El Ibex rebota con fuerza tras duras sesiones de caídas

09 de marzo de 2022

Jornada de fuertes rebotes que alivia los significativos descensos registrados en los índices en estas dos últimas semanas. Desciende también la volatilidad en un entorno no obstante muy incierto y de elevada incertidumbre. Son cada vez más frecuentes las noticias en cuanto a los embargos energéticos de EEUU e Inglaterra, que incluyen la compra de petróleo ruso.

Compartir en:

Renta Variable

Europa, por el contrario, sigue sopesando esa decisión por la fuerte dependencia al gas, pero se sigue buscando fórmulas para acometer sanciones de este tipo a Rusia lo antes posible.

Dicho embargo podría tener consecuencias muy negativas para los precios energéticos al restringir aún más una oferta que se sitúa ya muy por debajo de la demanda. Para ello, la Comisión Europea ha estudiado la posibilidad de una mutualización de la deuda con una emisión de bonos europeos para financiar la crisis energética y los efectos de la guerra.
La desescalada, por tanto, parece estar aún lejos de producirse en el corto plazo a pesar del rebote de hoy. Ayer mismo, otro conjunto de compañías anunciaba el cese total o parcial de sus actividades en Rusia: Unilever, McDonalds, Coca-Cola, L`oreal, Heineken y Estée Lauder.
En cualquier caso, de producirse una desescalada, la situación se situaría de nuevo en el punto de partida de inicio de año, con riesgo elevado de endurecimiento de política monetaria, más en la Fed que en el BCE. Esto conllevaría más riesgo de múltiplo en EEUU que en Europa, donde los activos de riesgo han sufrido mucho más. No obstante, la gran mayoría de los índices europeos han mostrado hoy significativos rebotes. Así, el Eurostoxx ha subido un +7,44% mientras que el DAX cerrado en un +7,92%.
En Asia, los principales índices bursátiles han cerrado con pérdidas. El Hang Seng hongkonés ha retrocedido un -0,67%, el Nikkei 225 un -0,30%, el Kospi surcoreano ha cerrado plano y el Shanghai Composite un -1,13%. Por su parte, el Sensex indio sube un 2,29%, el único índice que ha aguantado en positivo.
En EEUU, el S&P 500 ha marcado un +2,42% y el Nasdaq un +3,21%. En España, el IBEX 35 ha cerrado por encima de los 8.100 puntos tras subir un 4,88%. Entre sus componentes, han destacado las revalorizaciones de IAG (+9,66%), B.Sabadell (+8,68%) y BBVA (+8,67%). En contraste, en terreno negativo, las mayores caídas se han situado en Repsol (-3,20%) y Siemens Gamesa (-2,52%).

Renta fija

De nuevo, la jornada ha tenido subidas generalizadas en las TIRes de los bonos, con cuantías en el tramo de 2 años en línea con las del de 10 años.

En la reunión de mañana del Banco Central Europeo se esperaba el anuncio de la nueva guía de política monetaria, pero la guerra en Ucrania, con sus efectos sobre los precios de la energía y los riesgos para el suministro de gas, ha pesado sobre las proyecciones de crecimiento, poniendo en primer plano la preocupación por la estanflación. Ahora la flexibilidad será su principal herramienta y el aumento de los tipos de interés tendrá que esperar. Es posible que la UE desvele esta semana un plan de emisión conjunta de bonos a escala potencialmente masiva para financiar el gasto en energía y defensa, aunque el vicepresidente de la Comisión Europea y jefe de la política ecológica de la UE, Frans Timmermans, ha afirmado que no tiene previsto vender deuda para financiar la energía y que no hay un plan formal para emitir bonos conjuntamente.

En cuanto a la Reserva Federal, el principal programa de compra de bonos adoptado a raíz de la pandemia está a punto de llegar a su fin. La operación de hoy, por valor de 4.025 millones de dólares, parece que será la última en bonos del Tesoro, y las operaciones hipotecarias terminarán al final de la semana, aunque seguirá comprando algunos valores a través de subastas complementarias a medida que los que actualmente posee vayan venciendo, pero ya no ampliará más el balance mediante la compra de bonos. La semana que viene tendrá lugar la reunión donde se espera que la Fed suba tipos por primera vez desde 2018.

Así, los bonos de la Eurozona han aumentado sus rentabilidades en el día de hoy. En concreto, la TIR del Bund alemán ha aumentado 10,3 pb hasta un 0,21%, consolidando así el terreno positivo. En general el movimiento ha sido similar en los países core y periféricos. La rentabilidad del bono francés a 10 años ha subido 10,1 pb y la del español 9 pb hasta 1,14%. Los bonos gubernamentales han servido como activo de refugio desde el estallido de la guerra, pero el aumento de la demanda de bonos ha mostrado un patrón heterogéneo desde el 15 de febrero (fecha previa al estallido hasta hoy). En las referencias a 10 años, la TIR del bono alemán ha disminuido 10 pb desde 0,31%, el español -16 pb desde 1,30% y el italiano -29 pb desde 1,96%.

Fuera de la Eurozona, la yield del bono a 10 años de EEUU subía 7,6 pb hasta un 1,92%. El Gilt a 10 años del Reino Unido, por su parte, ha repuntado 8 pb hasta 1,52%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios de las materias primas han retrocedido tras varias semanas de subidas sin precedentes en algunos casos como el del níquel, donde la Bolsa de Metales de Londres tuvo que cortar la cotización después de un aumento del 250% en apenas unos días hasta sobrepasar los 100.000 dólares la tonelada.

Continúan las dudas sobre si la UE va a seguir en la misma línea que EEUU y Reino Unido y optará por el embargo de las importaciones de petróleo y gas ruso. La Comisión Europea tiene por objetivo lograr la reducción de las importaciones de gas ruso en dos tercios a partir de este año, para lo cual ha definido una serie de medidas bajo el plan REPower EU presentado ayer.

Por su parte en EEUU, aunque la dependencia de Rusia es mucho menor, los datos de inventarios siguen mostrando un déficit estructural que podría resolverse antes por destrucción de demanda que por aumento de oferta, la cual sigue estancada en 11,6 mbd desde hace meses, a pesar del aumento de los precios. Los inventarios totales (incluida la reserva de emergencia) se encuentran en su nivel más bajo desde 2013:

Así, el Brent ha cerrado la sesión europea con un descenso del -6,22% hasta 120 dólares por barril. La cotización del WTI (de referencia en EEUU), por su parte, caía un -5,41% hasta 117 dólares por barril. El gas, sin embargo, está corrigiendo hoy muy fuerte después del gran rally desde hace un mes.

Por su parte, los precios de los principales metales preciosos registran ligeros retrocesos. El oro cae hasta 2.005 dólares por onza (-1,86%). Por su parte la plata cae hasta 26,34 dólares por onza (-2,08%) y el platino sube un -5,84% hasta 1.089,70 dólares por onza.

En el mercado de divisas la cotización del cruce eurodólar ha recuperado un 0,30% hasta 1,09. Por último, el Dollar Index se deprecia un -1,06% hasta 98,03 puntos.

Macro

Producción industrial de Italia
En enero, en Italia la producción industrial ajustada estacionalmente se contrajo un 3,4% respecto al mes anterior y un 2,6% frente al mismo periodo de 2021.
Una evolución a la baja en términos interanuales apoyada por la significativa contracción de minería (-12,7%) y de la fabricación de equipos eléctricos y electrodomésticos no eléctricos (-12,0%) y de gomas, productos plásticos y productos minerales no metálicos (-6,9%). En contraste, aumentó la producción de productos farmacéuticos en un 10,7% y la de coque y refinados del petróleo en un 8,2%.
Solicitudes de hipotecas en EEUU
Según muestran los últimos datos de la Asociación Bancaria de Hipotecas de EEUU (MBA), las solicitudes de hipotecas aumentaron tras cuatro consecutivas semanas de caídas.
En concreto, entre 25 de febrero y el 4 de marzo repuntaron un 8,5% respecto a la semana anterior, ante el incremento del índice de refinanciación y del de compras en un 9%. Todo ello en un entorno en el que los créditos hipotecarios bajaron su tasa fija de 30 años a un 4,12% frente a un 4,15% la semana anterior.

Empresarial

Google (Hoy: +3,61%; YTD: -9,08%, a cierre de sesión europea)
La compañía tecnológica estadounidense Google ha anunciado la compra de la firma de Mandiant, uno de los líderes en el sector de ciberseguridad. En concreto, esta operación se ha cerrado por 5.400 millones de dólares en efectivo (23,0 dólares por acción), tratándose de la segunda mayor adquisición de Google tras la realizada en 2012 con Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares. Mandiant registró unos ingresos de 483 millones de dólares (+21% anual), y actualmente cuenta con 600 consultores y 300 analistas de inteligencia que previsiblemente serán integrados en su totalidad.
De esta manera, Google busca aumentar su competitividad en el negocio de la nube frente a competidores como AWS (Amazon) o Azure (Microsoft), en un entorno en el que los desafíos de ciberseguridad se han acelerado en frecuencia, gravedad y diversidad. Adicionalmente, cada vez más están siendo sufridos por empresas, mientras que antes en su mayoría eran padecidos por organismos públicos. Se espera que el acuerdo se cierre a finales de este año, puesto que está sujeto a las correspondientes aprobaciones regulatorias.

Éxodo de empresas alimenticias en Rusia

Este nuevo éxodo ha comenzado con el anuncio de McDonald's de suspender sus operaciones en Rusia y cerrar temporalmente sus 850 restaurantes, tras abrir el primero hace más de 30 años.
Otras marcas de consumo han seguido sus pasos, publicando la compañía de cafeterías Starbucks la pausa de sus 130 locales. Adicionalmente, Cocacola también ha suspendido su negocio, aunque mantendrá el salario de sus trabajadores, y PepsiCo ha anunciado que solo mantendrá la venta de alimentos esenciales ayudando así a subsistir a sus 20.000 empleados, pero parará la producción y venta del resto de bebidas.
A su vez, el grupo Yum! Brands cerrará KFC y tiene previsto el cierre de Pizza Hut. El grupo Unilever ha frenado sus exportaciones e importaciones y tiene pensado parar su publicidad, aunque seguirá proveyendo alimentos esenciales y productos higiénicos que se fabriquen en el país.
De esta manera, las marcas de consumo abandonan Rusia en un contexto de mayores desafíos ante su papel respecto a las necesidades básicas. Por el momento, se mantienen pocos grupos operando en Rusia entre los que se encuentran Danone, que comunicó su obligación con sus consumidores y las personas dependientes de ellos.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda