El repunte del dólar se debilita a pesar del aumento de los rendimientos de los bonos

24 de octubre de 2022

Existe la sensación en los mercados de divisas de que la subida del dólar se ha detenido por el momento. Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense y las expectativas sobre las subida de tipos por parte de la Fed alcanzaron nuevos máximos, pero el dólar no se benefició de ello y, de hecho, terminó la semana a la baja frente al resto de divisas del G10.

Compartir en:

Los tipos de interés internacionales siguen ahora bastante de cerca a los de EE.UU. y quizás los mercados estén llegando a la conclusión de que han sobrestimado las posibilidades de una crisis energética en Europa, lo que hace que sea difícil optar por un billete verde muy caro. Mención especial para nuestro viejo favorito, el real brasileño, la moneda más fuerte de la semana y también la de mejor rendimiento del año.
Este jueves se celebra la reunión del BCE de octubre, que será clave. Los mercados, la mayoría de los estrategas y nosotros mismos esperamos otra gran subida de tipos de 75 puntos básicos, pero el comunicado de la presidenta Lagarde en la rueda de prensa debería ser la clave de la reacción del mercado. Los índices PMI adelantados de actividad empresarial que se publican hoy lunes en Estados Unidos, la eurozona y Reino Unido competirán con la reunión del BCE por el protagonismo. La publicación el viernes del informe de la inflación PCE en EE.UU. (quizás la cifra de inflación a la que la Reserva Federal presta más atención) cerrará una semana muy intensa.
EUR
Esta semana se perfila como crítica para la moneda común. Además de la reunión del BCE del jueves, hoy se publican los índices PMI. Las expectativas son bastante pesimistas, ya que se espera una mayor caída en el territorio de contracción. Sin embargo, la reciente caída en los precios de la energía y los generosos paquetes de ayuda estatal para los hogares y las empresas que se han anunciado podrían hacer que los datos sorprendan de manera positiva.
En cuanto al BCE, además de la esperada subida de 75 puntos básicos, es posible que Lagarde nos aclare donde espera el banco que se sitúe su tipo de interés terminal. El mercado lo sitúa actualmente muy por debajo del 3%, lo que nos hace pensar que es irrealmente bajo. A medida que las expectativas se acerquen a un nivel más razonable el euro podría recibir algo de apoyo.
USD
Las expectativas del mercado sobre el tipo de interés terminal de la Reserva Federal, es decir, el nivel en el que espera, al menos, detener el ciclo de subidas, superaron finalmente el nivel del 5% la semana pasada, a pesar de la escasez de noticias macroeconómicas. Daly y Evans fueron los primeros miembros de la Fed en pronunciarse después de que se superase este nivel psicológico, y parecieron sugerir que era lo suficientemente alto o quizás incluso demasiado alto para su gusto.
El próximo hito de este ciclo de subidas sin precedentes será la publicación del informe sobre la inflación del gasto en consumo personal (PCE, por sus siglas en inglés) el viernes. Todas las miradas están puestas en la cifra subyacente mensual, y aunque se trata de un nivel anualizado inaceptablemente alto, cercano al 6%, una sorpresa bajista podría tener un impacto negativo desproporcionado en el dólar, dado el consenso y el posicionamiento del mercado para un dólar estadounidense cada vez más fuerte.
GBP
Mientras se restablece la estabilidad en los mercados Gilt tras la dimisión de Liz Truss, la libra se estabiliza provisionalmente tras un mes extremadamente complicado. La noticia que conocíamos ayer domingo de que Boris Johnson renunciaba a la lucha por el liderazgo y abría así el camino a Rishi Sunak pareció alegrar a los inversores en las primeras horas de negociación del lunes en Asia, ofreciendo un mayor apoyo a la libra.
Los principales riesgos parecen haberse eliminado por el momento, y la clave está ahora en la reacción del Banco de Inglaterra en su próxima reunión a principios de noviembre. Una subida de 100 puntos básicos debería aclarar que las autoridades británicas pretenden huir de las complicaciones y ser un factor positivo para la libra.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda