Reeintel, a bolsa

08 de octubre de 2021

Reeintel, la filial de fibra óptica de Red Eléctrica, ha lanzado formalmente el proceso competitivo después de lograr, el pasado 30 de septiembre, el visto bueno oficial de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que hace varios meses impuso una batería de requisitos que REE debía asumir antes de seguir adelante con la transacción.

Compartir en:

UBS y Barclays, los dos bancos que pilotan la operación, ya han distribuido el teaser de Reintel, un documento que contiene la información básica de la compañía, entre los posibles compradores.
La lista de candidatos es larga e incluye tanto a grandes firmas de capital riesgo como grupos industriales. Las fuentes consultadas coinciden en que las ofertas indicativas de los potenciales compradores que interesados en hacerse con una participación minoritaria de Reintel superarán los 700 millones de euros. Varios informes de analistas estiman que el resultado bruto de explotación (ebitda) de Reintel se sitúa en el entorno de los 110 millones de euros este año, lo que supone valorar la compañía en múltiplos superiores a 13 veces ebitda. La cifra se sitúa por debajo de las valoraciones de precio que se estiman para transacciones similares, como es el caso del operador de telecomunicaciones Adamo cuya venta, también pilotada por UBS, se encuentra en una fase más avanzada y donde, en el tramo más optimista de la horquilla, se barajan múltiplos de más de 28 veces ebitda, según apuntan las fuentes consultadas.

La CNMC recibió la semana pasada la confirmación por parte de REE de que los cambios exigidos se habían completado con éxito, tal y como pudo comprobar el supervisor que preside Cani Fernández. Estos incluían una revisión de los términos en que se produjo el traspaso de derechos a largo plazopor parte de REE en favor de Reintel, un paso que ambas compañías acometieron en previsión a la entrada de un socio financiero. El supervisor impuso a la matriz la inclusión de diversas cláusulas en los acuerdos de cesión "para garantizar la operación de la red de transporte y la prioridad del servicio eléctrico".
Así quedó recogido en la decisión jurídicamente vinculante que Competencia anunció el pasado 16 de julio. La intervención de la CNMC se explica por el interés del supervisor en evitar que dicha cesión de derechos a Reintel, en lo relativo a los tramos de la red de fibra esenciales para el funcionamiento del sistema eléctrico, se acabe traduciendo en sobrecostes que impacten en el consumidor final. La entrada en escena del organismo supervisor supuso un parón inesperado justo antes del lanzamiento del proceso competitivo.

La cifra de negocio de Reintel, que el mayor operador de fibra óptica independiente de España con 50.000 kilómetros de red bajo su gestión, se situó en 137,3 millones de euros, experimentando un incremento del 3,2% respecto al año anterior. La deuda financiera neta de la compañía creció más de un 77% en 2020, hasta los 294,3 millones de euros. Reintel pagó 156,8 millones a REE, su accionista único, en concepto de dividendo extraordinario con cargo a reservas voluntarias al cierre el pasado ejercicio.
El plan estratégico de Red Eléctrica anticipaba inversiones por valor de hasta 2.800 millones de euros en la red hasta 2026. En su hoja de ruta, la empresa semipública barajaba la opción de dar entrada a nuevos socios que tomasen una participación minoritaria en los sus dos grandes activos del área de telecomunicaciones. Así, el gestor del sistema eléctrico también mantiene abierta la puerta a la entrada de un inversor en su negocio de satélites Hispasat, que REE adquirió a Abertis por 933 millones en 2019. La SEPI, primer accionista de la compañía, con un 20%, no se ha pronunciado sobre la estrategia del grupo de buscar nuevos socios para ambas filiales.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda