Jornada de menos a más en las bolsas europeas

07 de marzo de 2022

Los principales índices globales continúan registrando caídas ante un escenario geopolítico volátil y que cada vez parece más claro que será largo. Es importante subrayar en este contexto que las revisiones de beneficios a nivel global han pasado a terreno negativo por primera vez desde septiembre de 2020. El miedo a una guerra larga que implicaría estanflación ha impulsado el sentimiento de venta en los mercados de renta variable.

Compartir en:

Renta Variable

A su vez, la bolsa también está recogiendo negativamente la escalada de las materias primas. La tendencia tan alcista de los precios de la energía, sumado a las constantes interrupciones de las cadenas de suministro que también impulsan la inflación, están reduciendo los números en las previsiones de actividad económica mundial. El hecho de que Rusia sea uno de los mayores exportadores de materias primas del mundo, buena parte de ellas a Europa, implica un deterioro de las expectativas de crecimiento global, y en particular de las economías europeas. Adicionalmente, la Administración Biden está considerando prohibir la importación de productos petroleros y energéticos rusos como nueva sanción por la invasión. En este contexto, la Reserva Federal y otros bancos centrales clave ahora enfrentan la difícil tarea de endurecer la política monetaria para contener las subidas de precios y el deterioro de la renta disponible sin alterar la expansión económica o agitar los activos de riesgo.
En Rusia, Vladimir Putin ha firmado un decreto que permite que el gobierno y las empresas paguen a los acreedores extranjeros en rublos, con el fin de evitar los incumplimientos mientras se mantengan los controles de capital. A nivel empresarial, hay que tener en cuenta que una gran cantidad de empresas han anunciado que han detenido su actividad en Rusia, lo que reducirá sus ventas y afectará a la economía en general. En China, hoy el ministro de Exteriores ha asegurado que su país está dispuesto a asumir un papel en la crisis Ucrania y actuar como mediador para poner fin a la guerra. También ha anunciado que la potencia asiática enviará ayuda humanitaria a Ucrania, pero ha reiterado que los lazos entre Pekín y Moscú no cambiarán, sin importar los desafíos que enfrente la comunidad internacional, y que seguirán manteniendo una estabilidad estratégica.
De esta manera, la volatilidad de la renta variable ha aumentado al reevaluarse las expectativas. La gran mayoría de los índices europeos han mostrado hoy ligeros descensos. Así, el Eurostoxx ha caído un -1,23%, con las mayores pérdidas en las financieras y las mayores ganancias en las energéticas. Cabe destacar la pérdida del DAX alemán de 1,98%.
En Asia, los principales índices bursátiles han cerrado con fuertes pérdidas, que más adelante la bolsa europea ha notado en su apertura. En orden de caída, el Hang Seng hongkonés ha retrocedido un 3,9%, el Nikkei 225 un 2,9%, el Sensex indio un 2,7%, el Kospi surcoreano un 2,3% y el Shanghai Composite un 2,2%. Por su parte, el ASX 200 australiano ha sido el único índice que ha aguantado en positivo con un 1,0%.
En EEUU, al igual que en Europa, la bolsa ha empezado con caídas generalizadas, y al cierre de la sesión europea, el S&P 500 ha marcado un -1,68% y el Nasdaq un -1,54%.
En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de la cota de 8.000 puntos tras caer un 0,99%. Entre sus componentes, han destacado las revalorizaciones de Solaria (+10,43%), Siemens Gamesa (+8,12%) y Grifols (+6,53%). En contraste, en terreno negativo, las mayores caídas se han situado en Sabadell (-6,80%), BBVA (-6,47%) e IAG (-6,07%).

Renta fija

La intensificación del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha cambiado la orientación de la política monetaria de los bancos centrales y las expectativas del mercado. El fuerte repunte de los precios energéticos plantea un dilema dado que la mayor inflación les hace ser más hawkish, pero las perspectivas de un menor crecimiento llevan a una política más dovish. Sin embargo, el actual conflicto está teniendo un impacto menor en EEUU que en Europa.
Ambos bancos centrales han decidido moderar la normalización de su política monetaria y reducir el ritmo del tapering. De esta manera, la FED subirá 25 pb en su reunión de marzo, frente a los 50 pb esperados a inicios de año. Por su parte, el BCE no subirá tipos ni reducirá el ritmo de compra salvo una mejora significativa de la situación geopolítica en un periodo de tiempo muy corto, algo que por el momento parece estar lejos de suceder.
En este escenario el apetito por el riesgo ha disminuido de forma significativa, govies subiendo y los diferenciales de crédito ampliándose. Las curvas de tipos en general continúan su tendencia de aplanamiento ante una visibilidad muy baja.
En este contexto, las dos principales referencias de bonos soberanos de la Eurozona han tenido caídas de rentabilidad. Así, la TIR del Bund alemán (la referencia a 10 años) ha aumentado 6 pb hasta un -0,02%. Por su parte, el rendimiento del bono francés ha tenido un aumento de 4 pb hasta un 0,47%.
En general el repunte de las TIRes de los bonos periféricos ha sido similar. Entre las economías del sur de Europa, la yield del bono español a 10 años ha subido 4 pb hasta un 1,00% tras los datos de inflación, mientras la del bono italiano ha repuntado 6 pb hasta 1,60%.
Fuera de la Eurozona, la yield del bono a 10 años de EEUU subía 4 pb hasta un 1,77%. El Gilt a 10 años del Reino Unido, por su parte, ha repuntado 10 pb hasta 1,31%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios de las materias primas iniciaron la sesión de hoy con fuertes subidas, impulsadas por los rumores de que los gobiernos occidentales podrían imponer nuevas sanciones a Rusia que afectasen a las exportaciones de energía. El Brent llegó a alcanzar un precio de 130 $ por barril, subiendo más de un 10%, aunque fue moderando su avance a lo largo de la sesión. El resto de las materias primas siguieron un patrón similar, con fuertes avances iniciales que se moderaron a lo largo de la jornada.
La fuerte subida de hoy de las materias primas se ha producido tras conocerse que el Congreso de EEUU está analizando la posibilidad de aprobar la prohibición de importar petróleo y otros productos energéticos de Rusia. Los precios de la energía subieron drásticamente en Europa con el gas avanzando más de un 70% hasta un máximo histórico de 345 EUR/MGWh, cuatro veces su nivel de comienzos de año y casi 20 veces su promedio en la última década. Como referencia, este precio del gas equivale a unos 600 $ por barril equivalente de petróleo. Como consecuencia de la subida del gas, el precio de la electricidad ha alcanzado hoy máximos históricos en Europa. En el caso de España el precio fijado para mañana en el mercado mayorista ha sido de 545 MWh.
Los líderes de la UE celebrarán el próximo jueves una cumbre informal en la que plantearán que la invasión de Ucrania requiere un replanteamiento de cómo asegurar la seguridad de los suministros de energía a Europa. En todo caso, los gobiernos europeos no han llegado al punto de plantearse cortar los suministros de Rusia y el Canciller alemán Olaf Sholz ha descartado hoy que pueda llevarse a cabo a corto plazo.
Las declaraciones del canciller alemán han contribuido a la moderación de los avances del petróleo y otras materias primas. Así, el Brent ha cerrado la sesión europea con un avance de un 4,18% hasta 123,1 dólares por barril. La cotización del WTI (de referencia en EEUU), por su parte, subía 2,47% hasta 118,5 dólares por barril.
Por su parte, los precios de los principales metales preciosos registran ligeros avances. Así, el oro sube hasta 1.979 dólares por onza (+0,5%). Por su parte la plata cae hasta 25,66 dólares por onza (-0,5%) y el platino sube un 0,1% hasta 1.129 dólares por onza.
En el caso de los metales básicos, el níquel lidera la escalada de precios al agravarse los problemas de suministro de Rusia. A su vez, los precios del trigo siguen al alza por la guerra entre los dos principales exportadores, Rusia y Ucrania.
En el mercado de divisas la cotización del cruce eurodólar ha retrocedido un 0,7% hasta 1,08. Por último, el Dollar Index se aprecia un 0,5% hasta 99,205 puntos.

Macro

Pedidos de fábrica en Alemania
En enero, según Destatis, en Alemania las nuevas órdenes de pedido aumentaron un 1,8% respecto al mes anterior. Una evolución explicada fundamentalmente por el repunte de la demanda externa de un 9,4% mensual, creciendo un 17,0% la procedente del resto del mundo, mientras que los pedidos de la Eurozona cayeron en un 2,6%. Por su parte, la demanda nacional disminuyó un 8,3% mensual.
En términos interanuales, el crecimiento de los pedidos de fábrica se incrementó a un 7,3% (vs. 5,9% interanual en diciembre), situándose un 11,9% por encima de los registrados en febrero de 2020, mes previo al comienzo de la pandemia.
Ventas minoristas en Alemania
En enero, según Destatis, las ventas minoristas reales (ajustadas a inflación) en Alemania crecieron un 2,0% respecto al mes anterior, tras disminuir en diciembre un 5,5%.
En contraste, la facturación del comercio minorista creció un 10,3% interanual, incrementando en 9,8 pp su tasa de diciembre (0,8%).
Índice Sentix de confianza del inversor
En marzo, el índice Sentix de confianza del inversor de la Eurozona modifica su tendencia al situarse nuevamente en negativo con -7,0 puntos (vs. 16,6 puntos en febrero), su menor lectura desde noviembre de 2020, en un entorno marcado por la situación en Ucrania. La encuesta refleja un empeoramiento de ambos subíndices, especialmente en el de expectativas a -20,8 puntos (vs. 14,0 puntos en febrero), su menor nivel desde agosto de 2012. A su vez, la valoración sobre la situación actual desciende a 7,8 puntos (vs. 19,3 el mes anterior).
Fuera de la zona monetaria europea, todos los índices han decrecido, retrocediendo el indicador Sentix en EEUU por cuarto mes consecutivo 10,2 puntos a 11,9 puntos (vs. 22,1 puntos en febrero) ante la caída de ambos subíndices. En concreto, el de expectativas decreció 14,5 puntos a -4,5 puntos y del de la situación actual 5,2 puntos hasta 29,8 puntos.
Por otro lado, el valor del índice de confianza del inversor de Asia excluyendo Japón registró una caída de 12,9 puntos a 8,5 puntos, tras situarse ligeramente en negativo el mes anterior (-0,3 puntos), lastrado por la significativa disminución de 20,0 puntos de las expectativas a 0,3 puntos (vs. 20,3 el mes anterior).

Empresarial

Mapfre (Hoy: -1,09%; YTD: -9,17%)
La aseguradora española Mapfre ha llegado a un acuerdo para la venta de sus participaciones totales de ABDA (62,33%) y ABDA Assistance (51,0%) a Aseana Insurance, propiedad de Warburg Pincus, saliendo de esta manera del mercado indonesio.
En concreto, el precio asciende a 56,6 millones de euros y generará un resultado neto de impuestos de 600.000 euros.
Mapfre adquirió su participación en ABDA en 2013 y 2017 por un importe total de aproximadamente 152 millones de euros. A su vez, ABDA Assistance fue consituida por Mapfre en 2015 y la compañía cuenta con unos fondos propios equivalentes a 775.000 euros.
Esta transacción está sujeta a la aprobación por las autoridades correspondientes.

Airtificial Intelligence Structures (Hoy: -0,13%; YTD: -7,20%)
La compañía tecnológica en procesos industriales Airtificial ha firmado un acuerdo con Stark Future, compañía de motos eléctricas, consistente en la producción de piezas de fibra de carbono para el modelo de moto Stark VARG durante los próximos dos años por valor de 6 millones de euros.
Este contrato permitirá la reactivación de su fábrica de El Burgo de Osma, Soria, recuperando así su actividad tras la crisis en el sector aeronáutico provocada por la pandemia. Se tratará de una reactivación ajustada a la carga de trabajo que genere este contrato, que tiene como objetivo la entrega de 4.000 unidades en este año y de 62.000 en el año que viene.
De esta manera, la compañía continúa con el giro estratégico de los últimos meses, y entra en el negocio de la movilidad con previsiones de crecimiento en los próximos años.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda