El dato de inflación en EEUU lastra la evolución de las bolsas

13 de septiembre de 2022

Jornada de caídas generalizadas en los principales índices de la Eurozona y de EEUU marcada por el dato de inflación de EEUU en agosto, que ha superado las expectativas del consenso del mercado.

Compartir en:

Renta Variable

La tasa de inflación general en EEUU en agosto se ha situado en el 8,3% interanual (vs. 8,1% esperado), repuntando en términos mensuales un 0,1% (vs. -0,1% esperado). Especialmente relevante ha sido el avance de la inflación subyacente hasta el 6,3% interanual (+0,6% mensual), 0,4 pp más que el pasado mes de julio. Por sectores, energía (+23,8% interanual), alimentación (+11,4%) y vivienda (+6,3%), que constituye un tercio de la ponderación del IPC, han vuelto a presionar al alza los precios. Mientras que se ha confirmado la caída del coste de la gasolina (-10,6%), factor que ha sido clave en la ligera mejora de los indicadores de confianza de los consumidores estadounidenses observado recientemente.
Estos datos constatan el mayor protagonismo de los factores de demanda en las tensiones inflacionistas de la economía estadounidense frente a la mayor contribución de las perturbaciones de oferta en la Eurozona, evidenciando los crecientes riesgos de segunda ronda en EEUU y las perspectivas de un mayor endurecimiento de la política monetaria de la Fed.
Por su parte, en España la inflación en agosto se moderó 0,3 pp hasta un 10,5% interanual, siendo la electricidad, gas y otros combustibles (+24,8%) y los alimentos (+13,8%) las partidas que han registrado un mayor incremento de los precios. La contribución del componente energético se moderó hasta 4,1 pp (-0,4 pp respecto a julio), en gran medida por la reducción del precio de carburantes y combustible (-7,1% mensual), mientras que el coste de los alimentos continuó avanzando, contribuyendo 3,3 pp a la tasa de inflación (+12,5% interanual). Por su parte, la inflación subyacente repuntó hasta un 6,4% (vs. 6,1% en julio) por la presión de alimentos elaborados, de los bienes duraderos y de los servicios ligados al turismo.
Los índices de la región Asia-Pacífico, cuyas bolsas han cerrado antes de conocerse el dato de inflación de EEUU, han terminado la jornada de forma generalizada en verde. En concreto, el Shanghái Composite (0,05%), el BSE Sensex indio (+0.76%) y el ASEX 200 de Australia (+0,65%) han cerrado en positivo, mientras que el Hang Seng de Hong Kong ha caído un 0,18%.
Todo ello en un contexto que continúa marcado por las tensiones geopolíticas. Tras la contraofensiva de Ucrania y la recuperación de ciudades como Kharkiv, Azerbaiyán ha vuelto a bombardear el territorio armenio de Nagorno Karabaj, lo que añade un nuevo frente de tensión a Rusia, socio de Armenia.
En Europa, el Eurostoxx 50 ha caído un 1,65%, destacando además de los retrocesos del DAX (-1,59%) y del CAC 40 francés (-1,39%). En el caso del IBEX 35 ha cerrado un 1,59% por debajo de la jornada de ayer.
En concreto, el índice español ha cerrado por debajo de 8.100 puntos. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Solaria (2,74%), Mapfre (1,35%) y Acciona (+0,60%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Cellnex TE (-4,58%), IAG (-4,26%) y Colonial (-4,24%).
Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra una caída de 3,20% y el índice tecnológico Nasdaq de un 4,00%.

Renta fija

Intenso repunte de las TIRes de los bonos soberanos tras el negativo dato de inflación en EEUU en agosto.
La moderación de las expectativas de inflación (en agosto, el indicador de expectativas de inflación a1 1 año de la Fed de Nueva York cayó del 6,2% al 5,7%) no ha sido refrendada por los datos de inflación en agosto, que se ha situado en un 8,3% interanual frente al 8,1% esperado. Así, la contención que los mercados esperaban en la senda de endurecimiento monetario de la Fed, en contraposición con otros bancos centrales como el BCE con un proceso de normalización más retrasado, se ha disipado. En este sentido, los futuros de fondos de la Fed han comenzado a valorar una posible subida de 100 pb del tipo de interés en la reunión de la próxima semana, lo que incrementaría aún más la divergencia entre la senda de subidas de la Fed y del BCE.
En España, se ha realizado la primera subasta tras la subida de 75 pb del tipo de interés por parte del BCE. El Tesoro español ha captado 1.938 millones de €, en el rango medio previsto, remunerando letras a 3 y 9 meses a niveles no vistos desde 2013. En letras a 9 meses, el tipo de interés marginal se ha situado en 1,35% frente al 0,61% previo y muy por encima de la subasta de mayo, última vez con tipo de interés negativo (-0,08). En letras a 3 meses, se han colocado letras a un interés marginal del 0,73% (vs. 0,145% en agosto).
En este contexto, la rentabilidad de la deuda pública ha repuntado en todos los tramos de la curva de rentabilidad. La expectativa de un mayor endurecimiento de la política monetaria y el creciente riesgo de recesión han provocado un considerable aumento de la TIR del treasury de EEUU a 2 años (+17 pb), situándose en 3,73% frente al repunte de 8 pb en el bono a 10 años.
En la Eurozona, el bono de referencia en Europa, el bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado el mayor repunte entre los principales bonos, avanzando 7 pb hasta el 1,72%, mientras que la referencia de 2 años de duración ha superado 8 pb. En el caso de los bonos soberanos del sur de Europa, el bono italiano a 10 años ha repuntado 3 pb hasta situarse en torno a un 4%, mientras que el bono español de igual duración lo ha hecho 6 pb hasta 2,84%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de caídas y gran volatilidad en el precio del petróleo tras conocerse el dato de inflación en EEUU. Así, en un contexto que continúa marcado por el riesgo de un significativo deterioro de las perspectivas económicas globales y la incertidumbre respecto a la oferta de crudo mundial, se pone fin a la tendencia al alza de la última semana, volviendo a perder el Brent la cota de 95 $ por barril.
La caída del precio del Brent se produce a pesar de la creciente tensión en torno a la oferta de crudo, especialmente tras alejarse un posible acuerdo nuclear con Irán. El Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) no ha podido certificar que el programa nuclear iraní sólo tenga fines civiles, por lo que el acuerdo que permitiría el suministro de más de 60 millones de barriles de crudo a Asia y 90 a Europa en el corto plazo parece de momento disiparse.
Una tensión en la oferta de crudo que ha sido confirmada por el Departamento de Energía de EEUU, tras anunciar que las reservas de emergencia de crudo se encuentran en su menor nivel desde 1984. En concreto, los inventarios de emergencia se redujeron 8,4 millones de barriles la semana pasada, situándose en 434,1 millones de barriles. Al mismo tiempo que se estima una reducción de los inventarios comerciales por quinta semana consecutiva. A pesar de ello, no se espera que EEUU, que en marzo anunció que liberaría un millón de barriles diarios durante los siguiente seis meses, reduzca el actual ritmo de ventas, especialmente tras el anuncio de la OPEP la semana pasada de reducir la producción en 100.000 barriles diarios a partir de octubre y el posible limite al precio del petróleo ruso, que podría reducir aún más la oferta en los mercados de crudo mundial.
Durante la última semana, uno de los factores que han llevado al crudo a repuntar ha sido las crecientes perspectivas de la demanda global de petróleo. En este sentido, la caída de las expectativas de inflación en EEUU y la ligera depreciación del dólar hacían más asequible la importación de materias primas referenciadas en dólares a países asiáticos o europeos. No obstante, la incertidumbre respecto a la evolución de la economía china y la persistencia de las tensiones inflacionistas constatadas hoy en EEUU han terminado lastrando la cotización del crudo.
Por su parte, el contrato forward a 1 mes del gas TTF (de referencia en Europa) se ha situado por debajo de 200 €/MWh, alcanzando su menor nivel desde finales de julio, apoyado en las expectativas sobre las medidas que adoptará la Comisión Europea para frenar el fuerte encarecimiento de los precios energéticos. No obstante, la incertidumbre del mercado ha propiciado que terminara la jornada por encima de 200€/MWh, tras avanzar un 6,72%.
Ante esta coyuntura, el precio del Brent cae un 1,63% hasta 92 $ por barril mientras que el WTI (de referencia en EEUU) retrocede un 1,34% hasta 86 dólares por barril.
Por su parte, los principales metales preciosos también cotizan a la baja. El precio del oro retrocede hasta 1.703 dólares por onza (-1,24%), el del platino alcanza 897 dólares por onza (-1,30%) y el de la plata 19,5 dólares por onza (-1,5%).
En el mercado de divisas, en la sesión de hoy la divisa de la Eurozona vuelve a retroceder hasta la paridad tras haber cotizado el cruce euro/dólar cerca de 1,02. Por su parte, el Dollar Index repunta un 1,05% hasta 109,2 puntos.

Macro

Inflación en España
En agosto, según el INE, en España la inflación disminuyó 0,3 pp a un 10,5% anual (vs. 10,8% en julio), situándose 0,1 pp por encima de su primera estimación. En término mensuales el IPC aumentó un 0,3%, tras la caída del mes anterior de un 0,3%.
La evolución de las presiones inflacionistas se vio impulsada principalmente por el encarecimiento de la partida vivienda principalmente debido a la subida de los precios de la electricidad (+24,8% interanual), y de los alimentos y bebidas no alcohólicas registrando el repunte más elevado desde el comienzo de la serie histórica (+13,8%). El transporte, si bien en términos interanuales se incrementó un 11,5%, respecto a julio su tasa cayó en 4,7 pp.
La inflación subyacente (eliminando alimentos no elaborados y productos energéticos) avanzó 0,3 pp hasta un 6,4% anual, en línea con la primera estimación, su mayor nivel desde enero de 1993.

Inflación en Alemania
En agosto, la inflación en Alemania aceleró su senda de crecimiento aumentando 0,4 pp hasta un 7,9% anual (vs. 7,5% anual en el mes previo), confirmando así el resultado preliminar.
Esta evolución se apoyó en el repunte del crecimiento interanual de los precios de la energía de un 35,6% (vs. 35,7% en julio), destacando el encarecimiento del gasóleo para calefacción de un 111,5% (vs. 102,6% anterior), el de gas natural de un 83,8% (vs. 75,1%). Por su parte, el precio de la electricidad aumentó un 16,6% (vs. 18,1%).
Además, se observó un mayor crecimiento del precio de los alimentos de 1,8 pp hasta un 16,6% interanual y de los servicios hasta un 2,2% (+0,2 pp). Al mismo tiempo, el coste de los bienes de consumo no duradero aumentó un 19,5% y los de consumo duradero un 5,8% respecto a agosto de 2021.
La inflación subyacente (excluyendo energía y alimentos) se situó en un 3,5% anual en agosto (vs. 3,2% en julio).

Sentimiento económico en la Eurozona y Alemania, encuestas ZEW
En septiembre, el indicador de sentimiento económico ZEW de Alemania ha continuado con su tendencia a la baja, manteniéndose de esta manera en terreno muy negativo. En concreto, ha caído 6,6 puntos hasta -61,9 (vs. -55,3 puntos en agosto) ante la preocupación sobre el suministro energético las perspectivas menos favorables en China.
A su vez, el subíndice de situación actual de la economía alemana ha disminuido en 12,9 puntos hasta -60,5 puntos.
Por su parte, en la Eurozona el indicador de sentimiento económico ha disminuido 5,8 puntos a -60,7 puntos y el subíndice de situación actual se ha reducido en 16,9 puntos respecto a agosto hasta -58,9 puntos.
[cid:image004.gif@01D8C79F.B01E68A0]
Inflación en EEUU
En agosto, la inflación de EEUU moderó su tasa de crecimiento en 0,2 pp hasta un 8,3% anual, (vs. 9,1% anual el mes anterior), por encima de las expectativas de mercado de un 8,1%. Paralelamente, en términos mensuales el nivel de precios aumentó un 0,1%, tras permanecer constante en el mes anterior.
Por su parte, la inflación subyacente, excluyendo energía y alimentos, registró un mayor crecimiento de 0,4 pp hasta un 6,3% anual (vs. 5,9% anual en julio). Una evolución explicada por el aumento de los costes de mobiliario y operaciones domésticas de un 9,9% y de los nuevos vehículos de un 10,1%. La inflación subyacente repuntó un 0,6% mensual (vs. +0,6% en el mes de julio).
A su vez, se moderó el incremento interanual del coste de la energía a un 23,8%, tras alcanzar un 32,9% el mes anterior.

Empresarial

Gestamp (Hoy: -4,31%; YTD: -22,27%)
La compañía dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de componentes para automóviles española Gestamp espera que el vehículo eléctrico le aporte un crecimiento futuro donde aprovechar las oportunidades de mercado, así como reducir la importancia y peso que el ensamblaje de puertas tiene actualmente en su mix de facturación. En su última publicación de resultados proyectan que sus inversiones realizadas en 2022 les generen unos ingresos adicionales de 500-600 millones de € en 2023 y 750 millones de € en 2024.
En este entorno, Gonzalo Galilea, director de vehículo eléctrico de la compañía, ha comunicado que, aparte de la fabricación de las cajas de baterías donde luego las compañías de vehículos los integran, se encuentran actualmente analizando entrar en el montaje completo de la batería (battery packs) que se integraría directamente en el vehículo eléctrico.
Adicionalmente, en sus últimos resultados mantuvo sus previsiones para 2022, en el que estiman un crecimiento de las ventas de entre un 10% y un 15%, con una reducción de los márgenes Ebitda en un rango entre 150-200 pb (que se mantendrá estable en términos absolutos), un capex sobre ventas del 8% y un flujo de caja libre superior a 200 millones de €, teniendo en cuenta únicamente el capex de mantenimiento, lo que a estos precios implica un 10% de rendimiento.

Aena (Hoy: -1,60%, YTD: -15,79%)
La gestora aeroportuaria española Aena ha comunicado que en el mes de agosto ha tenido una recuperación del 92,6% de su tráfico de pasajeros respecto a 2019, con un número de pasajeros fue de 27.301.674.
Por otro lado, se operaron 223.260 aeronaves, lo que supone un 4,9% menos que en 2019 y se movieron 78.468 toneladas de carga, lo equivalente a una recuperación del 93,7%.
Adicionalmente, la compañía ha firmado un crédito sostenible de 650 millones de € con el que buscan mejorar su liquidez y donde destinarán el importe a las necesidades generales.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda