Análisis Elecciones de medio mandato en Estados Unidos y su impacto en los tipos de interés y el mercado de divisas

04 de noviembre de 2022

Ante las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos se prevé que, a diferencia de las veces anteriores, el resultado de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, que se celebran el próximo martes, 8 de noviembre, tendrá un impacto tanto en los tipos de interés como en la cotización del dólar, ya que están en juego aspectos como las políticas de gasto públicos, la prima de riesgo político en el país o la geopolítica.

Compartir en:

Y ello, porque “parece cada vez más probable un cambio de poder de cara a los dos últimos años de mandato del presidente Biden y, según los sondeos de opinión, es muy probable que los republicanos recuperen el control de la Cámara de Representantes”. Según la entidad financiera, en el caso de que el Congreso quedase dividido o los republicanos obtuviesen una victoria aplastante, sería muy difícil que se aprobase cualquier gasto o aumento de impuestos importante hasta después de las elecciones de 2024. “Este escenario, probablemente, se percibiría como ligeramente bajista para el dólar, mientras que, por el contrario, el mercado percibiría una victoria de los demócratas como algo positivo para el dólar”, comenta.

El equipo de análisis de Ebury ha elaborado una tabla en la que figuran los cuatro escenarios posibles, las probabilidades de cada uno de ellos y el impacto que prevé en la política fiscal, los tipos de interés estadounidenses, el dólar y las divisas de los mercados emergentes.

Escenarios de las elecciones de mitad de mandato en EE.UU. y su impacto en el dólar y las divisas de los mercados emergentes

Avance de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos de 2022: ¿Se encamina el Congreso hacia el bloqueo?

Las elecciones de mitad de mandato o ‘midterm’ de EE.UU. que se celebran la semana que viene han pasado bastante desapercibidas en los mercados financieros, aunque pueden suponer un elemento de volatilidad para las divisas.
El martes 8 de noviembre se disputarán los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 35 de los 100 del Senado de Estados Unidos. Actualmente los demócratas tienen el control de las dos cámaras legislativas que componen el Congreso, habiendo obtenido mayorías muy ajustadas en ambas durante las elecciones de 2020. Pero con una inflación extraordinariamente alta, la economía estadounidense tambaleándose y un descontento generalizado entre los votantes por el aumento de la delincuencia y la inmigración indocumentada, parece cada vez más probable un cambio de poder de cara a los dos últimos años de mandato del presidente Biden.

Según los sondeos de opinión previos a las elecciones, es muy probable que los republicanos recuperen el control de la Cámara de Representantes. Así se desprende de la web de predicciones políticas PredictIt (una de nuestras fuentes favoritas para calibrar las probabilidades de los acontecimientos políticos), que sugiere que los republicanos tienen actualmente alrededor de un 90% de posibilidades de ganarla, frente al 72% de agosto.

Es casi seguro que la carrera por el control del Senado será un asunto mucho más reñido. Tal y como están las cosas, también se espera que los republicanos se hagan con el Senado (73% de probabilidades según PredictIt), tras haber sido los segundos favoritos durante la mayor parte de los últimos meses. FiveThirtyEight, que asigna probabilidades de acontecimientos políticos mediante simulaciones de modelos, apunta a una lucha aún más ajustada (53% a favor de los republicanos en el momento de escribir este artículo).
Aunque históricamente las elecciones de mitad de mandato no suelen generar grandes movimientos en el mercado de divisas, creemos que el resultado de la votación podría tener un impacto en el gasto público, la prima de riesgo político de EE.UU. y la geopolítica, que a su vez podría influir tanto en los tipos de interés de EE.UU. como en las divisas. En el caso de que el Congreso esté dividido o los republicanos obtengan una victoria aplastante, será muy difícil que se apruebe cualquier gasto o aumento de impuestos importante hasta después de las elecciones de 2024. Esto probablemente se percibiría como ligeramente bajista para el dólar estadounidense, ya que la ausencia de una inyección fiscal actuaría para limitar las presiones inflacionistas.

Por el contrario, los participantes en el mercado percibirían una victoria de los demócratas como algo positivo para el dólar, ya que la posibilidad de un mayor gasto fiscal bajo la presidencia de Biden aumentaría. Sin embargo, pensamos que se trata de un escenario muy poco probable, ya que iría en contra de casi todas las últimas encuestas de opinión. Hemos elaborado la siguiente tabla, en la que figuran los cuatro escenarios posibles, las probabilidades de cada uno de ellos y el impacto que prevemos en la política fiscal, los tipos de interés estadounidenses, el dólar y las divisas de los mercados emergentes.

Los riesgos adicionales para el dólar están relacionados con un posible retraso en los resultados de las elecciones -algo que no es raro dada la naturaleza altamente descentralizada del proceso de votación en EE.UU.- y con posibles protestas en respuesta al resultado. El aumento de los votos por correo, en particular, ha dividido a republicanos y demócratas desde las elecciones de 2020, y puede volver a ser un problema en ciertos estados donde la votación esté reñida. En algunos estados también se requiere una victoria mayoritaria, lo que podría retrasar algunos resultados hasta después de la segunda vuelta electoral, que normalmente se celebra en diciembre. En el pasado, los resultados de las elecciones de mitad de mandato se han conocido generalmente la noche de las elecciones (que será el martes 8 de noviembre) o en la mañana siguiente, pero cualquier retraso podría pesar sobre el dólar, como ocurrió en las elecciones de 2020.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda