Otra jornada de corrección causada por las tensiones geopolíticas

23 de febrero de 2022

Los mercados de acciones han mantenido la elevada volatilidad en la sesión de hoy con el foco en las noticias sobre la situación de Ucrania. Los principales índices europeos iniciaron la sesión con avances que llegaron a superar el 1%, pero han cerrado con mayoría de retrocesos ante las incertidumbres sobre cómo puede evolucionar la situación en Ucrania tras el paso anunciado ayer por Rusia. Los principales índices estadounidense se movían en terreno negativo al cierre de la sesión europea con descensos inferiores al -1%.

Compartir en:

Renta variable

Diversos gobiernos occidentales han anunciado las primeras sanciones contra Rusia, que de momento han sido muy limitadas y están lejos de suponer una seria amenaza para la economía rusa. La reacción inicial del mercado fue positiva, en la medida en que reducía el riesgo de una escalada de sanciones mutuas que afectaran a la economía. A su vez, el presidente Putin ha anunciado que la vía diplomática seguía abierta siempre que se aceptaran determinadas exigencias: el reconocimiento de la ocupación de Crimea y la no entrada de Ucrania en la OTAN, ente otras.
Sin embargo, a medida que avanzaba la sesión las ganancias iniciales se han ido disipando. La percepción de que estamos en el inicio de un largo proceso de negociaciones y amenazas ha impuesto la cautela entre los inversores europeos en espera de signos más concluyentes de que, de momento, Rusia no va a ocupar otras zonas de Ucrania dejando paso así a un posible proceso de negociaciones.
El comportamiento sectorial del mercado ha reflejado hoy el tono cauteloso de los inversores con dos sectores defensivos, Consumo básico y Salud, liderando los avances. Por el lado negativo el sector de consumo discrecional, más ligado al ciclo económico, ha sido el que ha tenido un mayor retroceso. Igualmente se ha apreciado cierta toma de beneficios en sectores como el financiero y los valores ligados al turismo que más se han revalorizado en semanas anteriores.
Entre las compañías que han registrado hoy movimientos significativos destaca la francesa de Alimentación y Bebidas Danone (+3,90%), que ha publicado el mayor crecimiento trimestral de ingresos en siete años. Por su parte, el fabricante de Automóviles Stellantis (Grupo Fiat-PSA) ha anunciado que espera un crecimiento del beneficio a doble dígito en 2022 gracias a la solución a los problemas de falta de suministros de los últimos meses. Su cotización ha avanzado hoy un 4,50%.
En Asia, se han observado subidas generalizadas entre los principales índices de la región. El Shanghai Composite ha cerrado con un aumento de 0,93%, seguido del ASX 200 australiano con 0,62%, el Hang Seng hongkonés con 0,60% y el Kospi surcoreano que ha subido 0,47%. En terreno negativo han quedado el Sensex indio con -0,12% y por último el Nikkei 225 que ha cerrado con una caída de 1,71%.
Entre las principales bolsas europeas ha destacado la caída del Ibex que había aguantado más en anteriores sesiones recientes. En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de la barrera de los 8,500 puntos tras una jornada de más a menos. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Rovi (3,43%), Grifols (3,39%) y Endesa (3,01%). En el terreno negativo, destacan las mayores pérdidas de Indra (-9,41%), Aena (-3,60%) y Sabadell (-3,46%).
Los índices bursátiles de EEUU, muestran también descensos a cierre de sesión Europa, con el S&P 500 cayendo un 0,46% y el Nasdaq un 0,73%.

Renta fija

Predominio de las ventas en los mercados de deuda soberana de las economías avanzadas, que continúan pendientes de la evolución de las tensiones en Ucrania. Ayer se aprobaron una serie de medidas como consecuencia de la invasión rusa. Por un lado, Bruselas ha aprobado una batería de sanciones, que incluye la prohibición al Estado y al Gobierno ruso de acceder a los mercados europeos y un embargo comercial a las dos regiones autoproclamadas independientes, Donetsk y Lugansk. A su vez, EEUU ha prohibido cualquier actividad económica, cualquier inversión o comercio de bienes y servicios con las dos repúblicas y ha impuesto sanciones sobre la deuda rusa.
Aunque algunos analistas señalan que los próximos mensajes de la Fed serán menos hawkish, por el momento el mercado ha pasado a descontar seis subidas de 25 pb (frente a siete hace dos semanas).
Así, la yield de los principales bonos soberanos a 10 años han registrado aumentos generalizados, principalmente en EEUU y Canadá, mientras que en las referencias europeas han sido inferiores a 2 pb.
Los repuntes de rentabilidad en los bonos europeos a 10 años han tenido pocas variaciones en la sesión. El Bund alemán ha empezado subiendo, pero al final de la jornada europea ha marcado 2 pb en negativo en la TIR a 10 años hasta un 0,22%. El diferencial entre su referencia a 2 años es de 0,6%, volviendo al tramo superior de 50 pb.
Entre el resto de las referencias a 10 años de la Eurozona ha habido datos mixtos, habiendo variado entre el terreno positivo y negativo durante la sesión. El rendimiento del bono francés finalmente ha quedado por debajo 0,2 pb hasta 0,73%. Entre las economías del sur de Europa, la yield del bono español a 10 años ha caído 0,1 pb hasta un 1,26%. Sin embargo, la rentabilidad del bono italiano ha subido 1,8 pb hasta un 1,94%.
Fuera de la Eurozona, la yield del bono a 10 años de EEUU subía 3,8 pb al cierre de la sesión europea, hasta un 1,98%. El Gilt a 10 años del Reino Unido, por su parte, ha pasado toda la sesión con caída en la yield, y al final de la sesión ha subido 0,9 pb hasta un 1,48%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios del petróleo han subido con fuerza y se encuentran ya cerca de la barrera de los 100 dólares. Las tensiones geopolíticas en Ucrania y la respuesta de Occidente se ha traducido en un aumento de la presión sobre los precios de la energía en Europa, al menos en el corto plazo.
La UE lleva ya tiempo intentando disminuir su dependencia energética de Rusia, lo que se ha reflejado en un aumento exponencial de las importaciones de gas natural licuado de EEUU en los últimos meses. Sin embargo, compaginar este proceso con la descarbonización de la economía podría resultar más costoso de lo inicialmente planeado.
En definitiva, el surgimiento de este nuevo evento geopolítico está tensionando aún más un mercado que se encontraba ya en una situación de déficit. Todo ello ha afectado a los precios, que han mostrado una tendencia alcista en el último año y medio muy significativa.
De la misma manera, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 97,2 dólares, tras una subida de 0,34%. La cotización del WTI (de referencia en EEUU) sube 0,35% hasta 92,2 dólares por barril.
Por su parte, los principales metales preciosos muestran datos mixtos, situándose el precio del oro por encima del nivel de los 1.900 dólares por onza con una subida de -0,50%, y la plata sube un 0,78% hasta 24,55 dólares por onza. A su vez, el platino muestra un aumento de 0,72% y se sitúa en 1.087,00 dólares por onza.
En el mercado de divisas la cotización del cruce eurodólar ha tenido una caída de -0,10% hasta 1,131. Por último, el Dollar Index se aprecia un ligero 0,13% hasta 96,14 puntos.

Macro

Inflación en la Eurozona
En enero, según Eurostat, la inflación anual de la Eurozona repuntó 0,1 pp hasta un 5,1% anual (vs. 5,0% anual en diciembre). Una evolución que se produce en un contexto marcado por la persistencia de la tendencia al alza del coste de las materias primas, las interrupciones en las cadenas de suministro, la escasez de inputs de producción y la crisis energética.
Este aumento reflejó principalmente el encarecimiento de la energía de un 28,8% interanual (+2,80 pp respecto a la tasa de diciembre) y alimentos, alcohol y tabaco de un 3,0% (vs. 2,8% mes anterior). A su vez, redujeron su crecimiento respecto al mes anterior los precios de los servicios a un 2,3% (-0,1 pp), y los de bienes industriales no energéticos a un 2,1% (-0,8 pp).
La inflación subyacente, eliminando alimentos no procesados y energía, disminuyó a un 2,4% anual en enero, 0,3 pp por debajo de la registrada el mes anterior.

Confianza del consumidor GFK en Alemania
En febrero, la confianza del consumidor de Alemania continúa su tendencia a la baja en un contexto marcado por las elevadas presiones inflacionistas y una menor propensión al ahorro.
En concreto, el Índice de Confianza del Consumidor de GFK se ha situado en -8,1 puntos ante la disminución del índice de perspectivas de ingresos y la propensión a consumir de 13 puntos hasta 3,9 puntos y de 3,8 puntos a 1,4 puntos, respectivamente.
Paralelamente, el indicador de perspectivas económicas se ha incrementado ligeramente por segundo mes consecutivo en 1,3 puntos hasta 24,1 puntos.
Esta evolución a la baja del sentimiento del consumidor refleja el empeoramiento de la situación epidemiológica en el momento de la realización de la encuesta, si bien la mejor posterior anticipa una recuperación en los próximos meses. El instituto GFK proyecta una mejoría en marzo ante el aumento previsto del gasto de los consumidores a medida que se moderen las restricciones.
Solicitudes de hipotecas en EEUU
Según muestran los últimos datos de la Asociación Bancaria de Hipotecas de EEUU (MBA), las solicitudes de hipotecas disminuyeron por tercera semana consecutiva.
En concreto, entre 11 y el 18 de febrero cayeron un 13,1% respecto a la semana anterior, ante la disminución de las operaciones de refinanciación de un 16% y del índice de compras de un 10%. Todo ello en un entorno en el que los créditos hipotecarios elevaron su tasa fija de 30 años a un 4,09% frente a un 4,01% la semana anterior.

Empresarial

Endesa (Hoy: +3,01%; YTD: -7,70%)
La compañía eléctrica española Endesa ha anunciado que su facturación en 2021 fue de 20.899 millones de euros, un 22,5% superior a la registrada el año anterior.
Por su parte, tuvo un EBITDA de 4.278 millones de euros, un 12% superior al del año anterior principalmente explicado por la anulación judicial del canon hidráulico (300 millones de euros entre 2013 y 2020) e igualmente por la sentencia judicial de la recuperación de los costes de CO2 (186 millones de euros de 2006).
Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.435 millones de euros, en comparación con 1.394 millones de euros en 2020, mientras que medido en resultado neto ordinario (parámetro que usa el grupo para sus proyecciones estratégicas) fue de 1.902 millones, un 12% más que la previsión de noviembre. Una evolución que permitió aumentar el dividendo un 11% hasta 1,44€ por acción y la deuda neta EBITDA hasta 2,1 veces.
Por último, la compañía ha confirmado su guía para este 2022 proyectando un EBITDA DE 4.100 millones de euros, respaldado fundamentalmente por el segmento de energías renovables.

Rio Tinto (Hoy: -2,16%; YTD: +13,82%)
La empresa dedicada al sector de la minería anglo-australiana Rio Tinto ha anunciado que su facturación en 2021 fue de 63.495 millones de dólares, un 41,6% superior a la del año anterior.
Por materiales con los que opera la compañía, el mineral de hierro registró unos ingresos de 39.111 millones de dólares (+44% interanual), el aluminio de 11.881 millones de dólares (+40% interanual), el cobre de 7.434 millones de dólares (+51% interanual) y el resto de minerales de 6.410 millones de dólares (+25% interanual).
Además, obtuvo un beneficio neto de 21.094 millones de dólares, aproximadamente un 116% superior al registrado el año anterior, explicado principalmente por el encarecimiento de las materias primas.
Por su parte, tuvo un flujo de caja libre de 17.664 millones de dólares del que destinó 15.357 millones de dólares al pago de dividendos (10,40 dólares por acción) y a una reducción de la deuda neta en 2.240 millones.
A medio plazo, la dirección de la compañía prevé un capex de 8.000 millones dólares en 2022 con unos gastos extra potenciales del 15%, y en 2023 y 2024 de entre 9.000 y 10.000 millones de dólares.
Asimismo, estima un aumento del coste del mineral de hierro hasta 19,5-21 dólares por tonelada debido al incremento del precio de los insumos y de los salarios. Por su parte, el precio del cobre podría elevarse a 1,30-1,50 dólares por libra (vs. 0,80 dólares actual) ante las elevadas presiones inflacionistas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda