El precio del petróleo desciende

02 de septiembre de 2022

La referencia europea Brent bajó el miércoles hasta los 95 dólares con un descenso del 7,7% en solo dos jornadas, mientras que el tipo Texas (WTI), de seguimiento en EEUU, volvió a deslizarse por debajo de la cota de los 90 dólares y mira ya a sus niveles previos a la guerra de Ucrania.

Compartir en:

De fondo, la volatilidad y escasa liquidez sigue dominando la negociación de contratos sin apoyo aparente en los fundamentales, que siguen desequilibrados por el lado de la demanda y una oferta restringida. Pero ahora un cóctel de razones se ha instalado en la dinámica del mercado. En primer lugar, una perspectiva a la baja por la recesión económica en Occidente y el debilitamiento de las necesidades de China por la misma cuestión y nuevas restricciones por brotes de Covid-19. En segundo lugar, la mera posibilidad del regreso de Venezuela a la primera línea de producción después del acercamiento de EEUU al régimen de Nicolás Maduro.
Pero sobre todo cotiza Irán. El que fuera tercer mayor productor de crudo de la OPEP en 2018 antes de la Administración Trump reactivase las sanciones sobre el país cuenta con la mayor capacidad ociosa de petróleo, que podría liberarse si finalmente se firma el pacto nuclear.
EEUU se está mostrando favorable al acuerdo que ya ha bendecido Europa, dijo este miércoles a la prensa el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby: "Estamos ahora más cerca de un acuerdo de lo que estábamos hace semanas o meses. Washington está cautelosamente optimista sobre la posibilidad de que las cosas sigan moviéndose en la dirección adecuada".
En ese contexto se enmarcan las inesperadas declaraciones del Príncipe Abdulaziz bin Salman, ministro saudí de Energía, sobre un posible recorte de producción del cártel justo cuando el mercado demanda una mayor producción. La propuesta podría encontrarse con el rechazo iraní, que busca su vuelta al mercado aprovechando la coyuntura de necesidad occidental.

"Las declaraciones de las petro-naciones sobre la reimplementación de las restricciones de suministro a medida que los precios supuestamente cayeron por debajo de los niveles "justos" se han convertido en un tema a tener en cuenta. Queda por ver si estos comentarios insinúan una nueva fase de juegos de poder en los mercados energéticos", comenta Rücker, economista jefe de Julius Baer.
Venezuela e Irán, sancionados por el comercio de crudo por EEUU y Europa, tienen la posibilidad de ocupar la posición de Rusia ante un posible levantamiento de sanciones, mientras la demanda se desacelera mientras avanza la recesión económica en Occidente. Los expertos consideran que la reentrada de dos grandes productores en el mercado puede devolver los precios a un rango de precios de 60-70 dólares, un tercio menos que ahora. Rücker considera el impacto de esta cuestión como impredecible en este momento de incertidumbre. "Hay elementos algo menos predecibles en la combinación de factores como son la temporada de huracanes, cuánto aumentarán las exportaciones los estados parias (incluidos Venezuela e Irán) dependiendo de la geopolítica y los precios del petróleo en sí, si las sanciones a la tecnología amenazarán la producción de petróleo ruso, si China aumentará las cuotas de exportación de petróleo y en qué medida el uso de gas natural para la producción de electricidad o productos químicos afectará a productos petroleros".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda