La CNMV preocupada por las criptomonedas

08 de agosto de 2022

Solamente un 4,8% de la población en general que tiene presente algún aviso público sobre monedas virtuales lo relaciona con la CNMV. Además, los inversores de monedas virtuales no recuerdan sus mensajes de cautela.

Compartir en:

El 40,3% de las personas dedicadas a invertir en este tipo de productos de forma habitual ha leído, visto u oído alguna advertencia emitida por alguna institución de la esfera pública. De hecho, casi un 60% de los inversores recurrentes no son conscientes de que existen este tipo de alertas, según se desprende de un estudio realizado sobre la efectividad de las medidas puestas en marcha en relación a las criptomonedas.

El supervisor de los mercados decidió realizar este análisis de la situación con intención de conocer el punto de partida y tomar acciones encaminadas a mejorar la información disponible. Estas inversiones están ganando cada vez más auge y, dada su máxima volatilidad y la inexistencia de una regulación aplicable, presentan un riesgo elevado. Además de usarse como moneda, los criptoactivos también funcionan como un valor para la inversión. Este asunto es que el que preocupa principalmente a los organismos supervisores, puesto que ha provocado que muchos minoristas se lancen a la especulación.

El 6,8% de los entrevistados por la CNMV ha invertido en criptomonedas alguna vez, aunque el 38% ya no lo hace. De este modo, el 4,2% de las personas de la muestra cuenta actualmente con alguna moneda virtual en cartera. De los inversores en activo, algo más de la mitad -el 52%- lo hace de forma ocasional cuando se producen caídas en el valor de esta divisa o dispone de dinero para invertir y, aproximadamente, el 10% dedica una cantidad de forma regular, que en su mayoría no supera el 5% de su capital. La mayoría tiene unos ingresos superiores a los 3.000 euros, aunque un 10,7% gana menos de 1.000 euros al mes.

La mayoría de los inversores en cripto tiene unos ingresos superiores a los 3.000 euros, aunque un 10,7% gana menos de 1.000 euros al mes Seis de cada diez entrevistados son conscientes de que esta divisa digital tiene más riesgos que otro tipo de inversiones asociándose sobre todo a la perdida de la inversión realizada y la complejidad de su uso. En todo caso, el conocimiento general sobre la regulación existente es casi nulo, el 48% no tiene nada claro sobre este tema, el 20% dispone de información errónea y solo el 32% restante conoce la regulación de las criptomonedas.

Los únicos desarrollos que existen en nuestro país por el momento son el registro del Banco de España en virtud de la reforma de la ley de prevención del blanqueo de capitales y la circular de la CNMV a través de la cual se vigilan las campañas de publicidad masivas para que sean claras, equilibradas, imparciales y no engañosas, incluyendo una advertencia expresa de la elevada posibilidad que existe de perder la totalidad de lo invertido debido a la alta especulación. Cabe señalar que más de dos tercios de los conocedores de criptomonedas aseguran haber visto anuncios publicitarios (de entidades privadas) sobre los riesgos que entraña la adquisición de este producto. Toda Europa espera por el Reglamento europeo sobre emisión y prestación de servicios sobre estos productos, comúnmente conocido como MiCA.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda