La Fed da por seguro el crecimiento de la Inflación

17 de junio de 2021

La Reserva Federal (Fed) ha elevado drásticamente sus expectativas de inflación para 2021 hasta el 3,4%, un punto porcentual más que en su proyección de marzo, alineándose con las previsiones de alza temporal de los precios que dio en su reunión anterior de mayo debido a la escalada del petróleo y materias primas. 

Compartir en:

De hecho, para 2022 espera que el IPC caiga al 2,1% (una décima más que su anterior previsión) y se sitúa en el 2,2% en 2023. "La inflación ha aumentado, debido en gran parte a factores transitorios", apunta la Fed. Además, el banco central adelantó el marco temporal sobre cuándo volverá a subir las tasas de interés, según su diagrama de previsiones. En concreto, ahora prevé que los aumentos de tipos podrían llegar en 2023, un año antes de lo que pronosticaba en marzo, cuando no vio aumentos hasta al menos 2024. Para dentro de dos años, los gobernadores esperan, al menos, una subida de medio punto, un nivel todavía expansivo para la política monetaria. Por otro lado, la Fed, como se esperaba, ha decidido mantener los tipos de interés en el nivel más bajo de su historia (0%-0,25%).

Sin embargo, el banco central no dio ninguna indicación sobre su visión más esperada: cuándo comenzará a recortar su agresivo programa de compra de bonos de 120.000 millones de dólares mensuales. Los inversores permanecerán en ascuas y atentos a la conferencia de prensa del presidente Jerome Powell sobre cualquier pista sobre el llamado tapering, aunque no se espera que el gobernador sea claro y preciso sobre la delicada retirada.
"El progreso en las vacunas ha reducido la propagación de Covid-19 en los Estados Unidos. En medio de este progreso y un fuerte apoyo político, los indicadores de actividad económica y empleo se han fortalecido", asegura la Fed en su comunicado en el que destaca que "los sectores más afectados por la pandemia siguen estando débiles, pero han mejorado". 

En este sentido, el banco central ha elevado sus expectativas de PIB para este año al 7%, cinco décimas más que el 6,5% anterior, mientras que coloca la estimación de desempleo sin cambios en 4,5%. La proyección para 2022 se mantiene en el 3,3% y en el 2,4% en 2024, dos décimas mejor que en marzo. No es poco. Los indicadores adelantados recientes muestran que, en algunos aspectos, Estados Unidos se está expandiendo al ritmo más rápido desde la Segunda Guerra Mundial, cuando industrializó su economía.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda