El oro despierta, aunque sigue perdiendo un 2% en el año

15 de noviembre de 2021

El oro está dando los primeros pasos para dar por finiquitada la fase correctiva iniciada desde los máximos históricos del verano de 2020 en los 2.075 dólares. Es la primera vez desde entonces en la que el 'metal precioso' nos construye un primer máximo creciente, que no es poca cosa.

Compartir en:

Muy mal se le tiene que dar al 'metal precioso' este viernes para no cerrar en velas semanales por encima de la importante resistencia de los 1.834 dólares: los máximos de julio, agosto y septiembre. De hecho, ya tenemos un primer máximo creciente. Que es algo que no teníamos desde que comenzó la fase correctiva iniciada tras los máximos históricos de verano de 2020. Por lo tanto, automáticamente y por definición, los 1.834-1.835 dólares es ahora un primer soporte importante.
Es más, si desde aquí el precio termina superando también los máximos de junio (1.816,50 dólares) lo que nos estará confirmando el precio es un amplio doble suelo con importantes implicaciones alcistas que, casi con toda seguridad, le llevaría por encima de los máximos históricos que alcanzó el año pasado en los 2.075 dólares. Vamos paso a paso, poco a poco, pero qué duda cabe que este ya ha dado un primer paso hacia delante para que las cosas empiecen a cambiar. Con sus correcciones contra tendencia parece que el oro está despertando con claridad.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda