AIE revisada a la baja la demanda del petróleo 

12 de agosto de 2021

Este jueves, ha sido el turno del sector petrolero, para el que la Agencia Internacional de Energía (AIE) ha rebajado las previsiones de demanda en los meses que quedan del 2021, tras estimar que las nuevas mutaciones del Covid-19 derivarán en la vuelta de las restricciones para reducir la movilidad social y, con ello, un menor consumo del petróleo.

Compartir en:

En su informe de mercado mensual, la organización con sede en París ha señalado que el crecimiento sería de unos 500.000 barriles menos por día en la segunda mitad de 2021, en comparación con su última estimación debido al "empeoramiento de la progresión de la pandemia".
En concreto, la AIE considera ahora que la demanda mundial de petróleo aumentará 5,3 millones de barriles por día (b/d) hasta un promedio de 96,2 millones de b/d en 2021, y otros 3,2 millones de b/d en 2022. Antes de que irrumpiera la pandemia del Covid-19, el petróleo registraba una demanda diaria de casi 100 millones de barriles.

"El crecimiento para la segunda mitad de 2021 se ha degradado más drásticamente, ya que las nuevas restricciones de Covid-19 impuestas en varios de los principales países consumidores de petróleo, particularmente en Asia, parecen reducir la movilidad y el uso de petróleo", ha señalado la agencia en el informe, donde se explica que la caída repentina de la demanda del crudo de julio responde a la rápida propagación de la variante delta que socavó las entregas en China, Indonesia y otros países asiáticos.

En contraste, según la AIE, el suministro mundial del petróleo está aumentando rápidamente, con un incremento de 1,7 millones de barriles por día registrado en julio; un repunte en la oferta que se espera que aumente aún más después de que los países de la OPEP+ pactaran el pasado 18 de julio aumentar su producción en 400.000 barriles mensuales desde agosto hasta que se eliminen los recortes restantes.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda