Mercados de renta variable en verde a la espera de la decisión de la Fed

27 de julio de 2022

Jornada con predominio del signo positivo en los índices bursátiles europeos y estadounidenses, que revierten las caídas de ayer a la espera de la decisión de la Reserva Federal. La sesión ha estado marcada también por el numeroso flujo de resultados empresariales publicados, que ha contribuido a apoyar el sentimiento del mercado.

Compartir en:

Renta Variable

En concreto, tres grandes compañías tecnológicas de EEUU como son Alphabet, Microsoft y Texas Instruments (TI) han presentado positivos datos de crecimiento de la facturación en el último trimestre, registrando tasas de dos dígitos, lo que mejora las expectativas de cara a la publicación de los resultados de otras empresas como Apple, Amazon, Meta (Facebook) o Intel. No obstante, la apreciación del dólar está erosionando los ingresos al reducir el valor de las ventas en el extranjero, especialmente en Microsoft. A su vez, TI ha señalado la debilidad de la demanda de chips en productos de consumo.
Todo ello en un contexto en el que la evolución de los resultados corporativos y de los mercados financieros continúa muy condicionada no sólo a la senda de crecimiento económico, sino también a las expectativas y el sentimiento económico del sector privado, en un entorno de elevadas incertidumbres y escasa visibilidad.
En el caso de Europa, la presión de Rusia sobre los suministros de gas sigue siendo uno de los principales focos de riesgo. En este sentido, Gazprom ha cortado el suministro de gas natural a través de su enlace más importante con la UE, Nord Stream I, a alrededor del 20% de la capacidad del gasoducto, en línea con lo anunciado este lunes. Un hecho que ha llevado esta semana a los Estados miembros a acordar reducir de forma voluntaria el consumo de gas en un 15% durante los próximos 8 meses (salvo que se produzca un escenario adverso energético), si bien en algunos países como España y Portugal se limitará a un 7%. De esta forma, siguen aumentando los riesgos de escasez de suministro de cara al invierno, lo que está deteriorando las perspectivas de crecimiento de Europa y podría erosionar la unidad de los Estados miembros de la UE.
En el ámbito de política monetaria, los inversores se mantienen pendientes de la subida de tipos de interés que anunciará hoy la Fed tras el cierre de la sesión europea (a las 20:00 h), con expectativas de que nuevamente sea de 75 pb (al igual que en la reunión de junio) o incluso se eleve a 100 pb. Asimismo, serán clave las declaraciones del presidente Jerome Powell respecto al escenario de elevada inflación y crecientes riesgos de recesión económica, en línea con la significativa ralentización de la actividad reflejada en las últimas semanas por los indicadores adelantados y las encuestas de confianza del sector privado.
En la región Asia-Pacífico, se mantiene la preocupación por la evolución del covid-19 en China y su estricta política zero covid. Frente a la apertura de los vuelos de pasajeros desde el extranjero en Beijing por primera vez en más de dos años, un distrito de la ciudad de Wuhan ha retomado los confinamientos con medidas no adoptadas desde que se originó la pandemia en 2020. En este entorno, el Shanghai Composite chino se ha mantenido estable (-0,05%), contrastando con la caída del Hang Seng de Hong Kong de un 1,13%, mientras que el resto de principales índices de la región han cerrado en verde.
Frente al tono mixto de las bolsas asiáticas, en Europa se han registrado subidas generalizadas de entre un 0,5% y un 1%. El Eurostoxx 50 ha recuperado un 0,91%, registrándose el repunte más destacado en el FTSE MIB italiano (+1,52%).
En España, el IBEX 35 ha cerrado en 8.124 puntos tras ganar hoy un 0,68%. Su evolución se ha visto impulsada fundamentalmente por algunas compañías vinculadas al turismo, subiendo Meliá Hotels un 6,33% e IAG un 5,22%. En terreno negativo, Rovi ha perdido un 4,42% y Aena un 3,67%.
Por su parte, en EEUU los movimientos al alza son más acusados que en las bolsas europeas, a la espera de que finalice la reunión de la Fed. Ante el mayor impulso de los valores tecnológicos, el Nasdaq Composite repunta un 2,64%, y el S&P 500 un 1,47%.

Renta fija

Los mercados de deuda soberana de EEUU esperan la decisión de política monetaria del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal con descensos de TIRes, contrastando con las subidas registradas en Europa.
Tras la finalización de la reunión de la Fed esta tarde, su presidente, Jerome Powell, anunciará el mayor aumento de tipos de interés consecutivo desde principios de la década de 1980, situándose las expectativas del consenso del mercado en 75 pb. Una cifra que igualaría la subida del mes anterior, si bien las voces más hawkish no descartan que pueda elevarse a 100 pb. De esta forma, continúan endureciéndose las condiciones financieras, con implicaciones en el consumo, la inversión empresarial y el coste financiación de los gobiernos, especialmente en el caso de los países emergentes y en desarrollo.
En este contexto, los inversores se mantienen pendientes de la posible orientación de la autoridad monetaria estadounidense a partir del próximo mes de septiembre con el objetivo de hacer frente a las mayores tasas de inflación en las últimas 4 décadas, ampliamente por encima del objetivo fijado por el banco central de un 2% anual. Todo ello en un entorno en el que han comenzado a moderarse los precios de algunas commodities, si bien su impacto no se ha reflejado todavía en los datos de inflación.
Entre las principales referencias de EEUU, la yield del bono a 10 años cae a cierre de la sesión europea 4 pb hasta un 2,77%.
En Europa, el Bund alemán a 10 años ha aumentado su rendimiento 2 pb, en línea con la evolución del francés (+2 pb) y del español (+3 pb). Por su parte, el movimiento al alza ha sido más acusado en Italia, donde la referencia a 10 años ha repuntado 8 pb a un 3,31%. Siguiendo la misma tendencia, en el caso de Reino Unido la rentabilidad del Gilt a 10 años ha subido 4 pb, situándose en un 1,95%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

El mercado de petróleo cotiza con ganancias superiores a un 2% en la sesión de hoy tras un inicio de semana con movimientos poco significativos, en una coyuntura que continúa marcada por las expectativas de una menor demanda de crudo en los próximos meses ante las sucesivas señales de desaceleración económica de Europa y EEUU. En la jornada de hoy, los precios del crudo se han visto impulsados por la caída de inventarios en EEUU y por el recorte del suministro de gas ruso a Europa.
Según los datos de la Administración de Información de Energía estadounidense, las reservas de crudo se redujeron un 21% a 4,52 millones de barriles durante la semana que finalizó el 22 de julio, tras la ligera caída de la semana anterior de 0,45 millones. Con 422,1 millones de barriles, los inventarios de petróleo de EEUU se sitúan actualmente en torno a un 6% por debajo del promedio para esta época del año. En el caso de la gasolina, se registró una caída de los inventarios de 3,3 millones de barriles, revirtiendo la acumulación de 3,5 millones de la semana anterior.
Por otro lado, se espera que el líder de la OPEP+, Arabia Saudí, fije el precio de su crudo de referencia para Asia a un diferencial récord de cara al mes de septiembre, a pesar de las perspectivas de mayor debilidad de la demanda a corto plazo.
En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en torno a 107 dólares con una subida de un 2,1%, en línea con la revalorización de un 2,6% del WTI (de referencia en EEUU) hasta 97,4 dólares por barril.
Por otro lado, los principales metales preciosos muestran variaciones poco significativas, manteniéndose el precio del oro en 1.736 dólares por onza (+0,1%) y el de la planta en 18,6 dólares por onza (+0,2%). Destaca el repunte de la cotización del platino de un 1,2% hasta 887 dólares.
En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar se consolida en 1,01, registrando la divisa estadounidense una ligera apreciación de un 0,1%. Por su parte, el Dollar Index repunta un 0,1% a 107,3 puntos.

Macro

Confianza del consumidor GFK en Alemania
Según GFK, la confianza del consumidor de Alemania se proyecta que continúe en agosto su tendencia a la baja iniciada desde el pasado mes de enero y alcance su mínimo histórico en -30,6 puntos.
Este mes de julio, el Índice de Confianza del Consumidor de GFK revisado se ha situado en -27,7 puntos ante la contracción del índice de perspectivas de ingresos de 12,2 puntos hasta -45,7 puntos, su mínimo nivel desde el comienzo de la serie en enero de 1974, y de perspectivas económicas de 6,5 puntos hasta -18,2 puntos. A su vez, la propensión a consumir se ha reducido debido a las peores expectativas económicas y de ingresos en 0,8 puntos a -14,5 puntos, su menor registro desde octubre de 2008.
Todo ello en un entorno que continúa lastrado por las elevadas tasas de inflación, los problemas en la cadena de suministros, el aumento de precios de la energía y alimentos, la incertidumbre asociada a la guerra en Ucrania y el riesgo de escasez de suministro de gas el próximo invierno y su impacto sobre el costes energéticos. Ante este escenario, la confianza del consumidor se mantiene a la espera de las medidas de política económica que, además de minorar la pérdida de poder adquisitivo, reduzcan la incertidumbre sobre el suministro de gas apoyada en la búsqueda de proveedores alternativos, entre otras.
Pedidos de bienes duraderos en EEUU
En junio, los pedidos de bienes duraderos en EEUU repuntaron un 1,9% mensual (vs. +0,8% en mayo), por encima de las expectativas del consenso del mercado que proyectaba una contracción de un 0,5%. Una evolución explicada por los mayores pedidos en aviones de defensa y piezas.
Excluyendo el transporte, los pedidos de bienes duraderos crecieron un 0,3% mensual.
Venta de viviendas pendientes en EEUU
En junio, las ventas de viviendas pendientes en EEUU disminuyeron significativamente tras el ligero repunte del mes anterior, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. Se registraron caídas frente a mayo en las cuatro principales regiones, destacando la del este.
En concreto, el índice de ventas de viviendas, basado en la firma de contratos, aumentó un 8,6% mensual a 91,0 puntos (base 100=2001). En comparación con junio de 2021, los contratos de compraventa se redujeron un 20,0%, en un contexto de reducido stock de viviendas y aumento de tipos en hipotecas.

Empresarial

Gestamp (Hoy: +10,32%; YTD: -17,84%)
La compañía española Gestamp, dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de componentes para automóviles, ha anunciado que su facturación en el primer semestre de 2022 fue de 54.871 millones de €, un 19,5% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, superando a las compañías del sector en 21,1 pp a precios constantes y a pesar del entorno donde la producción de vehículos continua en niveles muy bajos.
La compañía ha registrado un Ebitda de 554 millones de € en el primer semestre del año 2022, frente a 498 millones de € en el mismo periodo del año anterior. No obstante, aunque el ebitda ha crecido en términos absolutos, los márgenes se han visto debilitados (del 12,2% al 11,4%) por el mayor coste del acero, que representa casi el 90% del total de sus inputs.
Adicionalmente, ha registrado un flujo de caja operativo de 401 millones de €, que se ha destinado a un mayor aumento del capex de crecimiento principalmente en el vehículo eléctrico donde observan un crecimiento futuro que le podrá aumentar las oportunidades de mercado, así como un gasto en I+D que le permita reducir el peso y aumentar la eficiencia en el ensamblaje de las puertas. De esta manera, esperan aumentar sus ingresos en 500-600 millones de € en 2023 y 750 millones de € en 2024, lo equivalente a un 6-7% y un 9% de sus ingresos de 2021, respectivamente. Este fuerte aumento de las inversiones, o capex de crecimiento, ha tenido un impacto en la deuda neta en términos absolutos que crece 34 millones de € hasta 2.300 millones de €. No obstante, la mayor generación de ebitda derivada de la buena salud de la que goza el negocio ha mejorado su ratio de apalancamiento a 2,2x, desde las 2,3x a cierre de 2021.
Finalmente, la compañía ha mantenido sus previsiones para 2022, estimando un crecimiento de las ventas entre un 10% y un 15%, con una reducción de los márgenes Ebitda de entre en un rango entre 150-200 pb (que no afectará a la cifra en términos absolutos), un capex sobre ventas del 8% y un flujo de caja libre superior a 200 millones de €, teniendo en cuenta únicamente el capex de mantenimiento, lo que a estos precios implica un 10% de rendimiento.

Alphabet (Hoy: +7,09%; YTD: -22,35%, a cierre de sesión europea)
La tecnológica estadounidense Alphabet ha anunciado unos resultados por debajo de lo esperado. En concreto, su facturación en el 2T 2022 fue de 69.685 millones de $, un 13% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, pero disminuyen respecto al trimestre anterior, con un margen operativo de un 30%. Adicionalmente han realizado un split de 20 a 1 de la acción para que puedan comprar sus acciones los inversores particulares de cuentas más pequeñas en este mes de julio.
Por segmentos, Google Advertising ha aumentado sus ingresos un 11,5% interanual apoyado por el comercio minorista y los sectores relacionados con los viajes, mientras que fue lastrado por la APP Tracking Transparency, el tipo de cambio y los menores gastos de los anunciantes.
Por su parte, Google Cloud mantiene crecimientos elevados (+35,6% interanual), sin embargo, ha visto reducido su beneficio operativo, aunque se espera que sea una fuente de flujo de caja libre en dos años.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda