AVANCE DE LA REUNIÓN DE MARZO DEL FOMC

La Fed se prepara para la primera subida de tipos de interés en la etapa de la pandemia

16 de marzo de 2022

La Reserva Federal parece dispuesta a subir los tipos de interés este miércoles por primera vez desde que comenzara la pandemia del COVID-19. La incertidumbre que rodea a la futura trayectoria de las subidas convierte a la reunión de esta semana en una cita crucial.

Compartir en:

Durante su comparecencia semestral ante el Congreso a principios de marzo, el presidente del FOMC, Jerome Powell, prácticamente confirmó que la Fed subiría los tipos de interés este mes, a pesar de los riesgos para el crecimiento que supone la invasión rusa de Ucrania. Señaló que "con una inflación muy por encima del 2% y un mercado laboral fuerte, esperamos que sea apropiado elevar el rango objetivo para la tasa de los fondos federales en nuestra reunión de este mes". Así pues, creemos que la principal incertidumbre de cara a la reunión de esta semana se centra en la magnitud de la subida de tipos del miércoles y en los comunicados del banco sobre la futura trayectoria de la política monetaria.

Previamente a que comenzara la guerra en Ucrania habíamos previsto una subida por parte de la Fed de 50 puntos básicos en la reunión de este mes. Sin embargo, los acontecimientos de las últimas semanas han moderado un poco nuestras expectativas y nos parece improbable un movimiento de más de 25 puntos básicos. Los mercados financieros parecen estar de acuerdo: actualmente los futuros de los fondos federales están valorando plenamente un movimiento de un cuarto de punto porcentual en los tipos, con una probabilidad insignificante de una subida de medio punto porcentual. De hecho, el propio Jerome Powell ha indicado que se inclina por un movimiento de 25 puntos básicos, aunque dijo que estaría "preparado para actuar de forma más agresiva" si la inflación no disminuye tan rápido como se prevé. Por lo tanto, esperamos que la reacción del dólar estadounidense tras la reunión se vea determinada por los comunicados de la Fed sobre la inflación y sus proyecciones macroeconómicas y de tipos de interés.

En las últimas proyecciones de tipos de diciembre, el denominado "dot plot", los miembros del FOMC indicaron que esperaban subir los tipos de interés en tres ocasiones durante 2022. Desde entonces, las presiones inflacionistas han seguido aumentando, y creemos que eso justifica una corrección al alza del punto medio. El índice general de crecimiento de los precios al consumo ha seguido avanzando hasta alcanzar nuevos máximos de varias décadas, y en febrero se situó en el nivel más alto de los últimos cuarenta años, el 7,9% (gráfico 1). En nuestra opinión, la guerra de Ucrania tiene implicaciones inflacionistas adicionales, sobre todo por el aumento de los precios mundiales de las materias primas y las interrupciones de la cadena de suministro. Esperamos que el " dot plot" refleje que los miembros esperan al menos cinco subidas de tipos de interés en 2022, con una retórica que abriría la puerta a un ritmo de subidas aún más agresivo si las condiciones lo justifican. Todo lo que sea menor que eso se percibiría seguramente como bajista para el dólar estadounidense, mientras que seis o más subidas se verían como alcistas, y probablemente desencadenarían un fuerte movimiento inmediato al alza del billete verde.

En sus proyecciones macroeconómicas, esperamos una revisión al alza de la inflación y una modesta modificación a la baja del crecimiento. Aunque la economía estadounidense se recuperó con mucha fuerza de la incertidumbre provocada por la variante ómicron, siguen existiendo varios riesgos para el crecimiento, especialmente las importantes interrupciones de la cadena de suministro causadas por la guerra entre Rusia y Ucrania. Sin embargo, esperamos que EE.UU. experimente un golpe económico menor que Europa, dado su relativo aislamiento de la demanda mundial y su escasa dependencia de Rusia para las importaciones de petróleo y gas (sólo alrededor del 8%). Mientras tanto, consideramos inevitable un cambio al alza de la inflación, dada la continua sorpresa alcista de las últimas cifras de inflación, el aumento de los precios de las materias primas y el mayor desequilibrio de la oferta y la demanda mundiales provocado por la guerra de Ucrania. Como en el caso del BCE, las previsiones de inflación serán probablemente las más vigiladas por los inversores. Una revisión al alza más acusada de lo esperado en este caso probablemente haría que el dólar estadounidense se apreciara.

Las declaraciones del presidente Powell durante su rueda de prensa también serán, como siempre, examinadas con atención. Aunque Powell no se comprometerá el miércoles a realizar subidas en reuniones específicas, esperamos que deje la puerta firmemente abierta a un ritmo agresivo de subidas durante el resto del año: actualmente, estamos apuntando a seis movimientos de 25 puntos básicos, ligeramente menos que los precios del mercado. También resultará interesante su opinión sobre la reducción del enorme balance de la Reserva Federal, de casi 9 billones de dólares. Creemos que es demasiado pronto para que Powell indique una fecha específica para el inicio del ajuste cuantitativo, aunque un indicio de que esto podría producirse en algún momento del segundo trimestre podría desencadenar el fortalecimiento del dólar. En cualquier caso, el listón para una sorpresa de tipo agresivo es bastante alto y el dólar ya cotiza a niveles bastante elevados, cerca de los máximos de mayo de 2020 frente a sus principales pares (gráfico 2). Esto podría limitar las ganancias de la divisa, incluso en el caso de que el FOMC diera una sorpresa de tipo hawkish.

El FOMC anunciará las últimas decisiones sobre política monetaria a las 18:00 horas GMT (19:00 horas CET) del miércoles, y la rueda de prensa del presidente Powell tendrá lugar 30 minutos después.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda