El IBEX 35 cierra la semana en rojo

21 de octubre de 2022

Jornada de intensas caídas en los principales índices de la Eurozona marcada por el intenso repunte de las TIRes de los bonos soberanos y los resultados empresariales. Diversos sectores han acusado el profit warning anunciado por Adidas, que ha lastrado especialmente la evolución del sector textil europeo, mientras que el sector tecnológico ha cerrado con caídas tras un incremento de ingresos de la red social Snap en el 3T muy por debajo de lo esperado.

Compartir en:

Renta Variable

Las bolsas cierran así una semana marcada por la caída del precio del gas natural en Europa y las negociaciones de la Comisión y de los Estados miembros para imponer un tope al precio del gas. A pesar de que la caída del precio del gas y de la electricidad podría indicar una moderación de los precios en octubre, la persistencia de las presiones inflacionistas en septiembre, con tasas de inflación en la Eurozona en entorno al 10%, mantienen las expectativas de subidas de tipos del BCE. Por su parte, a pesar de que la Fed ha confirmado que se comienzan a atisbar señales de ralentización de la economía de EEUU, la autoridad monetaria del país norteamericano ha reiterado su determinación hasta controlar el IPC, lo que llevado los futuros de fondos de la Fed a situar el tipo de interés en 2023 por encima del 5%.
En Asia-Pacífico, se sigue celebrando el XX Congreso del Partido Comunista Chino. El cónclave, donde previsiblemente se reelegirá como líder a Xi Jinping por tercer mandato consecutivo, ha dejado muestras de la posible senda que seguirá la potencia asiática. Así, a lo largo de la semana se ha defendido la importancia de la política zero covid, la necesidad de que la economía crezca de manera estable o el fortalecimiento de las fuerzas armadas. Además, el primer ministro, Li Keqiang, con un perfil más moderado y que proponía la reapertura de la economía y flexibilizar la política zero covid, ha anunciado que abandonará su cargo. Todo ello en un contexto marcado por las sanciones de EEUU para evitar el desarrollo de la industria de semiconductores y microchips en China, prohibiendo el acceso a componentes clave producidos en EEUU. Así, las bolsas han cerrado con un comportamiento mixto, destacando las caídas del Hang Seng (-0,80%) y el Nikkei 225 (-0,43%) en contraposición con los ligeros avances del Shanghái Composite (+0,13%) y el Kospi 50 (+0,33%).
Por su parte, el conflicto de Ucrania podría encontrarse en un punto de inflexión. Tras los avances ucranianos, que han provocado la evacuación de más de 50.000 civiles de Jersón a territorio ruso, las ofensivas rusas se están centrando en destruir infraestructuras energéticas y civiles. En este sentido, Ucrania ha denunciado la intención de Rusia de destruir la presa de Kajovka, donde se sitúa una de las principales centrales hidroeléctricas del país y que podría provocar inundaciones en la región donde se están produciendo mayores avances del ejército ucraniano.
En Europa, el Eurostoxx 50 ha retrocedido un 0,46%, destacando a su vez la negativa evolución del CAC 40 (-0,85%) y del FTSE MIB (-1,29%).
La caída más acusada, ha sido, no obstante, en el IBEX 35, que ha cerrado cerca de 7.500 puntos tras caer un 1,29%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Arcelor (2,24%), Acerinox (0,59%) y ACS (0,51%). En contraste, las mayores caídas se han producido en Grifols (-5,16%), Ferrovial (-4,28%) e Inditex (-3,30%).
Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un avance del 0,66% y el índice tecnológico Nasdaq de un 0,75%.

Renta fija

Repunte de las TIRes de los bonos soberanos destacando la evolución del Treasury a 10 años, que ha llegado a rozar una rentabilidad del 4,3%, el mayor nivel desde 2007, si bien luego se ha relajado, mientras que la referencia a 2 años ha caído cerca de 10 pb, aumentando así la pendiente de la curva de rendimientos.
Por su parte, tras la dimisión de la primera ministra, Liz Truss, y a la espera de la elección de su sucesor, la rentabilidad de la deuda británica repunta de manera acusada. Así, tras una semana estable en los mercados, la incertidumbre política, la persistencia de las tensiones inflacionistas y el creciente riesgo de recesión, constatado por la caída de las ventas minoristas y el incremento de los préstamos al sector público en septiembre hasta 20.000 millones de libras, las TIRes ha repuntado de forma generalizada en toda la curva por encima de 12 pb.
Por otro lado, el Banco de Japón ha llevado a cabo operaciones de compras de bonos de emergencia por segundo día consecutivo. Estas compras se producen tras situarse el Yen en su menor nivel respecto al dólar de los últimos 32 años, al mismo tiempo que han repuntado los rendimientos de larga duración hasta máximos desde 2014.
Todo ello a la espera de las subidas de tipos esperadas para la próxima semana en la reunión del BCE. Los inversores esperan una subida de 75 pb de los tipos de interés, que situaría la tasa de refinanciación en el 2,00% y la facilidad de depósito en el 1,50% por lo que, tras la reunión de diciembre, los tipos podrían acercarse al 3% antes de 2023.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de ligeras subidas del precio del petróleo. A medida que se acerca la prohibición de crudo y productos derivados rusos por parte de la UE, sumado a la decisión de la OPEP+ de reducir la producción y las cada vez menores reservas de crudo de EEUU, en su nivel más bajo desde 1984, el precio del crudo podría continuar la ligera tendencia al alza de la última semana.
Asimismo, los rumores de que China podría flexibilizar su política zero covid, reduciendo la duración de las cuarentenas, incrementa las expectativas de una reapertura de la economía china y, por ende, un aumento de la demanda de crudo.
Por otro lado, a pesar de que el precio del gas TTF se mantiene en el menor nivel de los últimos meses dada la caída de la demanda, las templadas temperaturas y el elevado almacenamiento de gas de los países de la UE, que supera el 90% de la capacidad total, las expectativas del mercado no son alentadoras. En este sentido, en caso de un invierno frío y la interrupción del suministro de gas ruso a través del gaseoducto que atraviesa Ucrania, podría tener un impacto sobre los inventarios de cerca del 20% del total, lo que comprometería el suministro en algunos países de la UE. En este caso, la reducción del consumo, que en lo que llevamos de año es del 12% respecto a 2021 por la sustitución de gas por otras fuentes de energía, las medidas de ahorro y la caída de la producción industrial, debería ser más acusada, especialmente en los hogares.
Ante estas perspectivas, la Comisión Europea y los Estados miembros continúan debatiendo medidas para estabilizar el mercado del gas. En este sentido, se está estudiando la introducción de mecanismos temporales que limiten el precio del gas, así como la implementación de un consorcio de compras conjuntas y un sistema de solidaridad entre países en caso de graves problemas de suministro. Por otro lado, Francia, España y Portugal anunciaron un acuerdo para construir el BarMar, un gaseoducto que unirá Barcelona y Marsella y transportará hidrógeno verde y de forma temporal, gas. El proyecto, no obstante, estaría operativo como pronto en el año 2026.
En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 93 dólares, con una subida de un 0,9%. Por su parte, el WTI (de referencia en EEUU) sube un 0,6% hasta 85 dólares por barril. Por otro lado, los principales metales preciosos muestran una tendencia al alza.
En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar recupera parte de la caída reciente, y hoy, a cierre de sesión europea ha avanzado un 0,6% a 0,985. Así, el Dollar Index cotiza en 112,3 con un retroceso de un 0,43%.

Macro

Ventas minoristas en Reino Unido

En septiembre, la primera estimación de las ventas minoristas en Reino Unido señala una caída de un 1,4% respecto al mes anterior, tras decrecer en agosto un 1,7% mensual. De esta manera, se sitúan un 1,3% por debajo de sus niveles previos al inicio de la pandemia (febrero 2020).
Se observaron caídas en todos los principales sectores. En concreto, destacaron las contracciones en el comercio minorista sin establecimiento, principalmente on-line de un 3,0% respecto al mes anterior, de los establecimientos alimenticios (-1,8% mensual) y de los combustibles para automóviles (-1,3%). A su vez, se registró una disminución más moderada de las ventas en los establecimientos no alimenticios de un 0,6%.

Empresarial

Viscofan (Hoy: -5,39%; YTD: 0,71%)
La compañía española dedicada a la fabricación y comercialización de envolturas para productos cárnicos Viscofan ha anunciado que en el 3T 2022 su facturación fue de 305 millones de €, un 24,3% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior. Todo ello explicado principalmente por los mayores volúmenes, mayores precios, así como por el efecto divisa. Si excluimos este último ha aumentado su facturación en un 14,2% interanual.
Por su parte, pese a ser un líder mundial y tener un producto esencial debido a que una envoltura en mal estado puede arruinar el sabor y conservación del mismo, no ha sido capaz de trasladar por completo el aumento del precio de sus inputs. En efecto, los gastos de explotación se han incrementado en un 31,8% hasta 95,3 millones de €, principalmente por el incremento de los precios de la energía, así como, mayores costes salariales. Todo ello ha venido teniendo un impacto en los márgenes operativos que han pasado del entorno del 26% en el 1S 2021 al 22,3% actuales. A pesar de ello el ebitda ha aumentado un 6,1% hasta 68 millones de €, aunque muy beneficiado por la evolución del dólar.
Su plan Beyond25 contempla 1.300 millones de € en ingresos con un Ebitda de 388 millones de € (margen de un 26%) con un capex acumulado de 425 millones de €. En donde en lo que va de año han destinado 69,5 millones de €, de los 100 millones de € previstos para el año completo.
Estas inversiones, añadidas a un working capital negativo debido al crecimiento de inventario de seguridad ante los riesgos en las cadenas de suministro y de puesta en marcha de proyectos de inversión, han llevado a la compañía a aumentar su deuda neta € hasta 56,4 millones de € si bien, continúa situándose en niveles muy bajos, de aproximadamente 0,2x deuda neta ebitda.

Vidrala (Hoy: 8,30%; YTD: -16,51%)
La compañía de envases de vidrio española Vidrala ha anunciado unos resultados del 3T por encima de lo esperado por el consenso de analistas lo que le ha llevado a registrar subidas significativas en la jornada de hoy.
En concreto, entre los meses de julio y septiembre registró unos ingresos de 366,2 millones de € (+25,8% interanual) con poco impacto del efecto divisa. En cuanto al Ebitda, este ha sido de 46,9 millones de € (-39,2% interanual), lo que supone un margen de un 12,8% (vs. 26,5% en 3T 2021), si bien, se estimaba un menor margen en torno al del 1T ante la subida de los precios energéticos y la falta de cobertura de la compañía (8,4% 1T 2022).
Por su parte, la compañía ha comunicado que esperan una recuperación de márgenes de cara al 4T, debido a acciones de subidas de precios para compensar en cierta medida los costes energéticos.
De esta manera, la compañía ha situado su deuda neta en 165 millones de €, lo que supone una reducción de 50 millones de € respecto al 2T 2022. La compañía no publica el desglose de sus estados de flujos de caja por lo que no se puede observar ni el capex ni variaciones en working capital.
En este sentido, la deuda neta / ebitda (últimos 12 meses) se sitúa en 0,8x al encontrarse perjudicada por el 1T y 3T donde no ha podido repercutir el aumento de costes a los precios. En un entorno normalizado, este ratio sería inferior, en donde si suponemos unos ingresos de en torno a 1.350 millones de € en 2022 y unos márgenes de un 23,5% (inferiores a los históricos), se situaría en torno a 0,5x.
Por último, espera para el 4T 2022 un crecimiento a doble dígito de las ventas con unos márgenes ebitda de un 20%, esperando que este se sitúe en más de 200 millones de €.
De esta forma, al tratarse de un negocio con grandes barreras de entrada por su gran demanda en capital y los costes de sustitución y reputacionales a los que se enfrentarían los clientes, si esperamos unas ventas de 1.450 millones de € para 2023, con unos márgenes en torno al 23% y una conversión de un 45% FCF, estaría generando un flujo de caja de 150 millones de € para entonces, lo que nos supondría un free cash Flow yield ajustado de deuda de un 6,7%, frente al 4,5% histórico.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda