El IBEX 35 cae por tercer día consecutivo y se sitúa por debajo de 8.800 puntos

01 de junio de 2022

Jornada de caídas generalizadas en las principales bolsas mundiales. El temor de los mercados a la ralentización económica y la persistencia de las presiones inflacionista, unido a la incertidumbre derivada de la guerra de Ucrania y del impacto socioeconómico de los confinamientos en China (aún siguen más de 130 millones de personas confinadas total o parcialmente), continúan lastrando la evolución de los índices globales.

Compartir en:

Renta Variable

Tras los negativos datos de inflación conocidos ayer en la Eurozona (+8,1% interanual), la caída de ventas minoristas en Alemania en abril (-5,4% mensual en términos reales) y el descenso del PMI manufacturero en la Eurozona en mayo de 0,9 puntos mensual hasta 54,6 puntos, confirman la ralentización del consumo de los hogares y del sector industrial, y en general, de la actividad económica. Así, los inversores continúan atentos a la respuesta del BCE ante el trade-off entre inflación y crecimiento económico al que se enfrenta las autoridades económicas, especialmente sobre el grado final de endurecimiento de la política monetaria de los bancos centrales en el último trimestre del año. A priori, se espera una subida de 25 pb en la reunión del BCE de la semana que viene.
En EEUU, el inesperado avance en mayo del ISM manufacturero y del índice de nuevos pedidos hasta 56,1 y 55,1 puntos, respectivamente, así como el positivo dato de ofertas de empleo (11,4 millones en abril), añaden mayor incertidumbre a los mercados. En este sentido, la Fed podría endurecer la política monetaria más de lo previsto para lograr controlar la elevada inflación (+8,3% interanual en abril) ante la fortaleza del mercado laboral, Los buenos resultados trimestrales empresariales, especialmente con la mejora de previsiones de Salesforce y empresas de retail de lujo no han bastado para contener la senda bajista de las principales bolsas de EEUU.
En la región Asia-Pacífico, la jornada ha tenido un tono mixto. La probable contracción de la economía china en el 2T y la incertidumbre respecto a la política zero covid parecen inquietar a los inversores, a pesar del fin de las restricciones de movilidad en Shanghái y el paquete de estímulos anunciado por el Gobierno chino. Así, el Shanghái Composite y el BSE Sensex indio han caído un 0,13% y 0,33%, respectivamente, si bien el Nikkei 225 y el KOSPI 50 coreano han terminado la jornada en verde.
En Europa, el Eurostoxx 50 ha perdido un 0,78%, destacando la evolución del IBEX 35, que ha caído un 1,18%, frente al retroceso del 0,33% y 0,77% del DAX 40 alemán y el CAC 40 francés, respectivamente. Entre los componentes del IBEX 35, las mayores revalorizaciones se han situado en Acciona (3,45%), Indra (2,66%) y Cie. Automotive (2,44%). Los mayores retrocesos se han registrado Telefónica (-2,69%), Cellnex (-2,24%) y Colonial (-1,90%). En EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registraba una caída de 1,14% y el índice tecnológico Nasdaq de 1,01%.

Renta fija

Los principales bonos soberanos a nivel global han experimentado subidas de TIRes. La oleada de ventas de renta fija continúa ante los datos de inflación globales y el endurecimiento de la política de los principales bancos centrales de las economías avanzadas, especialmente de la Fed.
En EEUU, la Fed comenzará a reducir su balance de 8,9 billones de dólares, en una estrategia que va unida a la subida de los tipos con el objetivo de frenar la inflación. Después de duplicar su tamaño mediante la compra de activos en los dos primeros años de la pandemia, el balance se reducirá a un ritmo mucho mayor que el ejecutado después de la crisis financiera del 2007. La Fed ha limitado la ejecución mensual a 47.500 millones de dólares hasta septiembre, cuando se duplicará hasta un total de 95.000 millones de dólares, frente al máximo de 50.000 millones de dólares al mes en 2017.
Por otro lado, el consenso de mercado proyecta que la inflación estadounidense podría haber tocado techo, apoyado en la progresiva normalización de las cadenas de suministro estadounidenses, a la espera del impacto que podría provocar el retraso en la entrega de mercancías provocadas por la última ola de la pandemia en China, y ante el progresivo desplazamiento de la demanda de los hogares hacia los servicios en los próximos meses ante el periodo estival y el menor consumo de bienes duraderos por el deterioro de la renta disponible y el endurecimiento de las condiciones financieras.
En este contexto, todas las TIRes de los principales bonos core de la Eurozona han cerrado hoy con subidas de tipos. El bono de referencia en Europa, el bund (bono a 10 años de Alemania), ha experimentado una subida de TIR de 6 pb hasta un 1,18%. Por su parte, la referencia española a 10 años ha avanzado a máximos de año en 2,30%.
Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU repunta 9 pb a un 2,93%. Al mismo tiempo que el diferencial de bonos corporativos respecto a treasuries ha caído hasta 141 pb, y el diferencial de bonos de alto rendimiento respecto a treasuries hasta 429 pb; ambos marcan su nivel más bajo en un mes.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios del petróleo continúan la senda alcista en un entorno marcado por las sanciones de la UE a Rusia, en las que se han prohibido la mayor parte de las importaciones de crudo ruso.
En efecto, la prohibición de las importaciones de crudo por vía marítima se aplicará paulatinamente durante seis meses y la de los productos refinados por vía marítima durante ocho meses. Excluye las entregas a través de los oleoductos que abastecen a las refinerías de Europa del Este y Alemania Oriental. No obstante, Alemania y Polonia han declarado que también eliminarán voluntariamente las compras de crudo por oleoducto a finales de este año.
Europa suponía casi la mitad de las exportaciones rusas de crudo y productos antes del inicio del conflicto bélico, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE). La prohibición de la UE tendrá un impacto significativo en los flujos de petróleo no solo en Europa, sino también a nivel mundial, ya que alrededor del 30% de las importaciones de la UE necesitarán ser reemplazadas por otras regiones. De esta manera, se añade más presión a los precios, que acumulan subidas superiores al 7% en el último mes, al ir aumentando progresivamente el número de compradores que habían suspendido voluntariamente las compras de crudo ruso en las últimas semanas.
Por otro lado, algunos miembros de la OPEP están sopesando suspender la participación de Rusia en los acuerdos de producción de petróleo ante el daño producido por las sanciones a su capacidad de producción. En efecto, en los meses de abril y mayo se estima que Rusia habría perdido 1,5 millones de barriles día (mbd). En este contexto, el resto de los países de la OPEP tendría mayor margen de maniobra para aumentar su producción bajo las cuotas pactadas en el acuerdo, una vez que se excluyera a Rusia del mismo.
Por el lado de la demanda, el inicio de la driving season en EEUU, el primer consumidor de petróleo del mundo, así como la relajación de las medidas de confinamientos en China añadirá mayor tensión al balance final, que se encuentra ya en una situación de déficit.
En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 117 dólares, una subida de un 1,57%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) repunta un 1,47% hasta 116 dólares por barril.
Los principales metales preciosos muestran un tono mixto, situándose el precio del oro en 1.846 dólares por onza con una subida de un 0,47%. Por su parte, la plata se sitúa en 21,8 dólares, tras subir un 0,48%. A su vez, el platino repunta un 2,83% hasta 996 dólares por onza.
En el mercado de divisas, la cotización del cruce euro/dólar se ha estabilizado en las últimas semanas en el entorno de 1,07 dólares por euro. En la sesión de hoy a cierre de sesión europea ha caído un 0,53%, situándose en 1,064. Por último, el Dollar Index cotiza en 102,6 con un avance de un 0,86%.

Macro

Ventas minoristas en Alemania
En abril, según Destatis, las ventas minoristas reales (ajustadas a inflación) en Alemania retrocedieron significativamente un 5,4% mensual, consolidando el estancamiento del primer trimestre del año y alejándose de las expectativas de mercado que mostraban un ligero retroceso de un 0,2%.
En términos interanuales, la facturación del comercio minorista disminuyó un 0,4%, si bien en nominal (sin eliminar el efecto de la inflación) aumentó un 6,2%, apoyada por los elevados incrementos de los precios.
Mercado laboral en la Eurozona
En abril, en la Eurozona la tasa de desempleo se mantuvo en un 6,8% de la población activa, misma tasa que el mes anterior, frente a un 8,2% en el mismo periodo de 2021.
Todo ello en un contexto en el que el número de personas desempleadas disminuyó en 96.000 respecto al mes de marzo, y en 2,175 millones en los últimos 12 meses.
Entre los Estados miembros los mayores niveles de desempleo se situaron en España (13,3%), Grecia (12,7%) e Italia (8,4%). En Alemania la tasa se mantuvo en un 3,0% de la población activa.
Por su parte, la tasa de paro juvenil descendió hasta un 13,9%, frente a un 14,0% el pasado mes de marzo.
Indicadores adelantados: PMIs manufactureros en la Eurozona
En mayo, el índice PMI manufacturero de IHS Markit de la Eurozona continuó en la fase de expansión iniciada en julio de 2020, aunque registró su menor lectura en dieciocho meses. En concreto, disminuyó 0,9 puntos con respecto al mes anterior hasta 54,6 puntos. Una evolución explicada por la caída de los nuevos pedidos por primera vez desde junio de 2020. A su vez, las empresas encuestadas señalaron una leve disminución tanto de los precios de compra como de venta pese a mantenerse elevados, y una ligera mejora en los plazos de entrega.

La evolución de los indicadores adelantados en la zona monetaria europea fue dispar, destacando el repunte experimentado en España frente a las caídas de Italia y Francia.

* En Alemania, el PMI manufacturero aumentó ligeramente a 54,8 puntos en mayo (+0,2 puntos respecto al mes anterior). Todo ello en un entorno de incertidumbre económica que, junto a la situación en China y las presiones inflacionistas, impulsaron la reducción de nuevos pedidos.
* En Francia se observó una reducción de 1,1 puntos en el índice manufacturero hasta 54,6 puntos, revirtiendo la subida del mes anterior a medida que se desacelera el crecimiento de nuevos pedidos como consecuencia de las fuertes presiones inflacionistas. A su vez, las compañías aumentaron las existencias para protegerse de los problemas de suministros.
* En Italia, el indicador del sector manufacturero disminuyó 2,6 puntos a 51,9 puntos, su menor lectura desde noviembre de 2020. Adicionalmente, el índice de producción disminuyó por primera vez en dos años condicionado por la escasez de materiales y un menor número de pedidos.
* En España se registró un aumento de 0,5 puntos hasta 53,8 puntos, reflejando la mejora de la producción a pesar del estancamiento de las ventas. De esta manera, las compañías aumentaron los inventarios con el objetivo de hacer frente a los persistentes problemas en la cadena de suministros y la elevada inflación.
Indicadores adelantados: PMI manufacturero en Reino Unido
En mayo, el indicador PMI manufacturero de IHS Markit de Reino Unido disminuyó 1,2 puntos hasta 54,6 puntos (vs. 55,8 puntos del mes anterior), en línea con la primera estimación. Así, se mantiene desde junio de 2020 en terreno expansivo.
Este repunte es explicado por una desaceleración de la producción a su mínimo en siete meses debido a una menor demanda de los consumidores y del empleo, al mismo tiempo que se mantienen elevados los precios de los inputs y de la producción a causa de la guerra en Ucrania.
Indicadores adelantados: PMI manufacturero en EEUU
El índice PMI manufacturero de IHS Markit de EEUU disminuyó en mayo 2,2 puntos respecto al mes anterior hasta 57,0 puntos, en línea con las caídas generalizadas observadas en la Eurozona.
La desaceleración de la actividad se vio impulsada por un menor crecimiento de la producción y de los nuevos pedidos, aunque se mantuvo una elevada demanda que aceleró la contratación y aumentó los pedidos en cartera. Todo ello en un entorno en el que la inflación de los costes fue la más elevada desde el pico de la serie en noviembre de 2021 y la confianza empresarial ha registrado su mínimo desde octubre de 2020.
Indicador manufacturero del Institute for Supply Management (ISM) en EEUU
En mayo, el indicador adelantado ISM del sector manufacturero en EEUU se mantuvo en terreno de expansión, donde se sitúa desde mayo de 2020, registrando un repunte de 0,7 pp respecto al mes anterior hasta un 56,1%.
Entre sus componentes, el índice de nuevos pedidos aumentó hasta un 55,1% (+1,6 pp), al mismo tiempo que el de producción creció de forma más suave en 0,6 pp hasta un 54,2%. Por su parte, el indicador de precios se moderó a un 82,2% (-2,4 pp).

Empresarial

IAG (Hoy: -1,69%; YTD: -17,50%) y Repsol (Hoy: -0,93%; YTD: +39,48%)
La aerolínea española Iberia perteneciente al grupo IAG va a operar con Repsol para realizar los primeros vuelos de largo radio con biocombustible a partir de residuos.
En concreto, el primero vuelo será entre Madrid y Washington, posteriormente, le seguirá el vuelo inaugural a Dallas y el vuelo que se recupera tras la pandemia a San Francisco. De esta manera, los tres contarán con un 2% de combustible sostenible de aviación (SAF), proporción que será obligatoria a partir de 2025 por la UE, y reducirán en conjunto 125 toneladas de CO2.
Todo ello en un contexto en el que Repsol e Iberia firmaron el pasado mes de julio un acuerdo de colaboración hacia una movilidad más sostenible, tras el cual han colaborado en el proyecto AVIATOR para analizar el impacto de las emisiones de la aviación en la calidad de combustible en los aeropuertos. Adicionalmente, Iberia se ha integrado en el consorcio SHYNE para acelerar el desarrollo de hidrógeno verde en España.
Por último, las compañías esperan poder realizar vuelos en el futuro con un 50% de biocombustible en distintas distancias.

Engie (Hoy: -0,13%; YTD: -5,38%)
La utility francesa Engie ha anunciado una alianza con Alphabet para utilizar el sistema proporcionado por Google Cloud para acelerar la energía eólica.
De esta forma, Engie será el primer cliente de una tecnología experimental de Google que ayuda a predecir los patrones del viento para mejorar la eficiencia y potenciar los parques eólicos, además de que prevé facilitar las transiciones a generadores eólicos y la generación de beneficios a los productores. En caso de obtener resultados positivos, las compañías planean extender esta tecnología por Europa.
Por su parte, la utility francesa proyecta más que duplicar su producción de energía renovable hasta 80GW en 2030, a pesar del actual incremento del precio de paneles solares y turbinas de viento.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda