Ebury: nuevas subidas de las divisas de mercados emergentes 

31 de mayo de 2021

Ebury, la fintech especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, asegura que el actual entorno de mercado es propicio para nuevas subidas de las divisas de los mercados emergentes, en particular las que dependen de las materias primas, a expensas del dólar americano.

Compartir en:

“Hay margen para que sigan subiendo en lo que queda de año y pensamos que podríamos ver más aumentos en los precios una vez que se levanten las restricciones en mayor medida en los países desarrollados”, asegura el equipo de análisis de Ebury en un informe especial sobre el impacto del mercado de materias primas en las divisas publicado hoy.
 
Ebury cree que la mayoría de las monedas de los mercados emergentes parecen bastante baratas respecto del dólar según una serie de parámetros, especialmente en comparación con las materias primas, lo que resulta especialmente evidente en el caso del Real Brasileño (67% por debajo de su valor), el Peso Colombiano (30% por debajo); Rublo (25%) o el Peso Chileno (14%).
 
Entre los factores que han impulsado la subida de los precios de las materias primas, Ebury cita una recuperación económica mundial más rápida de lo previsto, influida por un suministro también más veloz de lo esperado de las diferentes vacunas contra la COVID-19; unas políticas monetarias y fiscales muy acomodaticias, y una escasez de oferta propiciada por los bajos precios desde la crisis de las materias primas de 2014/5, que frenaron la exploración y el desarrollo.
 
Ebury recuerda en su informe que los precios de las materias primas han subido de forma generalizada desde el inicio de 2021, motivado, principalmente, por el fuerte incremento de los precios mundiales del petróleo.  Los futuros del crudo Brent han aumentado aproximadamente un 30%, pasando de 52 dólares por barril a 68 dólares, que es más o menos el nivel en el que se encontraban antes del estallido de la pandemia a principios de 2020. El precio de los metales también ha experimentado un aumento generalizado desde principios de año, con importantes subidas en el aluminio (+18%), el cobre (+28%) y el hierro (+24%), los dos últimos hasta alcanzar máximos históricos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda