrayéndose un 0,31%.
En el ámbito macroeconómico, la atención se ha situado en EEUU, destacando el fuerte repunte de la confianza del consumidor del Conference Board en abril, situándose en su mayor nivel en los últimos 14 meses. En concreto, aumentó hasta 121,7 puntos (109,0 puntos en marzo) en un contexto marcado por un mayor dinamismo del mercado laboral y de la economía estadounidense ante el progreso del plan de inmunización.
En este escenario, se ha iniciado la jornada de hoy con un predominio del tono mixto entre los principales índices de renta variable de la región Asia-Pacífico, destacando el repunte del Sensex indio (+1,15%). Todo ello en una coyuntura en que la semana pasada perdió casi un 2% de su cotización ante la negativa situación epidemiológica del país y ayer se apreció un 1,06%.   Paralelamente, el Shanghai Composite se ha revalorizado ligeramente un 0,04%. Por otro lado, el Nikkei 225 japonés ha retrocedido un 0,46%, el Hang Seng hongkonés un 0,20% y el Kospi surcoreano un 0,07%.
En Europa, entre sus principales índices bursátiles ha predominado el rojo, con la excepción del IBEX 35, que ha registrado un movimiento alcista a final de sesión, cerrando con un avance de un 0,63%. Por su parte, el DAX 30 alemán ha concluido la jornada con un retroceso de un 0,31%, el Footsie 100 inglés de un 0,26% y el CAC 40 francés de un 0,03%.
En España, el IBEX 35, desmarcándose del resto de índices bursátiles europeos, ha avanzado en la sesión de hoy un 0,63%. En concreto, ha cerrado en 8.757 puntos.   Entre sus componentes, ha destacado las revalorizaciones de Banco Santander (+5,01%), de Siemens Gamesa (+2,82%) y CaixaBank (+2,32%). Por otro lado, en terreno negativo, los retrocesos más significativos se han situado en Amadeus (-1,21%), Mapfre (-1,10%) y ArcelorMittal (-1,01%).
Asimismo, en EEUU, sus principales bolsas de EEUU cotizan a cierre de sesión europea con ligeros descensos a la espera de que al cierre de la jornada se publiquen los resultados del 1T de las grandes tecnológicas como Microsoft, Alphabet o Visa. En este entorno, el S&P 500 cae un 0,07% y el Nasdaq Composite un 0,17%.
Renta fija
Repitiéndose la tendencia registrada en la jornada de ayer, no se han producido movimientos especialmente destacados entre los principales mercados de renta fija soberana a nivel global. No obstante, sí se ha apreciado un denominador común, una vez han predominado los repuntes de yield entre las principales referencias a 10 años.
La atención de los inversores se sitúa en la reunión de tipos de interés de la Reserva Federal, que dará comienza a lo largo de la jornada de hoy. Todo ello en un contexto en que los indicadores adelantados macroeconómicos constatan las expectativas de una recuperación económica a partir del 2T del 2021, al mismo tiempo que los resultados corporativos del 1T continúan en términos generales situándose por encima de las previsiones del consenso de mercado.
Paralelamente, las compañías anticipan en sus presentaciones de resultados que el encarecimiento creciente de las materias primas será en parte repercutido al consumidor final, proyectando un incremento generalizado de los precios. En concreto, según un estudio de Bank of America, el número de menciones a la inflación se ha triplicado durante esta temporada de resultados entre las compañías del S&P 500 respecto al mismo período de 2020. De esta forma, los inversores continúan evaluando las expectativas de inflación y su repercusión en el mercado de renta fija.
En este contexto, en la Eurozona, nuevamente como ayer el movimiento al alza de tipos de interés más elevado se ha situado en la curva italiana, una vez que la TIR de su bono a 10 años ha repuntado 2,1 pb hasta un 0,818%. Por otro lado, la rentabilidad del bono alemán a 10 años ha cerrado en un -0,251% (+0,4 pb) y la del bono español a 10 años en 0,412% (+1,4 pb).
Por su parte, en Reino Unido, el rendimiento del bono Gilt a 10 años ha subido en la sesión de hoy 1,8 pb hasta un 0,772%.
Finalmente, la yield del bono estadounidense a 10 años repunta 2,7 pb hasta un 1,593% a cierre de sesión europea con el punto de mira en la reunión de tipos de interés de la Reserva Federal.
Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)
Jornada al alza en el mercado de petróleo, con revalorizaciones inferiores al umbral del 1%, que permite al crudo WTI recuperar el nivel de 62 dólares por barril, mientras que el Brent se sitúa en torno a 66 dólares por barril
Todo ello en un contexto en que el foco de atención de los inversores se ha situado en la OPEP+, una vez que han decidido mantener inalterados los planes de incremento de la producción de crudo acordados en abril de incrementar aproximadamente en 2 millones de barriles diarios la oferta en los próximos 3 meses. En este sentido, los miembros de la OPEP+ han decidido no celebrar la reunión prevista inicialmente mañana, posponiéndose al próximo 28 de mayo con el objetivo de analizar la situación del mercado de petróleo ante la situación epidemiológica de India y modificar su política si fuese necesario. Esta noticia ha consolidado hoy la tendencia alcista del mercado de petróleo una vez que parte de los analistas proyectaban que la OPEP+ podría modificar su estrategia de incremento de la producción de crudo ante la negativa evolución de la crisis sanitaria en India, el tercer país importador de crudo a nivel global.
Por otro lado, la evolución de hoy se ha visto apoyada por la colisión de un buque, que podría transportar aproximadamente 1 millón de barriles (no confirmada cantidad), en aguas próximas al puerto de la ciudad de Qingdao al este de China, que ha provocado un vertido en el mar Amarillo.
En este escenario, el petróleo Brent avanza hasta 65,94 dólares por barril (+0,44%), mientras que el WTI (de referencia en EEUU) asciende hasta 62,39 dólares por barril (+0,78%).
Asimismo, predomina las alzas entre las cotizaciones de los metales, elevándose el precio del oro hasta 1.783,8 dólares por onza y el de la plata un 0,45% a 26,4 dólares por onza. Paralelamente, el platino se revaloriza hasta 1.248,2 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el cruce eurodólar se consolida en el rango de entre 1,205-1,208 dólares por euro, situándose a cierre de sesión europea prácticamente sin cambios en torno a 1,208 dólares por euro (-0,01%). A su vez, el Dollar Index sube un 0,12% hasta 90,89 puntos.
Macro
Confianza del consumidor en EEUU
Según la encuesta mensual del Conference Board, en abril la confianza del consumidor en EEUU repuntó por cuarto mes consecutivo tras registrar a finales de 2020 su menor nivel desde el mes de septiembre.
En concreto, aumentó significativamente hasta 121,7 puntos (frente a 109,0 puntos en marzo), su mayor nivel en los últimos 14 meses, en una coyuntura marcada por la recuperación de la demanda y el mercado laboral ante el elevado ritmo de vacunación de la población, los fuertes estímulos fiscales y la reapertura de negocios a medida que se relajan las restricciones de movilidad.
Su evolución se vio impulsada principalmente por la mejora del indicador de condiciones actuales del mercado laboral y empresarial a 139,6 puntos (vs. 110,0 puntos en febrero). Por su parte, el índice de expectativas, basado en las perspectivas a corto plazo de los consumidores sobre las condiciones de ingresos, negocios y mercado laboral, mostró un avance más moderado hasta 109,8 puntos, +1,5 puntos respecto al mes anterior.
Índice de actividad manufacturera de la Fed de Richmond en EEUU
En abril, la actividad manufacturera continuó expandiéndose al mismo ritmo que el mes anterior según la encuesta de la Fed de Richmond, manteniendo su tendencia positiva desde mayo de 2020. En concreto, el indicador compuesto se situó en 17 puntos (mismo nivel que en febrero)
Su evolución se apoyó principalmente en el aumento de las nuevas órdenes de pedidos y el empleo. A su vez, la acumulación de pedidos y los índices de tiempo de entrega a proveedores registraron máximos históricos ante las limitaciones de suministro. Una situación que provocó un significativo descenso de los inventarios de productos terminados y materias primas a niveles mínimos de la serie histórica.
En este contexto, los fabricantes se mostraron optimistas sobre la progresiva mejora de las condiciones de la industria en los próximos 6 meses.
Índice de precios de la vivienda en EEUU
En febrero, el índice de precios de la vivienda nacional S&P CoreLogic Case-Shiller registró un aumento de los precios de un 12,0% respecto al mismo periodo de 2020 (frente a un 11,2% interanual el mes anterior). A su vez, el indicador compuesto de 20 ciudades se incrementó un 11,9% interanual (vs. 11,1% interanual anterior), su mayor tasa desde 2014 en una coyuntura de fuerte repunte de la demanda y oferta limitada de viviendas en el mercado.
Empresarial
Vidrala (Hoy: -0,73%; YTD: 0,00%)
La empresa española especializada en la fabricación y en la venta de envases de vidrio ha anunciado que en el 1T facturó 234,9 millones de euros, un 3,6% menos que en el mismo período del año anterior.
Sin tener en cuenta el impacto negativo de la divisa en la facturación de la empresa español (-0,3 pp), los ingresos totales en los tres primeros meses del año habrían descendido un 3,3%.
No obstante, a pesar de la evolución negativa en la parte alta de la cuenta de resultados, el resultado operativo de la compañía (EBITDA) en el 1T se incrementó de un 3,9% interanual hasta 62,2 millones de euros. En concreto, el margen EBITDA (Ebitda/ingresos) ascendió a un 26,5%, 191 pb más que en el 1T de 2020.
Paralelamente, Vidrala mantuvo su estrategia respecto a la reducción progresiva de su apalancamiento, reduciéndose su deuda hasta 210,4 millones de euros, lo que supone un múltiplo de deuda sobre el Ebitda acumulado en los últimos 12 meses de 0,7x.
Adicionalmente, el resultado neto atribuible de la empresa española en el 1T ascendió a 32,7 millones de euros, equivalente a un beneficio neto por acción de 1,15 euros (+9,7% interanual).
Finalmente, Vidrala ha comunicado que prevén este año una ligera recuperación del volumen, con mayor intensidad en el 2T debido al efecto base del impacto en el negocio de la pandemia. A su vez, estiman resultados similares respecto al 2020 en los márgenes operativos (28,3% margen EBITDA 2020) y la generación de flujo de caja libre (140 millones de euros). Asimismo, proyectan un ligero crecimiento de los beneficios por acción (5,62 euros por acción), apoyado principalmente en mejoras operacionales
Schneider Electric (Hoy: +0,73%; YTD: +16,25%)
La empresa francesa ha anunciado que en el 1T su facturación ascendió a 6.526 millones de euros, un 11,9% más respecto al mismo período de 2020 (+13,5% interanual en términos orgánicos).
Por divisiones de negocios del grupo, el área de gestión de energía (energy management) registró en los tres primeros meses de este año unos ingresos de 4.949 millones de euros, un 12,9% superiores a los registrados en el 1T de 2020. La compañía francesa ha señalado que esta evolución se apoya en la sólida demanda experimentada en todos sus canales de distribución, especialmente en los centros de datos (data centers). Por otro lado, el área de automatización industrial (industrial automation) facturó en el 1T 1.557 millones de euros, un 9,0% más que en los tres primeros meses de 2020.
Por países, Schneider Electric ha destacado la positiva evolución de los ingresos entre enero y marzo en la región Asia-Pacífico, que crecieron un 40,2% en términos interanuales hasta 2.028 millones de euros, situándose como el área del grupo con mayor peso. Por su parte, los ingresos en los tres primeros meses de este año en Europa Occidental aumentaron un 13,2% interanual (1.837 millones de euros), mientras que en América del Norte se contrajeron hasta 1.747 millones de euros (-6,0% interanual).
Finalmente, ante esta evolución del negocio, Schneider Electric ha elevado su perspectiva financiera del ejercicio de 2021. En concreto, prevé que el EBITA ajustado registre un crecimiento anual de entre un 14% y un 20% (en términos orgánicos), debido fundamentalmente a la mejora del crecimiento de la facturación (entre un 8% y un 11% anual orgánico) y del margen EBITA (entre 90 pb y 130 pb orgánico hasta entre un 16,7% y un 17,1%).





 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda