La CNMV exigirá a las cotizadas aflorar las ´acciones de lealtad´ 

13 de junio de 2021

Las compañías cotizadas estarán obligadas a contar al mercado si deciden adoptar las llamadas ´acciones de lealtad´ que permiten premiar a los accionistas estables con doble poder de voto, además de transparentar los cargos que sus consejeros desempeñan en otras entidades, sean o no cotizadas, desvelando además el resto de actividades que tienen retribuidas.

Compartir en:

Su detalle será exigible en los informes anuales de Gobierno Corporativo y de Remuneración de Consejeros según la propuesta formulada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) y abierta esta semana a consulta del sector.
El organismo ha planteado, en concreto, varios cambios en la circular que regula el contenido de ambos informes para, sobre todo, incluir novedades incorporadas en la reciente la Ley de Sociedades de Capital, que aprueba la existencia de dichas 'acciones de lealtad'.

Con su inclusión se ha adaptado la normativa española al entorno internacional permitiendo "premiar" a los accionistas fieles con un voto adicional por cada acción que se mantenga durante dos años como mínimo. Son mecanismos que persiguen reforzar la vinculación a largo plazo de los accionistas, que es el objetivo general de la Ley de Sociedades de Capital.

Las compañías que decidan adaptar tal sistema tendrán ahora también que contarlo en los informes a la CNMV para conocimiento general del mercado, con cumplido detalle de si han contemplado dicha figura en sus estatutos sociales y cómo. El modelo de informe puesto a consulta de la CNMV incluye la obligación de especificar cuándo se aprobó el cambio estatuario para permitirlo y el plazo temporal exigido a un inversor para acceder a dicho privilegio. También tendrán que detallar las acciones que han sido solicitadas por inversores y que están pendientes de que transcurra el periodo de tenencia obligatorio para ejercerlas e, incluso, el nombre de los inversores que las tengan si supone una participación significativa en el capital.

Aprovechando el cambio del modelo de reporte, la CNMV ha decidido actualizar la información relativa a remuneraciones y obligará a detallar "cualquier desviación del procedimiento para la aplicación de la política de remuneraciones" así como si ha aplicado excepciones a dicha política, "derivadas de circunstancias excepcionales". Las compañías tendrán que rendir cuenta además sobre cómo la remuneración devengada y consolidada en el ejercicio contribuye al rendimiento sostenible y a largo plazo de la sociedad y dar una visión a medio plazo de la evolución de los emolumentos que perciben los miembros del consejo de administración y resto de plantilla.

En concreto, los informes contarán con un apartado nuevo para establecer comparaciones entre los importes anuales devengados y las variaciones anuales experimentadas, durante los últimos 5 años, en la retribución de cada uno de los consejeros, en los resultados de la sociedad y en la remuneración media sobre una base equivalente a jornada completa de los empleados que no sean consejeros.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda