Powell no defrauda: los tipos suben medio punto

05 de mayo de 2022

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos no ha defraudado a los analistas, salvo a los que esperaban una subida mayor, 75 puntos básicos. Pero la decisión de elevar los tipos de interés en 50 puntos básicos, hasta situarlos en un rango objetivo de entre el 0,75% y el 1%, supone el mayor alza del precio del dinero desde el año 2000, hace 22 años. Desde entonces las subidas de tipos siempre se habían limitado a tramos de 25 puntos básicos.

Compartir en:

Los que han hecho apuestas por incrementos de 75 puntos básicos pueden acertar, porque el comunicado de la Fed es claro: «será apropiado» realizar más subidas de tipos. Y más claro aún ha sido en su comparecencia al sugerir que en las dos próximas reuniones de política monetaria del organismo tendrán lugar otras dos subidas de los tipos de interés de 50 puntos básicos, manteniendo así un ritmo que no se registraba desde hace más de dos décadas. «La inflación es demasiado alta. Entendemos las dificultades que está causando y nos estamos moviendo sin demora para rebajarla».

El índice de precios de gasto de consumo personal, la variable preferida por la Fed para monitorizar la inflación, se situó en marzo en el 6,6% respecto al mismo mes del año pasado. La variable subyacente, que excluye de su cálculo los precios de la energía y de los alimentos por su mayor volatilidad, se situó en el 0,3%, la misma cifra que en febrero, mientras que en tasa anual se situó en el 5,2 por ciento, una décimas menos.

Pese a que la actividad económica se ralentizó un 0,4% durante el primer trimestre, tanto el gasto de los hogares como la inversión de las empresas registran buenos datos, y el aumento del empleo ha sido «robusto»: 431.000 puestos de trabajo no agrícolas en marzo, que dejan el paro en el 3,6%.

Tampoco ha defraudado la Fed con el anuncio de reducción  de su balance tras engordarlo hasta los 9 billones$ por las compras de activos realizadas para hacer frente a la pandemia. A partir de junio, los vencimientos de los activos se reinvertirán a excepción de un volumen de 47.500 millones (30.000 millones en bonos del Tesoro y 17.500 millones en titulizaciones hipotecarias). Pero en septiembre la dieta de adelgazamiento se acelerará: la reducción mensual será de 95.000 millones (60.000 millones en bonos del Tesoro y 35.000 millones en titulizaciones).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda