Alzas en las bolsas europeas tras las reuniones del BCE y el BoE

16 de diciembre de 2021

Las recientes decisiones de política monetaria de los principales bancos centrales han marcado la evolución de los mercados de renta variable a nivel global en la jornada de hoy.

Compartir en:

Renta variable

En la actual coyuntura condicionada por las tensiones inflacionistas ante el repunte de la demanda y los shocks de oferta, ayer la Reserva Federal de EEUU decidió acelerar su proceso de tapering. En línea con lo proyectado por el consenso del mercado, anunció que aumentará el ritmo de reducción de sus compras mensuales de bonos a 30.000 millones de $ (frente a 15.000 millones de $ acordado en su reunión anterior). De esta forma, el proceso de retirada de estímulos finalizaría en marzo de 2022, tres meses antes de lo previsto inicialmente. Adicionalmente, el dot plot mostró que los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) proyectan hasta tres subidas de los tipos de interés oficiales el próximo año, situándose a cierre de 2020 en un rango de entre un 0,75% y un 1,00%.
Todo ello en un contexto en el que la Reserva Federal prevé que en 2022 el crecimiento del PIB de la economía estadounidense se sitúe a un 4,0% anual (frente a un 5,5% anual estimado este año) en un entorno en el que la inflación podría moderarse a un 2,7% anual.
Tras la decisión de la Fed conocida ayer después del cierre de la sesión bursátil europea, hoy ha sido el turno del BCE y del Banco de Inglaterra (BoE). El banco central de Reino Unido ha decidido aumentar su tipo de interés oficial en 0,15 pb hasta un 0,25%, representando su primera subida desde agosto de 2018 y convirtiéndose en la primera de las autoridades monetarias del G7 en realizar este movimiento al alza.
Por su parte, el BCE ha confirmado que finalizará el Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP) el próximo mes de marzo, elevando la cuantía mensual de su programa de compra de activos previo (APP) en el 2T y el 3T. Una decisión adoptada en un el actual contexto marcado no sólo por las tensiones inflacionistas, sino también por la incertidumbre generada a raíz de la nueva ola de la pandemia.
En este sentido, los indicadores adelantados del mes de diciembre han mostrado una desaceleración de la actividad de la Eurozona, especialmente en el sector servicios. Según los datos preliminares de IHS Markit, el PMI de servicios se ha situado en su menor nivel desde el mes de abril con 53,3 puntos (-2,6 puntos). Una ralentización impulsada principalmente por la menor actividad en los sectores de turismo y ocio ante el repunte de los casos de covid-19 y el endurecimiento de las restricciones de movilidad. En contraste, el crecimiento de la producción de la industria ha repuntado apoyado en la moderación de las limitaciones de oferta, si bien el indicador manufacturero ha caído ligeramente a 58,0 puntos (-0,4 puntos) ante el menor dinamismo de las nuevas órdenes de pedidos.
En el caso de EEUU, los PMIs han mostrado un leve descenso de 0,5 pp tanto en la industria como en los servicios, al mismo tiempo que el dato de producción industrial de noviembre ha confirmado que continúa su senda al alza ante la moderación de las problemas en las cadenas de suministro.
En este escenario, los principales índices bursátiles de Asia han cotizado al alza, destacando la subida del Nikkei 225 japonés de un 2,13%. A su vez, el Shanghai Composite chino ha subido un 0,75%, el Kospi surcoreano un 0,57% y el Hang Seng de Hong Kong un 0,23%.
Siguiendo la misma tendencia, las bolsas europeas han cerrado con signo positivo generalizado, registrando ganancias de entre un 1% y un 1,3%. Las revalorizaciones han estado lideradas por el IBEX 35 español (+1,27%), mientras que el FTSE 100 británico ha repuntado un 1,25%, el CAC 40 francés un 1,12% y el DAX 30 alemán un 1,03%.
En España, el IBEX 35 ha cerrado en máximos de los últimos cinco días con 8.380 puntos (+1,27%) tras confirmar el BCE el fin del PEPP en marzo. En una jornada con predominio de las subidas, los valores más alcistas han sido Solaria (+7,22%), ArcelorMittal (+5,08%) y Banco Santander (+4,14%). Únicamente siete compañías han cerrado con signo negativo, destacando Indra (-1,55%) y Meliá Hotels (-1,54%).
En contraste con la evolución alcista de la renta variable europea, los principales índices de EEUU se mantienen en rojo tras las revalorizaciones registradas ayer. La significativa toma de beneficios en los valores del sector tecnológico y de consumo cíclico lastra especialmente la cotización del Nasdaq Composite, que pierde un 1,70%. En el caso del S&P 500 el movimiento a la baja se limita a cierre de la sesión europea a un 0,22%.

Renta fija

Los inversores han reaccionado a las decisiones de política monetaria del BCE y el BoE con ventas en los mercados de deuda soberana europeos, mientras que aumenta la exposición a los bonos de Gobierno de EEUU, revirtiendo la tendencia de las dos jornadas anteriores.
Todo ello tras anunciar ayer la Reserva Federal, en línea con lo esperado por el consenso del mercado, que duplicará el ritmo del tapering a 30.000 millones de $ mensuales (frente a 15.000 millones de $ acordado en reunión anterior). En concreto, reducirá las compras de Treasuries en 20.000 millones de $ y las de valores respaldados por hipotecas (MBS, Mortgage Backed Securities) en 10.000 millones de $. Una senda que permitirá finalizar el proceso de retirada de estímulos en marzo de 2022. Así, los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto proyectan hasta tres subidas del tipo de interés oficial a lo largo del próximo año.
En el caso de Reino Unido, su banco central ha decidido aumentar el tipo de interés oficial en 0,15 pb hasta un 0,25%, realizando un movimiento no anticipado por el consenso tras la postura más moderada mostrada en la reunión del pasado mes de noviembre.
Por su parte, no se espera que el BCE adopte una decisión en este sentido el próximo año. La moderación de la actividad provocada por la nueva ola de la pandemia ha llevado a la autoridad monetaria europea a dotar de una mayor flexibilidad a su estrategia. De esta forma, ha confirmado que finalizará el Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP) de 1,85 billones de € el próximo mes de marzo. A su vez, incrementará el importe mensual de su programa APP (Asset Purchase Programme) a 40.000 millones de € al mes en el 2T y 30.000 millones de € en el 3T, volviendo al ritmo actual de 20.000 millones de € a partir de octubre de 2022.
No obstante, en un entorno de elevada incertidumbre, el BCE ha señalado que las compras netas en el marco del PEPP podrían reanudarse si fuera necesario para contrarrestar posibles nuevos shocks negativos derivados de la pandemia.
Adicionalmente, el organismo monetario ha actualizado su previsión de inflación media en 2022 a un 3,2% anual, impulsada por los aumentos de precios de la energía y los problemas en las cadenas de suministro, moderándose posteriormente por debajo del objetivo del 2% a medida que se diluyan estos factores.
Ante estas decisiones de los bancos centrales se han producido repuntes de TIRes generalizados en los vencimientos a largo plazo de los bonos soberanos europeos. Entre las principales referencias a 10 años de la Eurozona han destacado los aumentos de rentabilidad de los bonos de Italia (+5,5 pb hasta un 0,971%), Portugal (+3,7 pb a un 0,293%) y España (+3,7 pb a un 0,382%). Por su parte, se han producido movimientos de yield más moderados en Alemania y Francia, de 1,1 pb y 2,2 pb, respectivamente.
Siguiendo la misma tendencia, la TIR del bono a 10 años de Reino Unido se ha incrementado 2,2 pb hasta un 0,753%.
En contraste, en EEUU el rendimiento del Treasury a 10 años cae a cierre de la sesión europea 3,1 pb, situándose en un 1,426%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios del petróleo continúan con su senda alcista de ayer, registrando subidas superiores a un 2% impulsadas, entre otros factores, por la depreciación del dólar. Así, revierte la tendencia bajista de comienzos de semana, en un entorno marcado por la incertidumbre sobre la evolución de la oferta y la demanda a corto plazo.
Las perspectivas de demanda podrían verse lastradas por las nuevas restricciones de movilidad adoptadas a raíz de la pandemia y la desaceleración de la economía China. En este sentido, la Agencia Internacional de Energía señaló el martes la situación de superávit de oferta en el mercado a medida que se normaliza la producción de crudo de la OPEP+ y de EEUU.
Sin embargo, tanto el American Petroleum Institute (API) como la Agencia de Información de Energía mostraron el mayor descenso de los inventarios de petróleo de EEUU desde el mes de septiembre, reflejando la recuperación del consumo.
En este contexto, el petróleo Brent se revaloriza un 2,15% a 75,47 dólares por barril, y el WTI (de referencia en EEUU) un 2,77% a 72,83 dólares por barril.
Por otro lado, la depreciación del dólar también apoya la recuperación de los precios de los metales preciosos. La cotización del oro aumenta un 1,19% y se aproxima nuevamente al umbral de 1.800 dólares por onza (1.798 dólares por onza a cierre de la sesión europea). Por su parte, el precio de la plata repunta un 1,94% a 22,5 dólares por onza y el del platino un 1,57% hasta 935 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el cruce eurodólar supera nuevamente el umbral de 1,13 dólares por euro tras las decisiones de política monetaria de los principales bancos centrales. A cierre de la sesión europea, el dólar se deprecia un 0,18% frente a la divisa de la Eurozona, cotizando en 1,131 dólares por euro. A su vez, el Dollar Index cae un 0,42% a 96,1 puntos.

Macro

Balanza comercial de la Eurozona
Según la primera estimación de Eurostat, en octubre las exportaciones de bienes de la Eurozona registraron un repunte de un 7,3% respecto al mismo periodo de 2020 (214.000 millones de €), al mismo tiempo que las importaciones de bienes crecieron un 24,1% interanual. De esta forma, la zona monetaria europea alcanzó un superávit de 3.600 millones de €, significativamente inferior al de 29.800 millones de € en octubre del año anterior.
Entre enero y octubre las exportaciones de mercancías aumentaron un 13,9% respecto a los 10 primeros meses de 2020, y las importaciones de bienes un 18,4% interanual. Así, el superávit comercial ascendió a 135.300 millones de €, inferior al de 180.900 millones de € del mismo periodo de 2020.

Indicadores adelantados: PMIs preliminares Europa y EEUU

* En la Eurozona, la primera lectura del índice PMI compuesto de IHS Markit de diciembre, que comprende en torno al 85% de la muestra total utilizada para su registro final, muestra una significativa ralentización de la actividad. Su evolución en el último mes se ha visto lastrada por la nueva ola de la pandemia, que ha afectado principalmente al sector servicios. Así, el indicador de servicios cae 2,6 puntos hasta 53,3 puntos, su mínimo desde abril. Esta desaceleración del crecimiento refleja el intenso descenso de la actividad en los subsectores de turismo y ocio, en línea con la evolución observada a principios de año ante el repunte de los casos de covid-19 y el endurecimiento de las restricciones de movilidad.
Por su parte, el PMI del sector manufacturero retrocede ligeramente a 58,0 puntos (-0,4 puntos), si bien se mantiene en niveles elevados apoyado en el repunte del índice de producción a un máximo de los últimos tres meses, en un entorno de moderación de los problemas de suministro en las cadenas de valor globales.

· En Alemania, el PMI compuesto de IHS Markit desciende significativamente hasta el umbral que marca el terreno de expansión/contracción, 50,0 puntos (vs. 52,2 puntos en octubre), su menor nivel desde junio de 2020. Una evolución a la baja impulsada por el sector servicios, que registra la caída mensual más acusada desde el comienzo de la pandemia, cayendo 4,3 puntos a 48,4 puntos. Así, se sitúa en fase de contracción por primera vez desde principios de año. En contraste, el indicador del sector manufacturero aumenta ligeramente hasta 57,9 puntos (vs. 57,4 puntos el mes anterior), observándose una mejora de 1,8 puntos del subíndice de producción (53,2 puntos).
· En Francia, en diciembre el PMI compuesto retrocede 0,5 puntos hasta 55,6 puntos tras alcanzar el mes anterior su mayor ritmo de expansión de la actividad desde julio. Este descenso refleja principalmente la caída del indicador manufacturero a 54,9 puntos (vs. 55,9 puntos en noviembre) ante la negativa evolución del subíndice de producción, que se sitúa nuevamente en terreno de contracción (49,2 puntos). A su vez, la actividad del sector servicios se modera ligeramente desde el máximo de los últimos 4 años registrado en noviembre, situándose el indicador adelantado en 57,1 puntos (-0,3 puntos).

* En Reino Unido, el indicador adelantado compuesto cae 2,0 puntos respecto al mes anterior hasta 53,4 puntos, su menor lectura en 10 meses. Por sectores, el descenso más acusado se concentra en servicios, retrocediendo su PMI 5,3 puntos hasta 53,2 puntos. En el caso del sector manufacturero se observa una caída más moderada 0,5 puntos a 57,6 puntos, apoyado en el repunte de 0,6 puntos del subíndice de producción (53,3 puntos).

* En EEUU el índice PMI compuesto preliminar de IHS Markit continúa con su tendencia a la baja del mes anterior y retrocede ligeramente a 56,9 puntos en diciembre (-0,3 puntos). Tanto el sector manufacturero como el de servicios muestran descensos de 0,5 pp respecto a noviembre, cayendo a 57,8 puntos (vs. 58,3 puntos anterior) y 57,5 puntos (vs. 58,0 puntos). Todo ello en un contexto marcado por las limitaciones de capacidad de producción ante la escasez de materiales y mano de obra.

Producción industrial en EEUU

En noviembre, la producción industrial de EEUU creció un ligero 0,5% mensual, moderando su avance del mes anterior de un 1,7%, en un contexto marcado por las interrupciones en las cadenas de suministro y los mayores costes de producción. Por sectores, la producción minera repuntó un 0,7% respecto a octubre, al igual que la minería. En contraste, en el sector de utilities se redujo la actividad un 0,8% mensual.
Así, el índice de producción industrial se situó en su mayor nivel desde septiembre de 2019, superando en un 5,3% su registro de noviembre de 2020.
Peticiones de prestaciones de desempleo en EEUU
La pasada semana, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU aumentaron nuevamente por encima de 200.000 tras registrar el mes anterior un nuevo mínimo histórico. No obstante, se mantienen por debajo de los niveles pre-pandemia (220.000 a finales de febrero de 2020).
En concreto, entre el 4 y el 11 de diciembre se contabilizaron 206.000 nuevas solicitudes de prestaciones de desempleo, 18.000 más que la semana anterior (revisado a 188.000). Una evolución que se ha situado en línea con las previsiones del consenso del mercado.
Permisos de construcción y obras nuevas en EEUU
En noviembre, los permisos de construcción en EEUU aumentaron un 3,6% frente al mes anterior, en línea con su evolución de octubre, reflejando la moderación de los problemas de escasez de materiales y de mano de obra. En términos interanuales se incrementaron un 0,9%.
Por su parte, las viviendas iniciadas mostraron un notable crecimiento de un 11,8% mensual en noviembre, situándose un 8,3% por encima de su nivel del mismo periodo de 2020 en un entorno de reducido stock de viviendas y la creciente demanda.

Empresarial

International Airlines Group, IAG (Hoy: +0,61%; YTD: -16,55%)
International Airlines Group (IAG) y Globalia han anunciado hoy que han rescindido el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 y modificado el 20 de enero de 2021, según el cual la filial de IAG, Iberia, había acordado adquirir la totalidad del capital social de Air Europa.
Asimismo, IAG ha cerrado un acuerdo de intenciones con Globalia para evaluar antes de finales de enero de 2022 otras estructuras que puedan resultar interesantes para ambas compañías, ofreciendo beneficios similares para sus accionistas, clientes y empleados.
De esta forma, además del break-fee acordado previamente de 40 millones de €, IAG pagará a Globalia 35 millones de €. Ambas partes han acordado que estas cuantías se aplicarán para reducir cualquier precio de compra futuro si se llegara a un nuevo acuerdo, así como para evitar cualquier litigio relacionado con la adquisición.
Respecto a esta operación, Luis Gallego, presidente de IAG, ha señalado su decepción por rescindir el acuerdo actual para adquirir Air Europa, pero se justifica debido a las condiciones de mercado, la profunda crisis derivada del covid-19 y por mantener un enfoque disciplinado en la asignación de capital.

Delta Air Lines (Hoy: -0,82%; YTD: -9,69%, a cierre de la sesión europea)
La aerolínea estadounidense ha anunciado sus objetivos sobre su evolución en los próximos 3 años, presentando sus prioridades estratégicas para liderar la industria.
En el marco de su jornada de mercados de capitales, la dirección de la compañía ha comunicado cómo desea expandir su plataforma para crear valor a largo plazo, especialmente a través a ventajas competitivas, preferencia de marca y foco en la rentabilidad.
La empresa se ha marcado el objetivo de comenzar a ser rentable en 2022 y mejorar sus beneficios pre-pandemia en 2024, poniendo el foco en la eficiencia y generación de caja para alcanzar una calificación crediticia de investment grade (grado de inversión).
De esta forma, quiere lograr en 2024 que la generación de caja operativa supere los 9.000 millones de $, la ratio de deuda ajusta entre EBITDAR (EBITDA antes de alquileres, rents) se sitúe entre 2,0x y 3,0x, y la liquidez alcance entre 5.000 y 6.000 millones de $.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda