El coste de las energías por las nubes

28 de septiembre de 2021

Los mercados energéticos europeos, desde el gas natural hasta los derechos de emisión de dióxido de carbono, marcan récords esta semana, ante la perspectiva de un invierno marcado por la escasez de suministros y las escasas expectativas de reequilibrio.  Los futuros sobre el gas natural, principal responsable de la escalada de precios, rozan los 200 dólares por megawatio hora en el mercado Intercontinental Exchange. Cerraron 2020 a menos de 45 dólares.

Compartir en:


Y las perspectivas no son nada buenas, Europa se enfrenta  a la temporada de frío con las reservas de gas natural  al 71% de su capacidad, en comparación con la media de cinco años del 92%, según Bloomberg. Pero, en paralelo, el norte de Asia -sobre todo China- necesitaría 3,8 millones de toneladas más de GNL para mantener la calefacción de hogares y empresas. En Reino Unido la subida de precios ha provocado el colapso de siete empresas energéticas, cuyo millón y medio de clientes ha tenido que ser traspasado por vía administrativa a otras empresas. Estados Unidos, el mayor proveedor de gas del mundo, tiene poco margen, ya que las plantas están al límite de capacidad, y en la sesión del lunes el precio se dispararon un 11% hasta el máximo desde 2014, 5.706 por millón de unidades térmicas británicas. La búsqueda de alternativas por los compradores está provocando ascensos paralelos en el carbón y el petróleo.
El precio del petróleo Brent, de hecho, ha superado los 80 dólares el barril, el nivel más alto en tres años, ante el aumento de la demanda. El barril West Texas, de referencia en Estados Unidos, está en 76,5 dólares. La temporada de huracanes en el Golfo de México ha paralizado parte de las exportaciones de gas y petróleo por daños en plataformas extractivas, oleoductos o centros de procesado.
También sube de precio el carbón; la agencia Bloomberg cita operaciones en las que empresas eléctricas pagan hasta 200 dólares por tonelada, una vía para aumentar producción eléctrica sin tirar de gas natural. En China los precios del carbón para la metalurgia han subido un 5%, y los de carbón para calefacción, un 8%  hasta rozar los 3.000 yuanes por tonelada. Los problemas de suministro de carbón han provocado cierres de fábricas, y  su carestía, alzas en el precio de los metales, para cuyo forjado se precisa el calor del carbón.

Y, como consecuencia de esta carrera energética, los precios de los derechos de emisión de dióxido de carbono están también disparados. El precio ha superado los 65 euros por tonelada por primera vez en la historia, según las cotizaciones del mercado ICE.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda