Las bolsas consolidan el rebote del viernes

16 de mayo de 2022

La semana se ha iniciado con una sesión con comportamiento mixto de los principales índices bursátiles, que han registrado variaciones inferiores al 1% en la mayoría de los casos. El fuerte rebote experimentado el viernes pasado puso fin a varios días de caídas significativas y podría suponer el inicio de un rebote del mercado, pero el contexto de incertidumbres y riesgos a la baja se mantiene intacto.

Compartir en:

Renta variable

El rebote parece propiciado de momento por factores técnicos, con algunas medidas del posicionamiento bajista de los inversores en niveles extremos.
Tras las fuertes caídas de la semana pasada, las principales criptodivisas mantienen la elevada volatilidad, con el bitcoin y el ethereum cayendo hoy en torno a un 5%. El comportamiento sectorial del S&P 500, por su parte, vuelve a reflejar un sesgo defensivo, con las mayores caídas en los sectores de crecimiento: tecnología y consumo discrecional.
En Europa los índices han registrado mayoría de caídas después de que la semana pasada lograran cerrar la semana en positivo. Los malos datos económicos de China han tenido un impacto negativo hoy, compensado parcialmente por los sólidos beneficios empresariales y unas valoraciones atractivas tras la corrección superior al 10% desde comienzos de año.
En Asia la sesión ha sido mayoritariamente alcista siguiendo el impulso de Wall Street el viernes. La excepción ha sido la bolsa china, que ha registrado un descenso moderado tras conocerse diversos indicadores económicos que reflejan una gran debilidad de su economía en abril. Así, la producción industrial, ventas minoristas o ventas de inmuebles han registrado caídas importantes como consecuencia de las medidas de confinamiento, así como de la contracción que registra el sector inmobiliario dese el verano pasado. El anuncio de que Shanghai va a empezar a reducir gradualmente las medidas de confinamiento ha podido compensar los malos datos económicos, limitando la caída de la bolsa.
En Europa, el Eurostoxx ha corregido un 0,49%, destacando el mejor comportamiento del FTSE 100 con un avance de un 0,63%. En España, el IBEX 35 ha cerrado en 8.349 sin apenas variaciones. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Arcelor Mittal (+2,63%), Naturgy (+2,43%) y Red Eléctrica (+2,40%). En contraste, los mayores retrocesos se han registrado Cellnex (-2,09%), Almirall (-1,25%) y Banco Santander (-1,04%).
En EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra una caída de 0,72% y el índice tecnológico Nasdaq un retroceso del 0,68%.

Renta fija

Los mercados de bonos soberanos de la Eurozona han registrado hoy escasas variaciones con ligero predominio de las caídas de rentabilidad, continuando así con la tendencia de la semana pasada. Los descensos de en torno a 20 pb en las referencias a 10 años en Europa y EEUU se produjeron en un contexto de fuerte volatilidad de las bolsas ante el creciente temor a una desaceleración de la economía. En este contexto, los mercados contemplan la posibilidad de una cierta estabilización de las TIRes tras las fuertes subidas acumuladas desde comienzos de año.
En la Eurozona se ha consolidado la idea de que el BCE hará una primera subida de tipos de 25 pb en julio, una vez finalizado el programa de compras de bonos. Se esperan otras dos subidas antes de fin de año y al menos una más en el primer semestre de 2023, lo que haría un total de 100 pb en los próximos 12 meses.
En sus proyecciones económicas de primavera publicadas hoy, la Comisión ha elevado de forma significativa las previsiones e inflación, pero a la vez ha reducido las de crecimiento. En este contexto, los mercados parecen descontar un proceso de subidas de tipos rápido en la Eurozona, pero que tendería a estabilizarse en 2023 por los riesgos sobre la economía que se derivan del escenario actual.
En EEUU, al cierre de la sesión europea, la TIR del bono a 10 años cedía ligeramente continuando con los descensos de la semana anterior. Tras alcanzar un máximo de un 3,18% la semana pasada, ha retrocedido al entorno del 2,86% por el contexto de preocupación por el crecimiento. El nivel alcanzado coincide con el máximo del anterior ciclo de subidas de tipos de la Fed en noviembre de 2018, y ha empezado a atraer el interés de los inversores que están sufriendo el impacto de la corrección de la bolsa en las últimas semanas.
En este contexto, los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con ligeros descensos de rentabilidad. El bono de referencia en Europa, el Bund (bono a 10 años de Alemania), ha experimentado una caída en su rendimiento de 1 pb, hasta un 0,93%, similar a la del resto de bonos de la región.
Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU retrocedía 6 pb hasta un 2,86%, alejándose de los máximos del 3,18% que registró la semana pasada.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los mercados de materias primas han iniciado la semana con un tono generalmente alcista, especialmente en los productos agrícolas. La decisión del gobierno indio de prohibir las exportaciones de trigo para asegurar el suministro interno está provocando hoy una subida de su precio de un 5% que se ha trasladado a otros productos como el café, maíz y algodón, todos ellos con avances superiores al 2%. A los problemas creados por la guerra de Ucrania, uno de los mayores exportadores de granos del mundo, se unen ahora expectativas de malas cosechas en diversos países por causas meteorológicas, como es el caso de India, Francia o España entre otros
El petróleo inició la sesión con descensos de los precios tras los malos datos de la economia china que podrían debilitar la demanda de crudo, pero ha acabado la jornada con avances de en torno a un 1%. En este sentido, la UE sigue tratando de sacar adelante su propuesta de embargo del petróleo a Rusia, aunque de momento se halle en suspenso por la oposición de Hungría. Mientras tanto, EEUU registra unos precios récord de la gasolina que han superado los 4 dólares por galón por primera vez en su historia.
Los precios de los metales industriales, por su parte, registran hoy mayoría de avances, destacando la subida del mineral de hierro superior a un 2%. Estas subidas, sin embargo, se enmarcan en la adversa evolución de las últimas semanas por la debilidad de la economia china. Así, el cobre ha caído seis semanas consecutivas y retrocede un 16% desde sus máximos de febrero, mientras el hierro ha retrocedido un 20%.
En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 113 dólares, con una subida de un 1,1%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) sube un 1,61% hasta 112 dólares por barril.
A su vez, los principales metales preciosos muestran subidas en la sesión, situándose el precio del oro en 1.814 dólares por onza con un avance de un 0,09% y la plata sube hasta 21,46 dólares, con un descenso de 1,62%. Por su parte, el platino cae un 0,69% y se sitúa en 924 dólares por onza.
En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar se mantiene hoy al cierre de sesión europea con escasas variaciones en torno a 1,0419, tras alcanzar la semana pasada mínimos de cinco años en 1,039. Por último, el Dollar Index cotiza en 104,4 cediendo un 0,15%.

Macro

Previsiones económicas de primavera de la Comisión Europea
La Comisión Europea ha publicado sus previsiones económicas de primavera con una rebaja generalizada del crecimiento estimado para 2022 y 2023 y un alza significativa de las previsiones de inflación. Pese a ello, la Comisión no prevé una recesión y estima que el crecimiento se mantendrá positivo en el horizonte de predicción.
El PIB real en la Eurozona se estima ahora que será de un 2,7% en 2022 y un 2,3% en 2023, frente a las estimaciones previas de un 4,0% y 2,7% respectivamente. El mayor impacto a las economías procede de los precios de la energía y las materias primas en general. La incertidumbre sobre las cadenas de suministro ha presionado los precios al alza y elevado su volatilidad. Esto ha afectado a los precios de la alimentación y otros bienes y servicios básicos, reduciendo el poder de compra de los hogares.
Por otra parte, la Comisión espera ahora que la tasa de inflación en la Eurozona sea de un 6,1% en 2022 y 2,7% en 2023, frente a las previsiones anteriores de un 3,5% y 1,7% respectivamente. La inflación subyacente se estima se mantendrá por encima del 3,0% en 2022 y 2023.
En su escenario adverso, asumiendo que se produce una interrupción total del suministro de gas de Rusia, la economía de la Eurozona apenas crecería un 0,1% en 2022, y la inflación subiría al 9% según las estimaciones de la Comisión.

Empresarial

McDonald's (Hoy: -0,79%; YTD: -9,31%)
Continúa el flujo de salida de compañía occidentales de Rusia tras la situación creada por la invasión de Ucrania. La compañía estadunidense cerró temporalmente hace dos meses sus 850 restaurantes en Rusia y ahora ha anunciado la decisión de cerrar definitivamente sus operaciones en el país. Para ello se plantea vender los restaurantes a un inversor local, que dejarían de llevar la enseña de la cadena. El cierre definitivo implicaría provisionar una pérdida de unos 1.300 millones de dólares en sus resultados de este ejercicio.
McDonald's fue una de las primeras grandes marcas occidentales que se instaló en Rusia tras la caída del muro de Berlín. Abrió su primer restaurante en 1990 poco antes de la implosión de la Unión Soviética. Sin embargo, la compañía considera que la crisis humanitaria en Ucrania y la incertidumbre operativa resultante hacen insostenible seguir operando en el país.
Rusia era el 7º mayor mercado para la compañía por número de restaurantes tras EEUU, Australia, Reino Unido, Alemania, Canadá y Francia, y la mayoría de los restaurantes son propiedad directa de la compañía lo que hace más compleja la desinversión.
Actualmente McDonald's tiene un valor de mercado superior a los 180.000 millones de dólares y está cotizando en niveles similares a los que tenía al inicio de la invasión de Ucrania. Por su modelo de negocio, es un valor de perfil defensivo con capacidad de mantener un crecimiento estable de sus ingresos de en torno a un 4% anual.
Sus ratios de valoración son similares a los de otras grandes compañías de consumo básico con un PER 2022e de 25x y una rentabilidad por dividendo de un 2,3%

Compartir en:

Crónica económica te recomienda