Santander coloca su tercer  bono verde

17 de junio de 2021

Santander ha colocado un bono verde senior no preferente de en torno a 1.000 millones de euros, a 8 años. La demanda está siendo muy elevada, según explican fuentes del mercado. Con los fondos captados, la entidad financiará proyectos verdes elegibles dentro del marco de emisiones verdes y sostenibles del grupo. 

Compartir en:

Se trata del tercer bono verde de Santander, que emitió por primera vez deuda ambiental en octubre de 2019, también por 1.000 millones, y que en junio de 2020 volvió a hacerlo, en ese caso con una operación de bonos senior no preferentes a 7 años, por idéntica cantidad. Por otro lado, el pasado noviembre el banco lanzaba el  primer bono sostenible enfocado a particulares.  En la colocación de este jueves participan ING, Danske Bank, Mediobanca, Natixis, Santander (B&D), Société Générale y UniCredit. 

Más allá de esos aproximadamente 3.000 millones de euros colocados en bonos verdes hasta la fecha, Santander ha movilizado 33.800 millones de euros en financiación verde desde 2019. Como gestora, cuenta, por otro lado, con 6.900 millones de euros en activos sostenibles bajo gestión, según los datos del propio banco.
Con esta colocación -suponiendo que se quede en 1.000 millones de euros- las empresas y entidades financieras españolas han emitido ya unos 9.800 millones en lo que llevamos de año. Este volumen que supera en un 14% al de todo 2020 (cuando rondó los 8.600 millones). 

De esos 9.800 millones, el 51% corresponde a entidades financieras, con un claro dominio de CaixaBank, que desde que arrancó el año ha emitido unos 3.580 millones, repartidos en 3 operaciones verdes y una social. El último en emitir deuda verde hasta la fecha había sido Sabadell, que el pasado 8 de junio acudió al mercado con una operación de 500 millones de euros.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda