La Fed sube los tipos un 0,75 % por primera vez desde 1994

16 de junio de 2022

La Reserva Federal cumplió ayer en su reunión de política monetaria de junio con las altas expectativas del mercado, llevando brevemente al dólar estadounidense a su posición más fuerte en casi veinte años frente a sus principales pares.

Compartir en:

Las expectativas del mercado para la reunión del FOMC de este miércoles se dispararon tras el informe de inflación de EE.UU. del viernes y las filtraciones de los medios de comunicación a principios de semana que afirmaban que la Fed estaba preparando acciones más duras para luchar contra el aumento de los precios. Tal y como habían previsto los inversores, el tipo de interés de los fondos federales se incrementó ayer en 75 puntos básicos hasta situarse entre el 1,50 y el 1,75%, lo que supone la mayor subida de tipos de interés desde 1994. La decisión de subir los tipos fue unánime, aunque un miembro del Comité votó a favor de una subida menor de 50 puntos básicos. En su comunicado, el banco citó el sólido aumento del empleo, el repunte general de la actividad y la elevada inflación, que refleja "los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia, el aumento de los precios de la energía y las presiones más generales sobre los precios".

Antes de la reunión los mercados de futuros practicamente daban por hecho una subida de 75 puntos básicos, pero los inversores estaban igualmente interesados en los mensajes de la Fed sobre los futuros movimientos de la política monetaria, que, en nuestra opinión, fueron bastante hawkish. Durante su rueda de prensa, el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicó que es posible otro movimiento de 75 puntos básicos en la próxima reunión del FOMC en julio. Sin embargo, templó un poco las expectativas al decir que no esperaba que movimientos tan grandes fueran comunes. El "diagrama de puntos" de la Fed, que muestra dónde espera cada miembro del Comité que se sitúen los tipos al final de cada año, también se revisó más al alza de lo que habíamos previsto. El punto medio para final de este año se incrementó hasta el 3,4%, es decir, una horquilla entre el 3,25 y el 3,5% (frente al 1,75-2% de marzo). Esto implica que los miembros de la Fed esperan 175 puntos básicos adicionales de subidas en las cuatro reuniones restantes de 2022. Esto equivaldría a una subida de 75, una de 50 y dos de 25, o tres de 50 y una de 25, suponiendo que suban los tipos en todas las reuniones.

 

 

Las expectativas del mercado para la reunión del FOMC de este miércoles se dispararon tras el informe de inflación de EE.UU. del viernes y las filtraciones de los medios de comunicación a principios de semana que afirmaban que la Fed estaba preparando acciones más duras para luchar contra el aumento de los precios. Tal y como habían previsto los inversores, el tipo de interés de los fondos federales se incrementó ayer en 75 puntos básicos hasta situarse entre el 1,50 y el 1,75%, lo que supone la mayor subida de tipos de interés desde 1994. La decisión de subir los tipos fue unánime, aunque un miembro del Comité votó a favor de una subida menor de 50 puntos básicos. En su comunicado, el banco citó el sólido aumento del empleo, el repunte general de la actividad y la elevada inflación, que refleja "los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia, el aumento de los precios de la energía y las presiones más generales sobre los precios".

Antes de la reunión los mercados de futuros practicamente daban por hecho una subida de 75 puntos básicos, pero los inversores estaban igualmente interesados en los mensajes de la Fed sobre los futuros movimientos de la política monetaria, que, en nuestra opinión, fueron bastante hawkish. Durante su rueda de prensa, el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicó que es posible otro movimiento de 75 puntos básicos en la próxima reunión del FOMC en julio.

El punto medio para final de este año se incrementó hasta el 3,4%, es decir, una horquilla entre el 3,25 y el 3,5% (frente al 1,75-2% de marzo). Esto implica que los miembros de la Fed esperan 175 puntos básicos adicionales de subidas en las cuatro reuniones restantes de 2022. Esto equivaldría a una subida de 75, una de 50 y dos de 25, o tres de 50 y una de 25, suponiendo que suban los tipos en todas las reuniones.

De cara al futuro, los responsables de la política monetaria consideran que el tipo de interés de los fondos federales terminará en el 3,8% en 2023 (desde el 2,8%) y en el 3,4% en 2024 (también desde el 2,8%). Esto hace que las expectativas de la Fed esten muy alineadas con lo que valora el mercado. Como se esperaba, la previsión de inflación del PCE para finales de año se revisó al alza (al 5,2% desde el 4,3%), y la proyección de crecimiento se redujo al 1,7% (desde el 2,8%). Powell reconoció que se tardará "algún tiempo" en volver a bajar la inflación, aunque el banco estaba "decidido y resuelto" a lograr sus objetivos. Al subir los tipos de interés en 75 puntos básicos esta semana, la Fed se ha retractado de su declaración anterior de que no estaba considerando una subida tan grande. Dicho esto, el informe de inflación de mayo de EE.UU. ha forzado claramente al FOMC, y tal vez se consideró necesaria una declaración audaz para que la Fed convenciera a los mercados de su seriedad a la hora de frenar el aumento de los precios en EE.UU.

A pesar de las expectativas actuales del mercado, que ven otro movimiento de 75 puntos básicos como lo más probable en julio, creemos que el escenario base es una subida de 50 puntos básicos el próximo mes, con la posibilidad de que se produzca un movimiento de 75 puntos básicos si la Fed no ve un aplanamiento de la inflación. El decepcionante dato de las ventas minoristas del miércoles (-0,3% intermensual frente al +0,2% esperado), y el deterioro de los últimos datos sobre la vivienda (especialmente las ventas de viviendas nuevas) disminuyen la presión para un movimiento mayor. Esto permitiría tres, o tal vez incluso cuatro, subidas adicionales de 50 puntos básicos hasta finales de año para elevar el tipo de los fondos federales más o menos en línea con las proyecciones actuales del banco. Curiosamente, la reacción de los mercados fue relativamente moderada. Mientras que el EUR/USD cayó brevemente a nuevos mínimos, el par se recuperó durante la rueda de prensa de Powell, terminando en torno al nivel de 1,045. Esto refleja las ya muy agresivas expectativas del mercado antes de la reunión.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda