El IBEX 35 cierra por encima de 7.300 puntos tras el rebote en Europa

30 de septiembre de 2022

Jornada de rebotes en los índices de EEUU y Europa tras la asimilación paulatina de la abundante publicación de datos macro de esta semana. Los mercados continúan tratando de digerir unos niveles de inflación del 10% tanto en Alemania como en la Eurozona. Las cifras han sido mayores de lo esperado, y amplía aún más la brecha entre el objetivo del BCE y el IPC, dejando menor margen de maniobra a los bancos centrales a la hora de equilibrar crecimiento e inflación.

Compartir en:

Renta Variable

En EEUU, el dato de PCE subyacente ha mostrado de nuevo una aceleración en los precios por encima de lo esperado. Esta medida, la preferida por la Fed, que excluye los precios de la energía y los alimentos no elaborados, en agosto ha aumentado hasta el 4,9% desde el 4,7% del mes anterior y respecto a la cifra anticipada por el consenso, que había pronosticado que se mantuviera en el 4,7%. La evolución mensual de ese indicador ha aumentado significativamente hasta el 0,6% desde el 0% de julio y se ha situado ligeramente por encima de las expectativas del mercado, en 0,5%. En este contexto los futuros de fondos de la Fed descuentan una subida de 75 pb con una probabilidad del 62% en su próxima reunión de noviembre.
Todo ello se suma a un escenario en el que más de 90 bancos centrales a nivel global han tenido que adoptar una política monetaria más restrictiva de la proyectada a comienzos de año, optando hasta el momento al menos 40 de ellos por subidas de tipos de interés iguales o superiores a 75 pb, con el objetivo de anclar las expectativas de precios y que se produzca una espiral precios-salarios que derive en efectos de segunda ronda. Este creciente protagonismo de las tensiones inflacionistas de oferta, impulsadas por el agravamiento de la crisis energética y alimenticia, y la tendencia al alza sostenida de la inflación subyacente ha erosionado los márgenes de las empresas. En este sentido Nike ha publicado hoy una caída en márgenes de más de 300 pb básicos que se ha trasladado en una caída de la cotización de más de un 11% a cierre de sesión europea.
En la región Asia-Pacífico, los índices han tenido variaciones moderadas. El Hang Seng hongkonés ha rebotado un 0,33%, el índice Shanghai Composite cae un 0,55% mientras que el Nikkei japonés lo hace en un 1,83%.
En Europa, el Eurostoxx 50 ha avanzado un 1,19%. En España, el IBEX 35 ha cerrado por encima de 7.300 puntos tras subir un 0,91% tras ocho caídas consecutivas. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Amadeus (+4,63%), Fluidra (+4,30%) y Colonial (+3,96%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Endesa (-1,78%), Redeia (-1,19%) y Enagás (-1,15%).
Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un avance de 0,25% y el índice tecnológico Nasdaq de un 0,44%.

Renta fija

Jornada de rebotes en los precios de los bonos soberanos de EEUU y Europa que pone algo de freno a una subida muy acelerada de las rentabilidades en las últimas semanas. El avance de la inflación general a máximos no observados desde la década de los 80, y en una senda al alza sostenida de la tasa de variación anual del IPC subyacente (excluyendo energía y alimentos) a nivel global, ha puesto en una posición comprometida a los principales bancos centrales mundiales, que les ha dejado poco margen de maniobra a la hora de buscar un equilibrio entre el tightening de la política monetaria y el crecimiento económico, viéndose este último muy perjudicado a costa del primero.
Esta hoja de ruta se ha reflejado esta semana en los datos de inflación de Alemania, en máximos desde la Segunda Guerra Mundial, así como un crecimiento negativo en el PIB de EEUU. En el día de hoy esta tendencia se ha vuelto a consolidar con unos datos de crecimiento de precios de doble dígito en la Eurozona.
En efecto, la lectura preliminar de Eurostat ha reflejado que la inflación general de la Eurozona en septiembre continuó su tendencia al alza, repuntando 0,9 pp hasta un 10,0% anual (vs. 9,1% anual en agosto). Una evolución que se produce en un contexto marcado por la guerra en Ucrania, las interrupciones en las cadenas de suministro, la escasez de insumos y el repunte del coste de las materias primas y la crisis energética que aleja las esperanzas de un “soft landing” de la economía.
No obstante, en el día de hoy, se observan rebotes en los bonos que proporcionan cierto alivio tras una semana marcada por los problemas de la libra y la deuda británica, los datos peores de lo esperado de la inflación en Alemania y la Eurozona, y unos crecimientos económicos negativos en EEUU. En este sentido, los rendimientos de deuda soberana han disminuido especialmente en duraciones largas, mostrando una ligera inclinación de la curva, que se muestra aún invertida en el caso de EEUU y muy aplanada en el caso de Alemania.
En este contexto, las TIRes de los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con caídas. El bono de referencia en Europa, el Bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un descenso de 7 pb hasta un 2,10%.
Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU permanece sin grandes movimientos en 3,73%.

Materias primas

Jornada de movimientos a la baja en los precios del petróleo a pesar de los débiles datos de demanda que se compensan con una oferta ajustada donde el nivel de inversión global continúa aún en niveles muy moderados.
En cualquier caso, los bancos centrales y el dólar siguen acusando los crecientes riesgos de recesión en la economía. Para combatir un eventual freno en la demanda de crudo, la OPEP+ contempla una rebaja en sus cifras de producción. En este sentido, el mercado ha comenzado a descontar estos posibles recortes con subidas de precios en los últimos días.
En su última reunión, celebrada al inicio de septiembre, la OPEP+ acordó un primer recorte de producción. La rebaja fue prácticamente simbólica, de 100.000 barriles al día. Las expectativas de cara a la reunión programada para la próxima semana contemplan un recorte más severo con el objetivo de tener un mayor impacto en los precios.
En el mercado del gas, la Agencia Federal de Redes, la autoridad reguladora de los mercados de redes en Alemania advirtió de que el consumo reciente de gas de los hogares es demasiado alto para seguir siendo sostenible. Sería necesario ahorrar un 20% de gas para evitar una situación de emergencia. Y es que, pese a la caída del consumo de gas en la industria alemana del 30,3%, el consumo de los hogares y la pequeña industria incrementó un 14,5%, provocando que el regulador alemán haya alertado de la necesidad de ahorrar para evitar la escasez.

Macro

PIB de Reino Unido
En el 2T, según la segunda estimación el avance del PIB de Reino Unido se ha revisado al alza a un 0,2% trimestral (vs. -0,1% de su primera estimación). De esta manera, la economía británica habría evitado sufrir una recesión técnica. Todo ello en un contexto de crisis energética y la guerra en Ucrania que se han visto agravadas por el Brexit.
No obstante, los niveles de PIB se situaron un 0,2% por debajo de sus registros a finales de 2019.
Inflación en Francia
En septiembre, según el dato preliminar de Insee, la tasa anual de inflación en Francia se moderó en 0,3 pp respecto al mes anterior hasta un 5,6% anual. En términos mensuales, el retroceso del IPC fue de un 0,5%, frente al crecimiento de un 0,5% en el mes anterior.
Esta tendencia estuvo principalmente explicada por la moderación en el encarecimiento de la energía hasta un 17,8% interanual (vs. 22,7% en agosto) y de los servicios a un 3,2% (-0,7 pp). Si bien, se aceleró el repunte de los precios de los alimentos a un 9,9% (vs. 7,9% el mes anterior), mientras que los productos manufacturados lo hicieron de forma más moderada en un 3,6% (vs. +3,5% en agosto).

Mercado laboral en Alemania
En agosto, el empleo ajustado estacionalmente en Alemania se mantuvo sin cambios respecto al mes anterior (45.400 millones de personas), por debajo del crecimiento de promedio mensual en el periodo de enero a julio de 34.000. En comparación con agosto de 2021, el empleo repuntó un 1,1%.
Según cálculos basados ​​en la Encuesta de Población Activa, en agosto el número de personas desempleadas ajustado estacionalmente se mantuvo en 1,32 millones. Así, la tasa de desempleo se situó en un 3,0%.
Ventas minoristas en España
En agosto, según el INE, en España el Índice General del Comercio Minorista a precios constantes (eliminando los efectos estacionales y de calendario) aumentó en un 0,2% respecto al mes anterior, tras tres meses consecutivos de descensos.
Por sectores, destacó el repunte de las ventas de equipo del hogar (+1,4% respecto al mes anterior) y de equipo personal (+0,6% mensual)
En términos interanuales, el Índice General del Comercio Minorista corregido de efectos estacionales y de calendario se mantuvo constante (0,0%) respecto a agosto de 2021 (vs. -0,5% el mes anterior).
Inflación en Italia
En septiembre, según el indicador adelantado de Istat, la inflación en Italia aumentó 0,5 pp hasta un 8,9% anual (vs. 8,4% en agosto), situándose por encima de la previsión del consenso de analistas de un 8,7%.
Una tendencia nuevamente explicada por el encarecimiento de la energía de un 44,5% (vs. 44,9% en agosto). A su vez, se aceleró el incremento de los precios de los alimentos y alcohol a un 11,5% (vs. 10,1 en agosto), de bienes no duraderos a un 4,7% (vs. +3,8% el mes anterior) y de bienes durados a un 4,5% (vs. 4,2% en el mes previo) y de forma más ligera en los servicios hasta un 3,9% (vs. 3,8%).
Por su parte, la inflación subyacente (excluyendo alimentos no elaborados y energía) se situó en un 5,0% anual, 0,6 pp superior a su registro del mes anterior.

Inflación en la Eurozona
La lectura preliminar de Eurostat ha reflejado que la inflación general de la Eurozona en septiembre continuó su tendencia al alza, repuntando 0,9 pp hasta un 10,0% anual (vs. 9,1% anual en agosto). Una evolución que se produce en un contexto marcado por la guerra en Ucrania, las interrupciones en las cadenas de suministro, la escasez de insumos, el repunte del coste de las materias primas y la crisis energética.
Este incremento se explica principalmente por el encarecimiento de la energía de un 40,8% interanual (vs. 38,6% en agosto). A su vez, se incrementaron los precios de la alimentación, alcohol y tabaco un 11,8% interanual (+1,2 pp), de los servicios un 4,3% (+0,5 pp) y de los bienes industriales no energéticos un 5,6% interanual (+0,5 pp).
La inflación subyacente, eliminando alimentos no procesados y energía, alcanzó un 6,1% anual en septiembre, aumentando 0,6 pp respecto a su nivel del mes anterior.

Mercado laboral en la Eurozona
En agosto, en la Eurozona la tasa de desempleo se mantuvo en un 6,6% de la población activa al igual que en el mes de julio, frente al 7,5% registrado en el mismo periodo de 2021.
Todo ello en un contexto en el que el número de personas desempleadas disminuyó en 30.000 respecto al mes de julio y cayó en 1,358 millones en los últimos 12 meses.
Entre los Estados miembros los mayores niveles de desempleo se situaron en España (12,4%), Grecia (12,2%) e Italia (7,8%). En Alemania la tasa se mantuvo en un 3,0% de la población activa.
Por su parte, la tasa de paro juvenil disminuyó hasta un 13,9%, frente a un 14,0% el pasado mes de julio.

Empresarial

Nike (Hoy: -11,89%; YTD: -48,99%, a cierre de sesión europea)
La compañía textil estadounidense Nike ha anunciado que su facturación en el trimestre de junio a agosto de 2022 (su 1T 2023) fue de 12.687 millones de $, un 4% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, lastrado principalmente por la apreciación del dólar y la caída de las ventas en China. Todo ello en un entorno en el que aprovechando su posición está incentivando sus ventas directas, aumentando un 8% hasta 5.100 millones de $.
Por su parte, en el 1T ha visto reducido sus márgenes operativos en 320 pb hasta un 14,5%, debido principalmente a los mayores costes tanto en flete, en logística, en salarios y en marketing, así como menores márgenes en la venta directa buscando liquidar inventarios que han sido compensados en parte por subidas de precios.
Todo ello en un entorno, en que la compañía lleva trimestres registrando un aumento de inventarios debido a la elevada volatilidad de la cadena de suministro (retrasos durante los dos últimos años y pedidos de las vacaciones anticipados), en donde aumentaron un 44% en el total de la compañía, si bien fue mayor en EEUU repuntando un 65%, situando a la compañía en un contexto complejo.
Adicionalmente, ha visto reducida su caja en 1.800 millones de $ hasta los 11.900 millones de $, debido a su programa de recompra de acciones y de dividendos que han ascendido hasta aproximadamente 1.500 millones de $, colocándose en posición de deuda neta de 700 millones de $ aunque se sitúa en niveles poco significativos.
Según estimaciones del consenso y de la propia empresa, se puede esperar que Nike alcance unas ventas en 2024 de 55.000 millones de $ y unos beneficios de 6.300 mil millones de dólares para 2024. Si se valora por múltiplo ratio beneficio de los próximos 24m, en 25x, el valor intrínseco de Nike sería de 157.000 millones de $ de capitalización de mercado, o entre un 15%-20% más de lo que reflejaría su cotización actual. No obstante, si se mantienen los problemas en las cadenas de suministro, unos menores ingresos reales de los hogares, persistentes tensiones inflacionistas en las materias primas, así como las menores ventas en China, podría tener un mayor impacto negativo en el precio.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda