Jornada de caídas a la espera de la decisión de la Fed

14 de junio de 2022

Jornada de alta volatilidad y caídas generalizadas de los principales índices mundiales. Tras la intensa corrección de ayer, los inversores parecen ya haber descontado el mayor endurecimiento de la política monetaria de la Fed. No obstante, la incertidumbre geopolítica, la persistencia de las presiones inflacionistas en máximos y el deterioro de las perspectivas macroeconómicas mantienen la falta de visibilidad sobre la magnitud de la recesión al que parecen avocadas las principales economías.

Compartir en:

Renta Variable

Los mercados continúan atentos a las decisiones de los bancos centrales, tras confirmarse la significativa revisión a la baja de las expectativas de crecimiento este año y en 2023 y el repunte de la inflación en mayo en EEUU y la Eurozona a nuevos máximos en las últimas décadas. Así, los nuevos datos sobre la evolución de los precios hoy alejan el escenario proyectado por algunas autoridades y analistas que estimaban que las actuales tensiones inflacionistas tocarían techo en este trimestre. En concreto, el Índice de Precios del Productor en EEUU en mayo repunto un 10,8% en términos interanuales y la tasa de inflación en Alemania continuó su tendencia al alza hasta un 7,9% anual. Unos datos que, unidos a los conocidos la semana pasada, constatan las subidas generalizadas de los precios en el conjunto de la economía, y los riesgos de estanflación.

En este contexto, se estaría analizando en la Fed una posible subida de tipos de 75 pb en la reunión de mañana (vs. +50 pb esperados), ante lo que los inversores estarían respondiendo deshaciendo posiciones en los activos de más riesgo y retirándose del mercado de deuda pública, impulsando así la renta variable a terreno negativo y al alza las rentabilidades de los bonos. En este sentido, la inflación en máximos, la disrupción de la cadena de valor global, la desaceleración económica de China que continúa afectada por las restricciones de movilidad y las graves consecuencias socioeconómicas derivadas de la guerra de Ucrania podrían provocar en el 2T la mayor caída conjunta de los índices bursátiles y del mercado de bonos soberanos desde 1990.

Por otro lado, continúa la incertidumbre en torno a la guerra en Ucrania ante las informaciones sobre los avances militares rusos, destacando que la potencia nuclear europea podría alcanzar en los próximos días   el control de Severodónetsk, lo que supondría un importante avance en su objetivo de controlar la región del Donbas. Un escenario que no sólo representaría el dominio del suministro y la producción de las principales materias primas, sino también

Paralelamente, en China, a pesar de los temores de nuevos confinamientos y el endurecimiento de la política monetaria de la Fed, la paulatina normalización de la cadena de valor ha llevado a la bolsa de Shanghái a repuntar en el último mes cerca de un 7%. En esta coyuntura, en la región Asia-Pacífico, se ha registrado un tono mixto en sus principales mercados bursátiles, destacando el avance del 1,02% del Shanghái Composite. En Europa, el Eurostoxx 50 ha caído un 0,78%. Destaca la caída del CAC 40 francés un 1,20% y la ligera caída del FTSE 100 británico, que vuelve a ser el índice europeo con mejor desempeño (-0,25%).

En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de 8.100 puntos tras caer un 1,43%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Caixabank (1,92%), Mapfre (0,97%) y Bankinter (0,81%), mientras que las mayores pérdidas se han registrado en Pharma Mar (-9,16%), Cellnex TE (-6,81%) y Solaria (-5,98%).

Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un retroceso de 0,16% cotizando un 20% por debajo de su récord de enero. Por su parte, el índice tecnológico Nasdaq repunta un 0,40%.

Renta fija

Jornada mixta en el mercado de bonos soberanos marcada por la reunión de esta semana la Fed y del Banco de Inglaterra. Las TIRes de los bonos de la Eurozona, a diferencia del Gilt británico y el Treasury de EEUU que se han mantenido estables, han repuntado de forma generalizada.

En EEUU, los inversores vuelven a tener mayor preferencia por los bonos estatales a largo plazo, aplanándose la curva de tipos. Así, el diferencial entre el Treasury a 10 y 2 años se sitúa ligeramente en negativo, lo que históricamente ha sido una señal de recesión a medio plazo.

Paralelamente, en la Eurozona, el objetivo del BCE de evitar la fragmentación financiera entre sus Estados miembros, especialmente en el caso de las economías del sur de Europa, podría continuar modulando el endurecimiento de su política monetaria frente a la mayor aceleración esperada en el caso de la Fed. En España, el sobrecoste para las arcas públicas por el del pago de intereses se sitúa ya entre 18.000 y 24.000 millones de €, equivalente al déficit de la Seguridad Social. Al mismo tiempo que en el caso de Italia tendrá que amortizar en los próximos 4 años más de 800.000 millones de € a un tipo de interés aún mayor que el español. Así, si bien existen otros mecanismos útiles para evitar tal fragmentación (por ejemplo, mediante programas a través del MEDE), los inversores no prevén que el desacoplamiento actual de la política monetaria entre la Fed y BCE se reduzca a corto plazo.

Por su parte, el Tesoro español ha captado 1.795 millones de € en letras a 3 y 9 meses. Todo ello en un contexto en el que es además la primera vez desde abril de 2020 que ofrece rendimientos positivos. En el caso de las letras a 9 meses, el tipo de interés marginal se ha situado en 0,62% (vs. -0,08% en mayo), mientras que las letras a 3 meses han sido colocadas con un interés del -0,35% (vs. -0,47% de mayo).

En este entorno, todas las TIRes de los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con variaciones pronunciadas. El bono de referencia en Europa, el bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un ascenso de 13 pb hasta un 1,75%, al mismo tiempo que la referencia alemana a 2 años ha superado el 1,1%. El bono español a 10 año ha rebasado la cota del 3% tras un avance de 12 pb. Cabe señalar el fuerte repunte de los diferenciales del bono español e italiano a 10 años respecto al Bund alemán de igual duración, con un avance diario de 13 y 11 pb, respectivamente, hasta situarse en 132 y 242 pb. Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU se mantiene estable en torno al 3,43%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Nueva jornada de subidas en el precio del crudo, en un contexto de alta incertidumbre respecto a la oferta y la demanda global. En este sentido, se ha producido una caída en la producción de exportaciones de petróleo en Libia, añadiendo mayor tensión al mercado. A su vez, diversos países productores, no miembros de la OPEP+, han afirmado tener dificultad en alcanzar su cuota de producción. Una circunstancia que, unida al bajo nivel de inventarios y capacidad de almacenamiento, estarían tensionando al alza el precio a pesar de los nuevos confinamientos en China y la creciente ralentización de la actividad económica y el comercio global.

En su último informe, la OPEP+ estima la media de demanda de petróleo en 100 millones de barrilles diarios en 2022, por encima del nivel previo a la pandemia. No obstante, su evolución se mantiene principalmente condicionada a la guerra en Ucrania y de la política zero covid de China.

Por su parte, el gas natural se ha disparado un 20%, alcanzando el máximo desde marzo, tras los retrasos en las obras de reparación del Nord Stream 1 por parte de la empresa alemana Siemens, lo que limita la capacidad de suministro a Alemania (principal importador de gas ruso).

En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 124 dólares, con una subida de un 1,77%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) sube un 1,58% hasta 122,8 dólares por barril.

Por otro lado, los principales metales preciosos muestran una tendencia bajista. El precio del oro se sitúa en 1.811 dólares por onza (-0,44%) y la plata cae hasta 20,9 dólares (-1,66%). A su vez, el platino cae un 1,91% y se sitúa en 914 dólares por onza.

En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar se estabiliza tras la tendencia bajista de la última semana. En la sesión de hoy, a cierre de sesión europea ha avanzado un 0,02% a 1,041. Por último, el Dollar Index cotiza en 105,1 con un repunte de un 0,314%.

Macro

 

Inflación en Alemania

En mayo, la inflación en Alemania continuó su tendencia alcista aumentando 0,5 pp hasta un 7,9% anual (vs. 7,4% anual en el mes previo), confirmando así el resultado preliminar.

Esta evolución se apoyó en el repunte del crecimiento interanual de los precios de la energía de un 38,3% (vs. 35,3% en abril), destacando el encarecimiento del gasóleo para calefacción de un 94,8% (vs. 98,6% anterior), el de gas natural de un 55,2% (vs. 47,5%) y el del combustible para vehículos de un 41,0% (vs. 38,5%). Por su parte, el precio de la electricidad aumentó un 21,5% (vs. 19,3%).

Además, se observó un mayor crecimiento del precio de los alimentos de 2,5 pp hasta un 11,1% interanual, mientras que el de los servicios repuntó de forma más moderada hasta un 2,9% (-0,3 pp). Al mismo tiempo, los precios de los bienes de consumo no duradero aumentaron un 17,9% y los de consumo duradero un 5,5% respecto a mayo de 2021.

La inflación subyacente (excluyendo energía y alimentos) se situó en un 3,8% anual en mayo, al igual que en abril.

Sentimiento económico en la Eurozona y Alemania, encuestas ZEW

En junio, el indicador de sentimiento económico ZEW de Alemania ha mostrado una mejoría, aunque se mantiene en terreno muy negativo. En concreto, ha subido 6,3 puntos hasta -28,0 (vs. -34,3 puntos en mayo) ante unas expectativas ligeramente menos pesimistas, a pesar de los efectos surgidos de las sanciones a Rusia, la incertidumbre por la expansión de covid-19 en China y la actual política monetaria.

A su vez, el subíndice de situación actual de la economía alemana ha aumentado en 8,9 puntos hasta -27,6 puntos.

Por su parte, en la Eurozona el indicador de sentimiento económico ha aumentado 1,5 puntos a -28,0 puntos y el subíndice de situación actual ha repuntado 8,6 puntos respecto a marzo hasta -26,4 puntos.

Todo ello en un contexto en el que las encuestas ZEW han reflejado una significativa relajación de las expectativas de inflación en los próximos seis meses en la Eurozona hasta -32,4 puntos (vs. -10,6 puntos en mayo).

Índice de Precios al Productor en EEUU

En mayo, el Índice de Precios al Productor (IPP) en EEUU continuó su senda alcista al registrar un crecimiento mensual de un 0,8% (vs. 0,4% en abril). Por segmentos, los precios de los bienes repuntaron un 1,4% respecto a abril, mientras que los de los servicios aumentaron un 0,4% mensual.

En términos interanuales, el IPP se sitúo un 10,8% por encima de sus niveles de mayo de 2021. Por su parte, los precios de la demanda final excluyendo alimentos, energía y servicios comerciales se incrementaron un 6,8% interanual.

Empresarial

Globalvia

La compañía de gestión de concesiones de infraestructura de transporte española Globalvia junto a la australiana Kinetic (operador de autobuses australiano), que comparten al fondo de pensiones candiense OPtrust como accionista, han lanzado una OPA a la británica Go-Ahead (operadora de autobuses y franquicias de tren) por un importe de aproximadamente 754 millones de €.

De esta manera, han alcanzado un acuerdo de 1,45 £ por acción y un dividendo adicional de 0,05 £ por acción. Se espera que se cierre en octubre a pesar de encontrarse condicionado a la aprobación del 75% del accionariado de Go-Ahead y a las autorizaciones de las autoridades correspondientes.

El precio a pagar supone una prima de en torno al 27% del cierre de la británica del viernes y algo más de un 10% respecto al lunes, y buscará aportar una experiencia aprobada a la compañía para acelerar su estrategia de crecimiento.

Go-Ahead es responsable de un 25% de los autobuses de la Agencia Estatal Transport for London y opera una flota de más de 6.000 autobuses en Reino Unido, además posee una deuda neta de 305,9 millones de £, que le supone una ratio deuda neta ebitda de 1,56x.

Laboratorios Rovi (Hoy: -1,54%, YTD: -24,13%)

La farmacéutica española Laboratorios Rovi ha ratificado en la junta general de accionistas las previsiones de crecimiento en 2022 de entre el 15% y el 20% y la aprobación de un dividendo bruto con cargo a 2021 de 0,9556 € por acción, un 151% superior al entregado en 2020 de 0,3815 € por acción.

A su vez, ha comunicado que mantendrá el acuerdo con la compañía biotecnológica estadounidense Moderna durante al menos los próximos diez años lo que supondrá una gran inversión, ya que se encarga de aportar los equipos y paga a Rovi por la producción de las dosis. Este acuerdo tuvo reflejo en el crecimiento de los ingresos de la farmacéutica en 2021 de un 54% hasta 648,7 millones de €. Adicionalmente, ha señalado que ya ha sido aprobado su fármaco contra la esquizofrenia llamado Okedi por la Comisión Europea y que tras el inicio de su comercialización en Alemania, seguirá en Reino Unido y llegará a España después del verano y meses después se lanzará en otros países europeos. En contraste, en EEUU la FDA ha retrasado la decisión sobre la concesión de la autorización, pero esperan obtenerla a corto plazo.

El presente documento, propiedad de SINGULAR BANK, S.A.U. (“Singular Bank”), contiene información obtenida de fuentes consideradas como fiables. Singular Bank no garantiza la exactitud de la misma ni se responsabiliza de errores u omisiones que pudiera haber, siendo su finalidad meramente informativa. Las opiniones y estimaciones aquí realizadas son meramente indicativas, y están sujetas a variaciones por circunstancias del mercado, modificaciones legislativas, o de cualquier otro motivo que puedan producirse, y pueden ser modificadas sin previo aviso y, por tanto, Singular Bank no queda vinculada por éstas. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. El inversor debe ser consciente de que los productos a los que este documento se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o patrimonial o su perfil de riesgo. Singular Bank no asume responsabilidad alguna por cualquier coste o pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda