Los expertos recomiendan prudencia frente al oro

27 de mayo de 2021

El oro marcó este miércoles máximos de los últimos cuatro meses y medio por encima de los 1.900 dólares. El miedo al aumento de la inflación contribuye a hacer subir al metal precioso. Las últimas caídas en los rendimientos de los bonos también lo hacen más atractivo.

Compartir en:

A esto se une el hundimiento de las criptodivisas, con el bitcoin desplomándose por debajo de los 32.000 dólares, que puede haber llevado a que los inversores hayan sacado sus ahorros de las 'criptos' en busca de activos más tranquilos y seguros.

Sin embargo, los expertos advierten de que el oro está sobrecomprado. Es decir, se han tomado posiciones demasiado rápido y en un periodo de tiempo demasiado corto, y ello invita a pensar en caídas más o menos inminentes. El oro avanzó en la pasada sesión después de que la Reserva Federal (Fed) reiterara su postura 'dovish' (acomodaticia) respecto a los tipos. El vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, dijo en una entrevista que las señales de inflación "prueban que es en gran medida transitoria", lo que hizo que los rendimientos de los bonos a 10 años alcanzaran su nivel más bajo en dos semanas.

El aumento de los rendimientos de los bonos ha perjudicado a los lingotes de oro en lo que va de año, superando en cierto modo al metal como activo refugio. La bajada de éstos, junto a la debilidad del dólar y a la preocupación por la inflación han mejorado el sentimiento en el sector de los metales preciosos.

Cabe recordar que los precios del oro cayeron gradualmente este año hasta marzo, cuando tocaron fondo por debajo de los 1.700 dólares la onza. El lingote ha borrado todas las pérdidas de 2021, subiendo un 7,6% en lo que va de mes, y va camino de obtener su mayor ganancia mensual desde julio.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda