El dólar presionado

03 de septiembre de 2021

Se mantiene la presión  del dólar contra sus principales rivales, después de que el informe de empleo de EEUU, en el que se esperaba la creación de 750.000 puestos de trabajo en agosto, haya decepcionado de forma contundente con tan sólo 235.000 nuevos empleos. Los analistas ya habían avisado de que cualquier número por debajo de esta cifra ofrecerá una nueva excusa para seguir vendiendo el ´billete verde´.

Compartir en:

Tras el dato, el euro ha subido por encima de 1,19 dólares, hasta máximos no vistos desde el 30 de julio. "Un repunte a través de 1,1900 dólares dejará pista libre para que el cruce avance hasta los 1,2000 dólares la próxima semana", aventura Jeffrey Halley, analista de Oanda ya que "los mercados de divisas parecen estar preparados para una nueva venta general del dólar hasta el final de la semana y la próxima".
Por otra parte los comentarios de varios miembros del Banco Central Europeo (BCE) sobre la inflación, "muy halagüeños", en palabras Halley, empujaron al euro al alza y provocaron la venta del dólar. El índice del dólar ha caido por debajo de 92,00, "ya que los mercados de divisas, quizá más que cualquier otra clase de activos, han apostado por un retraso en el 'taper' por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed)", agrega el experto.

En cuanto al BCE, el presidente del Bundesbank, Weidmann, se sumó a los comentarios de otros responsables de política monetaria de la entidad y advirtió que el BCE no debería ignorar el riesgo de que la inflación se acelere más rápido de lo previsto. Por el contrario, el gobernador del Banco de Grecia, Yannis Stournaras, replicó que el instituto emisor no debería sobreinterpretar el actual repunte de la inflación, opinión de la que se hizo eco más tarde el esloveno Boštjan Vasle.
De Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), por su parte, adelantó este miércoles que se llevará a cabo una mejora de las perspectivas macroeconómicasya que la recuperación de 2021 está siendo más intensa de lo esperado. Además, dijo que los indicadores adelantados "son positivos", que la recuperación de la economía europea en el segundo trimestre ha sido "muy intensa" y que está previsto que siga así durante la segunda mitad de 2021.

"Con la previsión de que la inflación se sitúe por encima del nuevo objetivo simétrico del BCE del 2% para lo que queda de año, los halcones del Consejo de Gobierno del BCE se han hecho más eco de los riesgos inflacionistas y de la necesidad de frenar las compras de bonos", cometan los expertos de Danske Bank. "Esto prepara el terreno para algunos debates interesantes en la reunión del BCE de la próxima semana. Esperamos que el gran debate sobre el futuro del programa PEPP sólo tenga lugar en la reunión de diciembre", agregan.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda