El mercado se prepara para una subida de tipos de 50 pb

02 de mayo de 2022

Las expectativas de cara a la reunión de mayo del FOMC son altas, ya que se espera la primera subida de 50 puntos básicos por parte de la Fed en más de dos décadas.

Compartir en:

En sus últimos comunicados, la Reserva Federal se ha vuelto cada
vez más hawkish, lo que ha llevado a los inversores a prever un
ritmo de subidas de tipos de interés en EE.UU. extraordinariamente agresivo durante el resto del año. La primera subida en el actual ciclo de subidas del banco se produjo en la última reunión del FOMC en marzo.
En los comunicados posteriores a la reunión, los responsables de la política monetaria reconocieron que el rebasamiento de la inflación durará más de lo previsto, al mismo tiempo que indicaron que probablemente sería necesario un ritmo rápido de normalización de la política monetaria en 2022. Desde entonces, este tono agresivo de los miembros del Comité ha aumentado.

En su intervención durante un panel de banqueros centrales del
FMI la semana pasada, el presidente del FOMC, Jerome Powell,
subrayó que era "absolutamente esencial" restablecer la
estabilidad de los precios, y que sería necesario subir los tipos
"rápidamente" para que el banco alcance sus objetivos. También
señaló que una subida de 50 puntos básicos "estará sobre la
mesa" cuando el banco se reúna en mayo. Otros miembros de la
Fed, incluidos Bostic, Mester y Bullard, han sido todavía más
directos en cuanto a su opinión acerca de los tipos de interés en
las últimas dos semanas. A mediados de abril Bostic afirmó que
"cualquier acción" era posible este año, y tanto él como Mester se pronunciaron explícitamente a favor de múltiples subidas de tipos
de 50 puntos básicos. Bullard, que se ha convertido en uno de los
miembros más hawkish del Comité, ha llegado a proponer que los
tipos lleguen al 3,5% a finales de año.

En nuestra opinión, los datos macroeconómicos -en particular el
dato de inflación de marzo, que alcanzó un nuevo máximo de 40
años del 8,5%- siguen apoyando un rápido ritmo de normalización
de la política. Los mercados están de acuerdo y, en el momento de
escribir estas líneas, los futuros de los fondos federales indican que
los inversores esperan alrededor de 230 puntos básicos de subidas
adicionales por parte del FOMC para finales de año, lo que
equivale a nueve movimientos de 25 puntos básicos. Esta cifra es
muy superior a los 150 puntos básicos que se esperaban antes de
la reunión del 16 de marzo. Los inversores también ven ahora
como segura una subida de 50 puntos básicos en mayo, con una
alta probabilidad de subidas adicionales de medio punto
porcentual en cada una de las tres reuniones siguientes, en junio,
julio y septiembre.

Con un ritmo de endurecimiento tan agresivo ya previsto por los
mercados, pensamos que el listón para una sorpresa hawkish en la
reunión de la próxima semana está ahora muy alto. Una subida de
50 puntos básicos se considerará lo mínimo (creemos que es una
certeza absoluta) No se actualizarán ni las proyecciones macroeconómicas ni de tipos de interés (el próximo "dot plot" de la Fed no se publicará hasta junio). Sin embargo, los mercados estarán muy atentos a lo que declare Powell sobre las subidas de tipos adicionales y la opinión actualizada del banco sobre el rebasamiento de la inflación.
Esperamos que Powell mantenga la puerta firmemente abierta a un
ritmo agresivo de subidas durante el resto del año. Aunque el
miércoles no se comprometerá de antemano a subir los tipos en
reuniones específicas, es casi seguro que reiterará que los tipos
podrían subir en cada reunión de 2022.

¿Cómo podría reaccionar el dólar estadounidense el
miércoles?

Teniendo en cuenta las elevadas expectativas del mercado,
creemos que será difícil que la Fed de una sorpresa hawkish.
Durante sus declaraciones a principios de este mes, el presidente
de la Fed de San Luis, James Bullard, dijo que no se puede
descartar una subida de 75 puntos básicos este año. Vemos esto
como un escenario muy improbable, y asignamos muy pocas
posibilidades a tal movimiento, que sería el primero desde 1994.
Aparte de Bullard, los miembros del FOMC se han opuesto
activamente a llevar a cabo incrementos de 75 puntos básicos, y
parece haber un consenso general de que esto no sería una
estrategia política apropiada, incluso en el actual entorno
inflacionista.
Sobra decir que si la Reserva Federal sorprendiera al mercado
subiendo los tipos de interés en tal magnitud el miércoles, los
inversores se verían sorprendidos y veríamos un repunte inmediato
del dólar. En nuestra opinión, incluso una mera indicación de que
las subidas de 75 puntos básicos son posibles en futuras reuniones
sería positivo para el dólar Aunque esperamos que la retórica de Powell siga siendo hawkish, cualquier comentario pesimista sobre el crecimiento o señal de que la preocupación por la inflación está disminuyendo, sería negativo para el dólar. A principios de este mes Powell sugirió que la inflación de EE.UU. podría haber tocado techo en marzo, aunque no necesariamente daría por hecho que fuera así. Si la Reserva Federal se muestra más confiada con que esto ocurra, el dólar podría caer. Cualquier retroceso en las expectativas del mercado por parte de Powell también llevaría a una caída del dólar, aunque este no es nuestro escenario base. En cambio, pensamos que la Fed mantendrá la flexibilidad y mantendrá abiertas sus opciones para endurecer más agresivamente de lo que espera el mercado si la inflación sigue sorprendiendo al alza.

Observamos que el billete verde ya está cotizando a niveles muy
elevados antes de la reunión. El índice del dólar ha subido esta
semana a su nivel más alto en más de cinco años, en respuesta a la
postura agresiva de la Reserva Federal y al aumento de la
preocupación por el crecimiento mundial. Por lo tanto, vemos la
posibilidad de un escenario de "comprar con el rumor, vender con
la noticia", por lo que el dólar podría revertir algunas de sus
recientes ganancias, incluso en el caso de una serie de
comunicados totalmente hawkish de la Fed el miércoles.
ebury.es El FOMC anunciará las últimas decisiones sobre política monetaria a las 20:00 horas CET) del miércoles, y la rueda de prensa del presidente Powell tendrá lugar 30 minutos después.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda