Índices caen contagiados por China

21 de noviembre de 2022

Jornada de descensos en los principales índices mundiales tras la publicación de los primeros fallecimientos por covid-19 en China en seis meses, que puede llevar a nuevos confinamientos en diversas ciudades, y con los inversores a la espera de la publicación de las actas de la Fed el miércoles, que podrían ratificar las previsiones de una ralentización en el ritmo de subidas de tipos.

Compartir en:

Renta Variable

En Alemania, el índice de precios de producción (PPI) ha experimentado su primer descenso desde mayo de 2020 y mayor caída de la historia en un mes, 4,2% frente al avance del 0,6% estimado. Así, vuelve a niveles de junio con una tasa interanual de un 34,5% frente al 41,5% esperado por el mercado.

En la región Asia-Pacífico, los índices han tenido un comportamiento negativo en general. En China, se han reportado las primeras muertes por covid-19 en medio año, y un aumento récord de positivos, lo que ha provocado el aumento del miedo inversor a un menor crecimiento mundial. En este contexto, las autoridades ya han tomado medidas como el cierre de colegios y universidades, y han pedido a los residentes que no salgan de casa en 5 días. Así, el Hang Seng honkonés ha perdido un 1,87% y el Shanghai Composite un 0,39%.

En una coyuntura de menores perspectivas de crecimiento global, el consenso de estimaciones de BPA (beneficios por acción) para 2023 se ha revisado a la baja esta semana para todos los índices. El S&P 500 ha sufrido su sexta semana consecutiva de recortes (-0,5 pp), pero mantiene un crecimiento positivo esperado para 2023 de un 6,5%. Para el indicador europeo Stoxx 600, el BPA estimado en 2023 ha retrocedido por segunda semana consecutiva (-0,3 pp), y para 2023 se estima un crecimiento de un 2,1%. A su vez, para el Ibex 35, han retrocedido 0,2 pp, con una previsión de decrecimiento de un 0,6% para 2023. En el caso del MSCI World, las estimaciones se han mantenido estables en la semana, mientras que el crecimiento esperado para 2023 es de 4,7%.

En Europa, el Eurostoxx 50 ha perdido un 0,40%, terminando con su tendencia alcista desde el 12 de octubre. Así, el FTSE MIB ha destacado hoy con una caída de un 1,29%. El indicador europeo Stoxx 600 ha retrocedido afectado por las empresas de energía, materiales y consumo discrecional, frente a los sectores de salud, consumo básico y telecomunicaciones que han registrado pérdidas.

En España, el IBEX 35 ha cerrado por encima de 8.100 puntos tras subir un 0,75%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Santander (3,17%), Grifols (2,77%) e Indra (2,77%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Repsol (-2,83%), Acciona Energía (-2,05%) y Arcelor (-0,84%).

Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un retroceso de 0,59% y el índice tecnológico Nasdaq Composite de un 1,19%.

Renta fija

Nueva jornada de descensos generalizados en las Tires de los bonos soberanos en la Eurozona y EEUU, con los mercados apostando por la relajación en el proceso de subidas de los tipos de interés oficiales.

En Europa, el economista jefe del BCE, Philip Lane, ha afirmado hoy que la Entidad estudiará la posibilidad de reducir su ritmo de subidas de tipos en su reunión del 15 de diciembre, ya que actualmente no hay una base para considerar una subida muy grande, como la de 75 pb.

A su vez, en EEUU, el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, se ha mostrado partidario de ralentizar el ritmo de las subidas de los tipos de interés, con una subida adicional de no más de un punto porcentual, para tratar de garantizar un aterrizaje suave de la economía. Por su parte, la presidenta de la Fed de Boston, Susan Collins, ha reiterado su opinión de que para la subida de tipos de diciembre se incluye la posibilidad de un movimiento de 75 pb. Sin embargo, los inversores siguen apostando por una relajación en el alza de tipos por parte de la Fed y otorgan una probabilidad del 75%, a un alza de 50 pb en el siguiente movimiento, que llevaría los tipos hasta el 4,25%-4,5%.

En este contexto, las TIRes de los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con ligeras variaciones. El bono de referencia en Europa, el bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un descenso de 2 pb hasta un 1,98%.

Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU cae en torno a 3 pb hasta un 3,80%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

El petróleo sufrió la semana pasada su mayor caída semanal desde agosto (casi 9%), y ha comenzado esta de nuevo con pérdidas por la situación en China, y la posibilidad de que la OPEP aumente su producción.

China es el mayor importador de petróleo del mundo, y llevaba 6 meses sin reportar muertes relacionadas con el covid-19. La noticia de que han vuelto a producirse fallecimientos implica riesgo de nuevos confinamientos, lo que disminuye las perspectivas de demanda. Por su parte, Arabia Saudí y otros países de la OPEP, han comunicado que la organización discutirá un aumento de la producción de 500.000 barriles al día ante el embargo de la UE al petróleo ruso.

Así, los precios del petróleo han perdido toda la subida acumulada en el trimestre, que comenzó con el anuncio de la OPEP+ de recortar la producción en 2 millones de barriles por día y a falta de dos semanas de la prohibición de la UE a los flujos marítimos rusos, que entrará en vigor el 5 de diciembre con el anuncio del límite. En este contexto, Rusia ya ha perdido más del 90% de su mercado en los países del norte del bloque, que anteriormente eran el pilar de los envíos desde las terminales del Báltico y el Ártico.

Además, es posible que el G7 anuncie el miércoles su límite al precio en los envíos de crudo ruso. En esta línea, Reino Unido ha declarado que los cargamentos comprados a precios por encima de ese nivel perderían acceso a los barcos, seguros y otros servicios europeos.

Ante este escenario y los riesgos latentes de una recesión mundial, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 83 dólares, con una caída de un 5,1%. Por su parte, el WTI (de referencia en EEUU) cae un 5,3% hasta 76 dólares por barril.

Respecto al gas, el índice de referencia en Europa, el Dutch TTF a 1 mes registra un repunte de un 31% desde el 21 de noviembre de 2021, moderándose significativamente respecto a los máximos alcanzados el pasado 25 de agosto de un 600% interanual, a la espera de las decisiones energéticas que se adopten en la UE.

Por otro lado, los principales metales preciosos muestran una tendencia a la baja. Especialmente ha destacado la plata que retrocede hasta 20,7 dólares (-1,3%).

En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar a cierre de sesión europea retrocede un 0,9% a 1,024. Así, el Dollar Index cotiza en 107,6 con un avance de un 0,7%.

Macro

En octubre, según Destatis, el índice de precios de producción industrial en Alemania moderó su senda alcista con un repunte de un 34,5% respecto al mismo periodo de 2021, frente al crecimiento de un 45,8% en septiembre. A su vez, se registró una caída mensual de un 4,2% (vs. +2,3% anterior).

Una evolución explicada principalmente por la moderación del encarecimiento de la energía hasta un 85,6% respecto a octubre de 2021. Entre sus componentes destacó la reducción de las tasas interanuales del gas natural de distribución (a un 126,5%), de la electricidad (90,3%) y de los productos de aceite mineral (34,6%).

Excluyendo el impacto de la energía, el repunte de los precios de producción se situó en un 13,7% interanual. En concreto, se observó un aumento del coste de los bienes intermedios de un 15,9% interanual, mientras que los precios de los bienes no duraderos y duraderos experimentaron avances de un 19,0% y un 11,3%, respectivamente. Los bienes de equipo mostraron un crecimiento algo más moderado de un 7,8% interanual.

Empresarial

ACS (Hoy: 0,57%; YTD: 12,52%)

ACS ha anunciado la venta de su filial australiana Ventia, al considerarla un activo no estratégico. Así, venderá su participación de un 32,8% que posee a través de su filial Cimic que en total alcanza una valoración de 710 millones de dólares australianos. No obstante, no se ha marcado un precio límite para realizarlo y esperaran al que consideren un buen momento.

En este sentido, Ventia es uno de los mayores proveedores de servicios de infraestructuras esenciales en Australia y Nueva Zelanda y obtuvo en la primera mitad de año unos ingresos de 2.510 millones de dólares australianos (+8,7% interanual), con unos márgenes ebitda de un 8,1%.

Por su parte, ACS es una compañía líder en el sector de la construcción de infraestructuras global. Actualmente esta actividad genera unos márgenes bajos lo que explicaría los bajos ratios de valoración a los que cotiza la compañía. Los planes de ACS pasan por crecer en renovables y en concesiones de infraestructuras, dos negocios de flujos previsibles y recurrentes que compensarían el carácter más cíclico de la construcción.

Walt Disney (Hoy: 6,45%; YTD: -37,60%, a cierre de sesión europea)

El conglomerado estadounidense de medios de comunicación y entretenimiento Walt Disney ha registrado grandes subidas en bolsa tras recuperar a Bob Iger como consejero delegado. Iger se ha fijado un plazo de dos años para situar a Disney en una senda de crecimiento renovado y buscar el que vaya a ser su sucesor.

Todo ello en un entorno en que Bob Iger fue consejero delegado de Disney durante quince años hasta 2020 donde decidió que su sucesor fuese Bob Chapek. En la actualidad y tras diversas polémicas, vuelve para reemplazarle.

Se trata una de las compañías de medios y entretenimiento más grandes del mundo. La empresa es una de las marcas más distinguidas y mejor percibidas a nivel mundial con una audiencia multigeneracional. Disney tiene 2 grandes segmentos: Disney Media and Entertainment Distribution y Disney Parks, Experiences and Products. Entre estos segmentos, el negocio de streaming en el segmento Direct-to-Consumer es el motor de crecimiento clave con el lanzamiento de Disney +.

En este sentido, la compañía en su última publicación de resultados sorprendió a los inversores al registrar una pérdida de 1.500 millones de $ a pesar de la ganancia de suscriptores ante mayores gastos de contenido y marketing, lastrando así el resto de negocios y continuando sin registrar beneficio. Si bien, se espera que este llegue en 2024.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda