Caída del Ibex 35 tras el dato de inflación de 9,8%, el más alto desde 1985

30 de marzo de 2022

Jornada de corrección en los principales índices europeos y estadounidenses tras un buen comienzo de semana que se había visto apoyado por el acercamiento de Rusia y Ucrania para tratar de alcanzar un acuerdo. No obstante, hoy se ha producido una nueva caída de las bolsas y un repunte del petróleo ante los obstáculos en las negociaciones y las dudas sobre la posible reducción de las operaciones militares rusas en Kiev.

Compartir en:

Renta Variable

En este sentido, Ucrania ha ofrecido su renuncia a la OTAN mientras ciertos países garanticen su seguridad, y por su parte Rusia podría reducir su ofensiva en la capital ucraniana y Chernígov para avanzar en el diálogo. Crimea y el Donbás quedarían fuera de esa protección.
En este contexto de elevadas incertidumbres asociadas a la guerra, unidas a las crecientes presiones inflacionistas, la confianza de la Eurozona ha caído a su menor nivel en un año, al mismo tiempo que las expectativas de inflación se han elevado a máximos históricos desde que comenzaron los registros en 1985. En este sentido, en España los niveles de precios han aumentado en marzo a su ritmo más rápido en casi cuatro décadas de un 9,8% anual, mientras que en Alemania la tasa de inflación ha alcanzado un 7,3% anual.
Entre las principales bolsas globales, los descensos de hoy han sido más pronunciados en Europa, que había mostrado movimientos al alza más significativos que EEUU en las dos sesiones anteriores. De esta manera, el Eurostoxx ha caído un 2,96%, donde ha destacado la caída del DAX (-1,79%) y solo e FTSE ha quedado en positivo. Por sectores, medidos por el Stoxx 600, energía ha vuelto a tener la mayor subida, por encima del 3% e industriales ha sido el que peor se ha comportado y acumula una caída superior al 12% en el año.

En Asia-Pacífico, los principales índices bursátiles han cerrado con avances significativos después de haberse quedado rezagados ayer por el anuncio de nuevos confinamientos. Han destacado los índices chinos con una subida de 1,96% del Shanghai Composite y 1,39% del Hang Seng hongkonés. El Sensex indio ha avanzado un 1,28%, seguido del ASX 200 australiano con 0,67% y del Kospi surcoreano con 0,21%. El Nikkei 225 japonés ha sido el único de los principales índices en cerrar en negativo tras caer un 0,80%.
En EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registraba un retroceso de 0,44% y el índice tecnológico Nasdaq de 0,63%. En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de los 8.600 puntos tras caer un 0,74%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Solaria (6,52%), Grifols (5,63%) y Pharma Mar (3,46%). Las mayores caídas las ha registrado IAG (-3,28%), Santander (-3,26%) y Fluidra (-3,24%).

Renta fija

Europa ha cogido el testigo de las caídas de los mercados globales de bonos ante las crecientes expectativas de que el BCE empezará a subir sus tipos en los próximos meses. Los datos de inflación del mes de marzo en España y Alemania, publicados hoy, han superado las previsiones reforzando esas expectativas. Así, la rentabilidad del bono alemán a 2 años ha cerrado con rentabilidad positiva por primera vez desde agosto de 2014.
Al igual que lo sucedido en EEUU en las últimas semanas, los mercados están ahora anticipando un proceso de subidas de tipos en Europa más intenso en los próximos meses. Los mercados de futuros contemplan dos subidas de 25 pb hasta el mes de octubre, y al menos otras dos más antes de marzo de 2023. El cambio de expectativas de los mercados se basa en declaraciones de diferentes miembros del Consejo de Gobierno del BCE, así como en la evolución de la inflación superando todas las previsiones.
Los bonos de EEUU han tenido hoy un mejor comportamiento que los europeos con ligeras caídas de las TIRes. El diferencial entre las rentabilidades a 10 y 2 años ha llegado a invertirse ligeramente durante la sesión, aunque en general se mantiene cercano a cero en los últimos días, mientras se observa cierta estabilización de las TIRes tras el fuerte repunte de las últimas semanas.
En el pasado, una inversión de la curva en EEUU ha anticipado una recesión en un plazo de entre uno y dos años, aunque no en todas las ocasiones. En todo caso, para considerar un episodio de inversión de la curva ésta tiene que mantenerse durante algunas semanas y adentrarse en terreno negativo de forma significativa, algo que todavía no ha sucedido.
En este contexto, las TIRes de los bonos de la Eurozona han cerrado hoy con repuntes generalizados. En concreto, la TIR del Bund alemán ha subido 4 pb hasta un 0,67%, y la yield del bono francés 5 pb a un 1,093%. En los bonos periféricos las subidas han sido similares, con un repunte de 6 pb del bono español a un 1,56% y de 4 pb del bono italiano hasta 2,15%.
Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU caía 4 pb hasta un 2,37%. El Gilt a 10 años del Reino Unido, por su parte, ha registrado un aumento de rentabilidad de 3 pb hasta un 1,67%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de fuertes avances en los precios del petróleo que continúan con una alta volatilidad debido a la escasa visibilidad en las negociaciones entre los países implicados en el conflicto bélico. Al cierre de la sesión europea el Brent y el WTI registraban subidas de en torno a un 4%.
Estos elevados precios siguen mermando la renta disponible y la capacidad de crecimiento, lo que se ha traducido en unos temores sobre la estanflación cada vez más reales y probables. Todo ello ha tenido un impacto mayor en Europa que en EEUU. En concreto el propio ministro de economía de Alemania ha afirmado hoy que “estás ayudando a Alemania y a Ucrania cuando reduces el uso de gas y el uso de la energía en general”.
Por otro lado, la situación de oferta y demanda en EEUU continúa mostrando un déficit estructural que podría estar lejos de resolverse en el corto plazo. En efecto, la EIA ha publicado su informe semanal en el que se ha visto una nueva caída de los inventarios totales que se encuentran ya en niveles críticos y muy similares aquellos de hace una década, cuando los precios promediaron 100 dólares el barril.
En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 113,9 dólares, con una subida de un 3,28%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) sube un 3,47% hasta 107,9 dólares por barril.
Del mismo modo, los principales metales preciosos muestran avances, situándose el precio del oro en 1.935 dólares por onza con una subida de un 0,81%. A su vez, la plata avanza un +1,73% hasta 25,2 dólares, y el platino gana un +1,20% y se sitúa en 998,2 dólares por onza.
En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar se había estabilizado en las últimas semanas en el entorno de 1,10 dólares por euro. En la sesión de hoy avanza un 0,71% a 1,117. Por último, el Dollar Index cotiza en 97,8 con un retroceso de un 0,62%.


Macro

Inflación en España
En marzo, según la lectura preliminar del INE, la inflación en España repuntó significativamente 2,2 pp a un 9,8% anual (vs. 7,6% en febrero), 1,8 pp por encima de las previsiones del consenso de analistas. Así, alcanza su tasa más elevada desde mayo de 1985. En términos mensuales el IPC creció un 3,0%, tras avanzar un 0,8% en febrero.
Esta evolución al alza se explica principalmente por la subida generalizada de los precios en la mayoría de los componentes de la cesta del IPC a raíz de la guerra en Ucrania. De esta forma, se ha reflejado el significativo encarecimiento de la electricidad, los alimentos y las bebidas no alcohólicas y de los carburantes y combustibles.
Por su parte, la inflación subyacente (eliminando alimentos no elaborados y energía) se elevó a un 3,4% anual (+0,4 pp respecto al mes anterior), 6,4 pp por debajo de la tasa del IPC general y su dato más elevado desde septiembre de 2008.

Índice de precios de importación y exportación en España

En febrero, el Índice de Precios de Importaciones en España (IPIA) se incrementó un 24,9% respecto al mismo periodo de 2021, 0,7 pp más que el mes anterior.
Por segmentos, destacó el fuerte encarecimiento de las importaciones de energía un 97,1% interanual (7,6 pp menos que en enero), mientras que los bienes intermedios lo hicieron en un 20,3% interanual. Por su parte, los bienes de consumo y de equipo mostraron crecimientos más moderados de un 6,6% y un 5,8%, respectivamente, frente a febrero de 2021.
Por otro lado, el Índice de Precios de Exportaciones repuntó un 19,2% interanual (vs. 17,9% en enero), su dato más elevado desde el comienzo de la serie en 2006.
Inflación en Alemania
En marzo, según el indicador adelantado de Destatis, la inflación en Alemania se incrementó por segundo mes consecutivo, alcanzando un 7,3% anual (vs. 5,1% en febrero), +1,0 pp por encima de los previsto por el consenso de mercado. En términos mensuales los precios aumentaron un 2,5%.
El incremento interanual estuvo nuevamente impulsado por el encarecimiento de la energía de un 39,5% (vs. 22,5% en febrero).
Además, los precios de los bienes repuntaron un 12,3% (vs. 7,9%) y el de los alimentos un 6,2% (vs. 5,3% el mes anterior). Por su parte, los precios de los servicios mantuvieron su crecimiento en un 2,8%.
Índice de Precios al Productor en Italia
En febrero, los precios de producción industrial (IPP) en Italia se incrementaron un 0,4% respecto al mes anterior y un 32,8% en términos interanuales. Una evolución al alza explicada principalmente por la aceleración del crecimiento de los precios de la energía, la escasez de materias primas y los cuellos de botella antes de recoger el impacto de la invasión de Ucrania.
Por segmentos, los precios de producción para la construcción de edificios residenciales y no residenciales aumentaron un 0,4% mensual, mientras que los de construcción de carreteras y líneas ferroviarias lo hicieron en un 0,2% mensual. Frente a febrero de 2021, repuntaron un 6,8% y un 5,7%, respectivamente.
Índice de Sentimiento Económico de la UE y la Eurozona
En marzo, el Indicador de Sentimiento Económico (ESI) de la Comisión Europea disminuyó ante el impacto de la guerra de Ucrania y las crecientes tensiones inflacionistas, alcanzando en la UE 107,5 puntos (-5,3 puntos respecto al mes anterior) y en la Eurozona 108,5 puntos (-5,4 puntos). De esta forma, consolida su tendencia a la baja observada en los últimos cinco meses.
Una evolución a la baja explicada principalmente por la significativa contracción en la confianza del sector servicios financieros (-11,8 puntos), la confianza del consumidor (-9,4 puntos) y el comercio minorista (-4,9 puntos). A su vez, tuvieron caídas más moderadas la confianza industrial (-3,4 puntos) y la construcción (-0,1 puntos). En contraste, solo repuntó la confianza en el sector servicios (+1,3 puntos) ante la retirada de las medidas de restricción de la movilidad y de aforos.
Entre las principales economías europeas, las disminuciones mensuales más significativas se registraron en Francia (-7,1), España (-6,5) y Alemania (-4,3), mientras que lo hicieron en menor grado en Polonia (-3,0) e Italia (-2,6). Sin embargo, aumentó ligeramente en Países Bajos (+0,5).
Por otro lado, el Indicador de Expectativas de Empleo (EEI) también disminuyó en la UE a 114,9 puntos (-1,1 puntos) y en la zona monetaria europea hasta 115,5 puntos (-0,9 puntos). Una senda que reflejó las menores perspectivas de creación de empleo en la industria, el comercio minorista y la construcción ante un entorno en el que se proyecta un deterioro del consumo y menores niveles de inversión. Por su parte, en el sector servicios se espera que mejore en los próximos tres meses.
Paralelamente, la encuesta de expectativas de precios de venta mostró un fuerte incremento ante el incremento sin precedentes de los costes en todos los sectores, al mismo tiempo que las perspectivas de inflación de los consumidores se situaron en máximos históricos.
A su vez, el indicador de incertidumbre económica (EUI) ha aumentado significativamente en la UE a 25,8 puntos (+10,7 puntos) y en la Eurozona a 26,8 puntos (+11,1), principalmente por la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania sobre la futura situación económica de los consumidores y empresas.

PIB de EEUU
En el 4T, según la tercera lectura del Bureau of Economic Analysis, el crecimiento del PIB de EEUU repuntó a un 6,9% anualizado, 0,1pp inferior a lo proyectado en su segunda estimación, tras la moderación registrada el trimestre anterior (2,3%). En 2021, el PIB aumentó un 5,7%, tras la contracción sufrida de un 3,4% en 2020, representando su mayor tasa de crecimiento desde la década de los 80, a pesar de que la coyuntura continuó marcada por las diferentes olas de la pandemia, las restricciones de movilidad y la disrupción de las cadenas de suministro.
Destacó principalmente el incremento de las exportaciones, la inversión en inventarios y el gasto del consumidor, que han impulsado parte del repunte de la inflación a partir de los dos últimos trimestres del año pasado.
Encuesta de empleo ADP en EEUU
Según la encuesta ADP, el empleo en el sector privado de EEUU repuntó en febrero en 455.000 puestos de trabajo.
La creación de empleos del mercado laboral estadounidense se produjo en todos los sectores. Destacó el sector hotelero y de ocio con 161.000 empleos generados, seguido educación y servicios de salud (+72.000), el de servicios profesionales (+61.000) y el manufacturero (+54.000).
Solicitudes de hipotecas en EEUU
Según muestran los últimos datos de la Asociación Bancaria de Hipotecas de EEUU (MBA), las solicitudes de hipotecas disminuyeron por tercera semana consecutiva.
En concreto, entre el 18 y el 25 de marzo se contrajeron un 6,8% respecto a la semana anterior lastradas por la caída del índice de refinanciación de un 15,0%. En contraste, el índice de compras aumentó un 1,0% semanal. Todo ello en un entorno en el que los créditos hipotecarios repuntaron su tasa fija de 30 años a un 4,66% frente a un 4,40% la semana anterior.

Empresarial

Cepsa
La petrolera española Cepsa ha anunciado su nueva estrategia 2030 denominada Positive Motion. En base a ello, planea invertir entre 7.000 y 8.000 millones de euros destinados a la transición energética.
En concreto, más del 60% del presupuesto irá destinado a negocios sostenibles a partir de 2023, estimando que en 2030 más del 50% del Ebitda procederá de negocios sostenibles (en 2022 es del 14%).
A su vez, desarrollará un sistema de descarbonización del transporte por carretera, con un sistema de carga ultrarrápida en carretera, que poseerá un mínimo de un cargador de 150kW cada 200 kilómetros en las principales carreteras e impulsará la demanda de hidrógeno verde con una estación de repostaje cada 300 kilómetros en los corredores que conectan España con Europa.
Paralelamente, prevé ser el líder de producción de hidrógeno verde en España y Portugal con una producción de 2 GW, y liderar la producción de biocombustibles de segunda generación, convirtiéndose en el proveedor de referencia en combustible sostenible de aviación.
Finalmente, la compañía tiene el objetivo alcanzar más allá de las cero emisiones netas en 2050 y llegar así a Net Positive.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda